Hacia un voluntariado… ¿transformador? – ExpokNews

El marketing, ¿realmente impulsa los programas de voluntariado? Te decimos.

Para: Luis Alberto González y Georgina Maldonado, Fruto de su alianza matrimonial hoy cosechan título de Médico de LAGM. Felicitaciones a los tres.

Por: Emilio Guerra Díaz

Se está haciendo muy popular como estrategia de marketing, titular programas o actividades de servicio comunitario con el mote “hacia un voluntariado transformador” para resaltar o diferenciar una convocatoria, un grupo, un curso, taller o conferencia. Se apoya en el concepto “transformador” como si solo hubiese una ruta única para mostrar que la propuesta de voluntariado que protagoniza el promotor es profundamente distinta a las demás.

Si se reflexiona en torno a las experiencias de personas voluntarias se atestigua que en realidad TODO voluntariado es transformador, sea llevado a cabo de manera directa (cara a cara), a través de un grupo o de una organización con un programa formal de voluntariado estructurado.

Sin embargo, lo que sobresale en la transformación son sus alcances, ya que no tiene el mismo efecto para una comunidad el voluntariado llevado a cabo por una sola persona que busca colaborar y beneficiar a otros que el llevado a cabo por un grupo o el que se hace a través de una organización con un programa estructurado. ¿Por qué?

En esencia, la transformación de una persona que se inicia como voluntaria se erige en lo que ha experimentado al ser generosa ya que al entrar en contacto con una necesidad o problemática beneficiando a otra, florece la sensación de que contribución (de tiempo, principalmente y de sus habilidades y competencias) ha sido pertinente, ha comprendido el beneficio de ayudar de lo que deviene sentirse útil y posteriormente crece su satisfacción personal y a la larga… su compromiso con causas sociales.

La satisfacción personal podrá estimular la continuidad en el servicio voluntario y el propio compromiso puede fluir por las dos grandes motivaciones que señalan los expertos, ya sea por autoayuda o hetero-ayuda. Es decir, las personas continúan siendo voluntarias porque, en el primer caso, han descubierto o se identifican con que colaborar les beneficia en primera instancia a ellas y le hace ser una mejor persona. En el segundo caso, las personas voluntarias en ciernes continuarán ayudando por la satisfacción que les da el hecho de ayudar a otros, de ver sus transformaciones positivas, saber que en algo han contribuido a cambiar sus circunstancias. Como dice Susana Barnetche, el voluntariado se vuelve positivamente “adictivo”.

Volviendo a los alcances y la profundidad de la transformación, en la primera dimensión, la del voluntariado cara a cara, quien se transforma en primer lugar es la persona que ayuda y aunque puede provocar que los beneficiarios se activen ayudándose entre sí, también puede provocar que aquellos permanezcan pasivos y deseos de recibir más favores.

En la segunda dimensión, la del voluntariado llevado a cabo a través de un colectivo o grupo, los alcances de la transformación son mayores y se diversifican. Los vínculos y los encuentros entre voluntarios y comunidad beneficiada provocan apreciar el valor del trabajo en equipo, el florecimiento de habilidades que no se habían desarrollado tanto en voluntarios como en los integrantes de la comunidad, vislumbrar nuevas acciones y activación de los beneficiarios que se perciben ya como corresponsables de mejorar sus condiciones de vida.

En la tercera dimensión, la realización del servicio comunitario a través de voluntariados estructurados o institucionalizados, además de presentar mayor alcance y diversificación, hay mayor profundidad en la transformación de los actores precisamente porque las acciones donde intervendrán voluntarios están sujetas a una planeación que ha definido objetivos, metas, resultados y estrategias de involucramiento de los beneficiarios para que sean parte de la solución y desarrollen habilidades y competencias. Es así que quienes se transforman en este estadío de voluntariado son: las personas voluntarias y el grupo voluntario, la organización que los acoge y organiza y, por supuesto, la comunidad. Además, el voluntariado estructurado suma a otros recursos provenientes de empresas, gobiernos y fundaciones que ven en la acción voluntaria organizada un gran recurso de transformación comunitaria.

Ciudadanos trabajando

Pilar Servitje reconocida por su labor voluntaria

Hace unos días la Revista Ganar-Ganar entregó el recién constituido Reconocimiento Rubén Aguilar Monteverde, que entrega la familia de este distinguido filántropo, a Pilar Servitje por su ejemplar trayectoria en la filantropía y en especial en el terreno del voluntariado. Pilar ha sido ejemplar que directa e indirectamente ha transformado la vida de cientos de personas a través de sus acciones voluntarias. La Alianza Mexicana de Voluntariado felicita ampliamente a Pilar, una de las fundadoras de esta asociación civil.

Premio a consejera de Confío, Susana Castillo

Susana Castillo, quien es consejera de la asociación civil Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes que tiene su base en Chihuahua, fue reconocida recientemente con el Reconocimiento VIDA (que significa Valor, Inteligencia, Dedicación y Actitud), por su compromiso social. Los integrantes del Directorio de Confío y de la Alianza Mexicana de Voluntariado le expresan una cordial felicitación.

Martha Herrera González participó en encuentro de Voluntariado Corporativo de IAVE

Martha P. Herrara González, quien es Directora Corporativa de RS de Cemex participó en sesión del Consejo Global de Voluntariado Corporativo de la International Association for Volunteer Efforts (por sus siglas en inglés) que tuvo como título “Transformative Impact: Sustained change through corporate volunteering”. Dicho foro tuvo como objetivo compartir enfoques transformadores para el voluntariado corporativo que las empresas aumenten el impacto social de sus voluntariados. Se intercambiaron casos inspiradores. Estudios de Voluntariado Corporativo y talleres enfocados a discernir estrategias de sostenibilidad enfocadas a combatir el cambio climático, la pobreza y la desigualdad.

Colecta Anual Cruz Roja requiere apoyo

Al parecer la posición del gobierno federal respecto de denostar a las organizaciones de la sociedad civil ha motivado que el ritmo de recaudación de fondos de la actual campaña anual de la benemérita Cruz Roja se encuentre en sus niveles históricos más bajos de los últimos tiempos, al menos en Ciudad Juárez. Los fondos que recaba la institución permiten dar los servicios de emergencia a lo ancho y largo del país en más de 446 delegaciones.

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Felicito profunda y ampliamente a Pilar Servitje de Mariscal, ejemplo vivo de entrega a través de su voluntariado tanto en la Cruz Roja como consejera de un sinnúmero de organizaciones.

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]