Ambiental RSE

Ha llegado el fin de los “business as usual” tras 10 años de su Plan de Vida Sustentable: Unilever

Ha llegado el fin de los “business as usual” señala Unilever, tras 10 años de su Plan de Vida Sustentable

Unilever abordará cuestiones que incluyen: el cambio climático, la inclusión social, el desperdicio, la igualdad de género, los derechos humanos y el valor razonable.

A medida que el gigante de los bienes de consumo celebra el aniversario del plan de sostenibilidad líder en la industria, el director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, promete reforzar una nueva estrategia e insta a las empresas, gobiernos y ONG a rechazar un retorno a los “negocios habituales” a raíz de la crisis de COVID-19.

El director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, ha pedido a los gobiernos y empresas que “dupliquen” los compromisos medioambientales a raíz de la pandemia por coronavirus, y así establecer un modelo de capitalismo más favorable para el clima.

En un evento virtual para conmemorar el décimo aniversario de la estrategia de sostenibilidad de Unilever, denominado el Plan de Vida Sostenible, Jope dijo que todos los participanes deben rechazar un enfoque de negocios como siempre a favor de acciones que aborden la crisis climática y la desigualdad social.

2020 es el año en el que se va a gastar una cantidad inimaginable de dinero público en apoyos para retomar el curso de la economía, pero no deberíamos tratar de lograr que la economía vuelva a la normalidad. Debemos resurgir más fuertes y resilientes, listos para tomar medidas decisivas y acciones definitivas para cuidar a las personas y al planeta.

Alan Jope, director ejecutivo de Unilever, Alan Jope,

Jope argumentó que el modelo capitalista existente ha estado necesitando de continuas mejoras durante algún tiempo, y que además era responsabilidad de empresas como Unilever trabajar con socios con la misma ideología para “impulsar un nuevo modelo de capitalismo y construir un futuro mejor“.

Unilever dijo que su Plan de Vida Sostenible, lanzado a raíz del último gran impacto en la economía global, será retirado este año y reemplazado por una nueva estrategia corporativa de sostenibilidad multianual denominada Unilever Compass.

La nueva estrategia abordará cuestiones que incluyen el cambio climático, la inclusión social, el desperdicio, la igualdad de género, los derechos humanos y el valor razonable, sumadas a 15 prioridades dadas a conocer a lo largo de los años.

Mientras tanto, la empresa está trabajando para cumplir con el compromiso de reducir su uso de plástico en alrededor de 100,000 toneladas para 2025, y para recolectar y reciclar más envases de plástico de los que vende en el mismo período de tiempo. El compromiso, presentado en octubre, llamó la atención en una industria donde se busca frenar el uso de plástico, siendo la primera vez que una importante empresa global de bienes de consumo se había comprometido con una cifra absoluta de reducción de plásticos.  

Jope dijo que la multinacional tenía la intención de integrar lo que había aprendido en la última década a través de su estrategia pionera de vida sostenible en su nueva oferta de sostenibilidad.

Haremos más de lo que ha funcionado bien, corregiremos lo que no ha funcionado y nos plantearemos nuevos desafíos y aunque no sabemos realmente cómo será el mundo después de la COVID-19, estoy convencido de que no habrá futuro a menos que dupliquemos nuestros compromisos de cuidar a las personas y al planeta.

Rebecca Marmot, directora de sostenibilidad de la compañía, dijo que, en general, el Plan de Vida Sostenible había reducido más de 1.000 millones de dólares en costos al impulsar mejoras en la gestión de residuos y la eficiencia del agua y la energía en las instalaciones de Unilever durante la última década. Agregó que el plan también había sido un “factor decisivo en la contratación del mejor talento” y ayudó a la compañía a forjar asociaciones sólidas con diversas ONG, gobiernos y otras empresas a lo largo de los años.

Además, “la sostenibilidad vende”, agregó Marmot. “Las marcas más sostenibles de las firmas, como Dove, Hellman’s y Domestos, habían superado consistentemente la tasa de crecimiento promedio del resto de la cartera de Unilever”, afirmó.

Las compañías de bienes de consumo están bajo presión para aumentar su desempeño ambiental en los próximos meses, a medida que se acerca la fecha límite para cumplir el compromiso de toda la industria de alcanzar una deforestación neta cero para fines de este año, un objetivo que los expertos han advertido que se perderá. 

Unilever fue criticado a principios de este año después de que un informe de Rainforest Action Network señalara que ocho de las marcas mundiales más grandes del mundo, no tomaban medidas suficientemente estrictas en relación al uso del “controvertido aceite de palma”, lo cual se traduce en deforestación, pérdida de hábitats o la explotación de trabajadores de pueblos indígenas.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario