RSE

Google: un socio poco confiable

Google, la famosa empresa de publicidad y búsqueda de información en red que de manera tan exitosa pone a disposición de millones de personas una gigantesca base de datos que en principio permite obtener respuesta a todo tipo de preguntas, enfrenta una serie de problemas de imagen, operativos y de carácter judicial que por ahora no han tenido impacto en su desarrollo pero son una llamada de atención para accionistas, socios y usuarios

Actualmente Google hace frente a importantes investigaciones judiciales en la Unión Europea y en EU por prácticas monopólicas como el dar prioridad en los resultados de las búsquedas a sus anunciantes. Asimismo, la acumulación de datos personales sin autorización de sus usuarios le han acarreado varios tipos de acciones legales por invasión de privacidad, incluido el uso de mensajes de correo electrónico, los “browsers” de acceso a Internet y de las de líneas privadas de WiFi sin permiso de sus subscriptores. Estas acciones tienen como fin producir perfiles de usuarios para atraer anunciantes.

Sumado a la lista de proyectos y actividades que para muchos son poco éticas y cuyas implicaciones legales definirán las cortes, hay una serie de problemas de tipo comercial que afectan sus operaciones. Destaca la reciente decisión de Google de cobrar altas cuotas a sitios de internet y a desarrolladores de software por el uso de sus servicios de mapas de calles “Google Maps”, que como Android originalmente se ofrecían de manera gratuita. La decisión produce la deserción de importantes clientes como “FourSquare”, “EasyStreet” y otros que ahora favorecen otras plataformas como Open StreetMap.

Otro dolor de cabeza para Google es la queja de importantes desarrolladores de software en Europa que no han recibido sus pagos por la venta de sus productos para Android. La BBC, en un reportaje reciente, señala que son miles de libras esterlinas las que se deben desde diciembre a pequeñas y medianas empresas, las cuales no tiene forma de comunicarse con Google para cobrar y obtener respuesta a sus demandas.

La producción de información digital en internet ha tenido un crecimiento exponencial y Google logra posicionarse como el sinónimo de búsqueda o consulta en la red. El modelo no es nuevo, ya que, antes de ser fundada en 1998 por Larry Page y Sergei Brin, en la universidad de Stanford ya existían empresas de administración y consulta de datos en red como Lycos fundada en 1994 y Altavista en 1995. Google se convierte en una empresa económicamente muy exitosa por el uso que hace de la información obtenida de sus millones de usuarios al crear perfiles derivados de las búsquedas y ofrecer a los anunciantes plataformas para publicidad enfocadas a clientelas más o menos delimitadas, lo que le ha permitido monetizar de manera acelerada esos servicios que representan su principal fuente de ingresos (90% de aproximadamente 23 mil millones de dólares en 2011).

Apoyado en la venta de anuncios, Google realiza cuantiosas inversiones para aumentar su acervo de información exclusiva, digitalizando todo tipo de contenido, no necesariamente disponible en red. Siguiendo el modelo de IBM y su asociación con importantes bibliotecas como la del Vaticano y el Museo Hermitage en St. Petersburgo. Google también reproduce bibliotecas enteras de universidades pero con fines estrictamente comerciales y de manera poco discriminada copia libros no solo del dominio público sino que en muchos casos sin autorización, acumula digitalmente en sus servidores, textos protegidos por derechos de autor, lo que le significa enfrentar varias demandas que tienen un altísimo costo y no dejan satisfechos a todos los afectados.

Como empresa de lucro, la gratuidad de sus servicios es relativa y sus proyectos tienen un fin comercial, directo o indirecto. Si bien las búsquedas en red, el Android, el uso del GMail, etcétera, no tienen costo aparente, su uso está generalmente asociado a la venta de publicidad.

La lista de conflictos que rodean a Google explica porque empresas como Samsung y Amazon estén considerando desarrollar su propio software para no depender en sus teléfonos y tabletas digitales de ofertas como Android y GoogleMaps.

Más allá de los problemas señalados, Google enfrenta una creciente competencia de empresas como Facebook. Además tiene el reto de mantener costosos proyectos que no son rentables y diversificar sus fuentes de ingreso para no seguir dependiendo primordialmente de la publicidad.

————–
LECTURAS:
1. BBC. Android app developers criticise Google for late payment. Marzo 16, 2012. http://www.bbc.co.uk/news/technology-17403328
2. OpenStreetMap, http://www.openstreetmap.org/

Fuente: ElUniversa.com.mx
Por: Jorge Pinto.
Publicada: 30 de marzo de 2012.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario