Ciudadanía en Construcción

¿Ha cambiado la forma de reclutar voluntarios?

Esta es la forma en que las organizaciones atraen a nuevos voluntarios.

Para Claudio X. González Guajardo

Por Emilio Guerra Díaz

Recién la Alianza Mexicana de Voluntariado tuvo la oportunidad de brindar dos capacitaciones para organizaciones en materia respecto a cómo podrían desarrollar efectivamente su programa de voluntariado. El primer encuentro de fortalecimiento fue con instituciones de asistencia privada del Estado de México, convocados por el Diplomado que ofrecen Fundación para la Promoción de Tercer Sector y Transformando 360 Grados para la Junta de Asistencia Privada estatal. El segundo encuentro se dio con organizaciones de la sociedad civil de Chihuahua convocados por el Centro de Fortalecimiento de Organizaciones Civiles (CFOSC) que dirige Martha Baca.

De entre los temas que se desarrollan en este taller, destaca el Ciclo de Voluntariado y dentro de ellos en el apartado “Convocatoria y Selección de voluntarios” donde se destaca el hecho de que los participantes reciben herramientas para elaborar perfiles de servicio voluntario. Una vez elaborados, la organización está en capacidad de convocar voluntarios.

¿Pero cómo se hace la convocatoria?, ¿A través de qué medios?, ¿En dónde se encuentran a los voluntarios? Para responder a estas interrogantes se hace necesario hacer una revisión de la forma tradicional de la convocatoria de voluntarios y reflexionar ante las nuevas probabilidades que ofrecen hoy los recursos de tecnologías de la información y sus implicaciones.

La forma habitual de convocar voluntarios se apoyaba, entre otros, en los siguientes medios:

En la estrategia “voluntario trae voluntario” (cara a cara), es decir, entre los cercanos se indicaba que la organización estaría buscando voluntarios y se pedía que se corriera la voz entre los amigos, familiares y lugares donde se realizaban las actividades de cada cual.

Otra alternativa era elaborar volantes. Una vez terminados se distribuían mano a mano en lugares donde estaría la población objetivo: si se querían estudiantes se acudía a los colegios o universidades. Otros más repartían los volantes en terminales de caminos, estaciones del metro o rutas  de transporte colectivo.

Otros reclutadores de voluntarios solicitaban autorización para que en las tiendas de autoservicio se pusieran las ofertas de servicio voluntario en los tableros de sus establecimientos donde se brinda información tanto de ofertas como de interés de la comunidad.

En otra estrategia más focalizada, algunas organizaciones acudían a los mismos centros educativos como universidades e institutos tecnológicos, donde pedían permiso a las autoridades o profesores de platicar con los grupos estudiantiles para invitarlos a ser voluntarios. En este sentido, también se aprovechaban las ferias de servicio social para dar a conocer a la organización y poder invitarlos a incorporarse como voluntarios.

En algunas entidades con ciudades medianas y con aún tradiciones de mayor cohesión social entre la comunidad, anunciar ofertas en periódicos locales daba en muchas ocasiones buenos resultados, pero se tenía que esperar a la disponibilidad de espacio que era casi siempre donado por el medio de comunicación.

Otra práctica de reclutamiento consistía en ir a las empresas, al área de recursos humanos en particular, para buscar voluntarios entre sus empleados y directivos. Era poco común que diera resultados, pero con el avance de la responsabilidad social corporativa las empresas empezaron a buscar organizaciones con quienes trabajar.

Con cierta frecuencia los demandantes de voluntarios iban con otras organizaciones como colegios de profesionistas, academias y centros de educación no formal. Lo interesante es que buscaban voluntarios especializados en ciertos temas y lentamente los conseguían.

Persiste una manera muy efectiva de reclutar voluntarios cuando desde las iglesias se invita a la comunidad de fe a participar en labores voluntarias. A menudo señalamos, por ejemplo, que las misas “segmentan” grupos por edades a personas. Así si se quieren adultos como voluntarios invítalos en los servicios de las 8 o 9 de la mañana. Si se desean padres y madres de familia acuda a la misa de las 12 o 1 de la tarde y si se quieren jóvenes vaya a la de las 7 u 8 de la noche.

Pero las cosas están cambiando…

Con el advenimiento del nuevo siglo y el avance de las Tecnologías de información empezaron a estructurarse los portales en internet que vinculan a las organizaciones con las personas que desean ser voluntarias.

Uno de los primeros, fue www.hacesfalta.org.mx y el extinto “Manos a la obra”. El primero fue lanzado el 25 de junio de 2002 en México como producto de la alianza entre la (entonces) Fundación Chandra de España (hoy es Fundación Hazlo posible) y el Centro Mexicano para la Filantropía. Sin duda las personas que diseñaron dicha plataforma atinaron en aprovechar los recursos del momento.

La convocatoria de voluntarios y las redes sociales

Una de las características más destacadas es que las Tecnologías de la Información hoy en día han avanzado en un hecho significativo: han disminuido la dependencia de organizaciones en su relación con intermediarios y proveedores de servicios. Por lo tanto, han dado mayor control en el manejo de recursos informáticos por parte de una organización. Por ejemplo, hace dos lustros se requería contratar a un especialista para desarrollar la página electrónica o sitio web de la organización. Hoy basta entrar a una plataforma y uno mismo diseña su ciber espacio y pagar el hospedaje de la información.

Por otra parte, las TI permiten contar con plataformas de ayuda más robustas e integrales para el sector filantrópico y voluntario que han incorporado más herramientas y recursos. Así por ejemplo, We Heroes incluye además del enlace de voluntarios con organizaciones, la posibilidad de que las personas que han prestado servicio voluntario puedan evaluar cómo fue su experiencia.

Pueden hacer comentarios respecto a: si la convocatoria fue adecuada, clara y contundente; si el perfil fue adecuado y si superó o no sus expectativas; si la logística para realizar el servicio fue adecuada y si se contó con los medios para participar. También el voluntario puede calificar el desempeño del coordinador de voluntarios e interactuar electrónicamente con otros voluntarios o potenciales prestadores de servicio para externar su opinión respecto a la organización en general. Las plataformas de enlace de voluntarios aún tienen gran relevancia y facilitan sin duda la administración de ofertas voluntarias. Actualmente se están desarrollando varias que en su oportunidad “Ciudadanía en Construcción” analizará en este espacio.

Sin embargo, el desarrollo de Facebook, Twitter y What’s app representan un significativo avance de las redes sociales. Están modificando profundamente la forma de convocar voluntarios: Basta con desarrollar los perfiles y colocar las ofertas con todos los detalles en la página web de la organización. Pero la movilización y reclutamiento se hace más sencilla al difundir que se requieren tantos y cuales voluntarios para determinada actividad.

Entonces la organización difunde la convocatoria mediante una pequeña infografía, un estimulante y breve mensaje, un mini video, un testimonio o la invitación de una figura relevante para motivar la participación. Aun cuando para ser exitosos en el aprovechamiento de este recurso, cada organización debe apostar a tener más seguidores o simpatizantes, las que apenas comienzan a explotar estas tecnologías se pueden ver favorecidos por el fenómeno de “viralizar” un mensaje que puede ser atractivo para otros.

Un caso ejemplar es el del Voluntariado Vydas de Yucatán (quienes apoyan a la Secretaría de Saludo) que, en breve tiempo de haberse constituido como organización, la mayoría de sus esfuerzos de movilización de voluntarios se apoya en Facebook y puede ser consultada aquí.  Se sorprenderá el lector de la creatividad de su personal para invitar, convocar, reclutar y destacar a sus voluntarios y todas las actividades que realizan. No requieren apoyarse de una plataforma y reciben gran ayuda de la comunidad.

En conclusión, hoy las organizaciones que requieren voluntarios tienen más alternativas pero tienen que resolver primero para qué desean contar con voluntarios y cuidar toda la administración de ese recurso para arraigar una cultura de donación regular de tiempo.

Ciudadanos trabajando

Mexicanos contra la Corrupción irrita a Ricardo Monreal

Fuerte reaccionó el Delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal cuando la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad denunció recientemente que el zacatecano supuestamente asignó obra pública a empresas de amigos de su hija y que no tienen presencia en la Ciudad de México. Ante los micrófonos de Radio Fórmula con Ciro Gómez Leyva, el seguidor de López Obrador despotricó una sarta de agresiones contra Claudio X. Guajardo González, Presidente de la asociación.

Aun cuando a muchos políticos no les gustan las organizaciones de la sociedad civil, precisamente el nuevo escándalo de Monreal muestra la utilidad pública y el valor de aquellas para sacar de la opacidad el manejo inadecuado de los recursos públicos que hace la clase política. El lector recordará que otro capítulo de supuestos desvíos de fondos ocurrió con el colaborador del Delegado, Pedro Pablo de Antuñano, quien fue sorprendido trasladando 600 mil pesos que primero dijo “eran un donativo” y finalmente no se supo ni el origen ni el destino de ese dinero. Luego de esa algarabía, Monreal instruyó a su esposa a constituir un voluntariado de la delegación para mostrar un compromiso social pero más bien se estima que es para apalancar sus aspiraciones políticas personales.

Próximos eventos

Película con causa

Francisco Arango de la Fundación Aladina estrena nueva película 100% producida por él, Enrique Posner y Michael Volpe denominada “Lo que de verdad importa”. Los ingresos por su exhibición se destinarán para atender a niños con cáncer a través de dicha organización. El estreno de la película es este 17 de febrero.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.


[printfriendly]

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Gracias Emilio; magnífica exposición… Ojalá todas las organizaciones incrementen sus filas de voluntariado!

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]