Comunicados de Prensa

Glosario verde: palabras para hacer mayor conciencia ante la protección y mejora que le urge a nuestro planeta

Escrito por ExpokNews

Solastalgia, ungardening y wish-cycling, son solo algunas de las nuevas palabras que escucharemos con más frecuencia.

La conciencia por la protección del medio ambiente y de los ecosistemas en todo el mundo aumenta aceleradamente. Combatir el cambio climático y sus consecuencias sobre la biodiversidad del planeta se ha convertido en una prioridad social y el próximo 5 junio, Día Mundial del Medio Ambiente es una excelente ocasión para hacer conciencia de cómo se han transformado la forma de comunicamos en relación a este tema. Empresas, consumidores e instituciones modifican cada vez más sus modelos de negocio, de comportamiento y sus mensajes adoptando prácticas orientadas al ESG (environmental, social and governance, por sus siglas en inglés) más responsables y sobre todo hacia un futuro sostenible.

La mayor conciencia ambiental también ha llevado a la creación de nuevos vocablos y palabras en diversos idiomas. Por eso, ante esta fecha los lingüistas de Babbel, la app de enseñanza de idiomas, han recopilado algunos de los nuevos términos que mejor describen el replanteamiento de la relación entre el ser humano y la Tierra, la tendencia a un estilo de vida más sostenible y los términos verdes más utilizados por las empresas.

“En el tema medioambiental, la lengua está en continua evolución, no solo para describir, sino también para forjar el cambio. Si, por ejemplo, somos capaces de definir estilos de vida de bajo impacto ambiental, estamos convirtiéndonos en embajadores por la causa. La fuerza positiva del idioma en continua transformación se encuentra precisamente en el hecho de que nos permite comunicar el cambio e influir en nuestra forma de pensar y en la de los demás”, afirma Sara Grippo, redactora sénior de Babbel

Los neologismos que “recuperan” la relación entre el ser humano y la Tierra

En todo el mundo hallamos palabras que indican el deseo, cada vez más extendido, de redescubrir un vínculo genuino con el planeta.

· Gökotta: palabra sueca intraducible. Literalmente significa “levantarse al amanecer para salir a escuchar el canto de los pájaros”, pero generalmente se emplea para indicar la necesidad de encontrar tiempo para disfrutar de la naturaleza.

· Solastalgia: neologismo acuñado por el filósofo australiano Glenn Albrecht para indicar la sensación de desolación que las personas tienen, de forma consciente o inconsciente, cuando su entorno se modifica notablemente a causa del cambio climático. Es una combinación del latín sōlācium (consuelo) y de la raíz griega -algia (dolor).

· Eutierra: otro neologismo introducido por Glenn Albrech. Combina las palabras griegas eu (bueno) + tierra (Tierra) y describe el sentimiento positivo que aporta el sentirse una unidad con la Tierra y sus fuerzas vitales.

· Morbique: derivado de la palabra latina morbus (enfermedad), este neologismo se usa en los países anglófonos para indicar el deseo morboso de viajar a lugares y experimentarlos antes de que queden dañados de forma irreparable por el cambio climático o por otras modificaciones artificiales. El morbo suele verse agudizado por el hecho de que el medio de transporte necesario para alcanzar el lugar de destino pueda contribuir aún más a su destrucción.

· Bergdenken: este término alemán, cuya traducción literal sería “pensamiento de montaña”, fue acuñado por la académica Helga Peskoller para indicar el fuerte deseo de verse entre montañas, sobre todo cuando se está inmerso en el caos de la ciudad.

· Ecological consciousness: una forma de ser que respeta el mundo natural (plantas, árboles, animales e insectos) y que hace que uno se sienta directamente ligado a la naturaleza.

· Refugiados climáticos: una expresión del español que ha pasado a otros idiomas para referirse a personas que se han visto obligadas a abandonar su lugar de origen a causa de cambios extremos del clima.

La tendencia hacia un estilo de vida más sostenible

Las acciones cotidianas de los consumidores se guían cada vez más por la conciencia de preservar los recursos naturales adoptando un estilo de vida sostenible:

· Ungardening: una nueva tendencia relativa al cuidado del jardín de casa, algo que gana popularidad en los Estados Unidos. Consiste en evitar el uso de pesticidas tóxicos para crear espacios en los que la fauna silvestre nativa pueda vivir y prosperar.

· Mottainai (もったいない): los japoneses usan esta palabra para indicar la sensación de pesar que provoca el hecho de que algo valioso se desperdicie. Literalmente, mottainai se puede traducir por “no desperdiciar nada que sea decente”.

· Plastbanta: como sugiere la traducción “dieta del plástico”, este neologismo sueco indica el creciente interés de las personas por evitar el uso de ese material tan difícil de eliminar.

· Vliegschaamte (vlieg = vuelo + schaamte = vergüenza) y Treintrots (trein = tren + trots = orgullo): dos palabras holandesas que hacen referencia a la movilidad sostenible. Vliegschaamte indica la vergüenza de tomar un avión, mientras que, por el contrario, treintrots se refiere al orgullo de quien elige viajar en tren.

· Flygskam: palabra sueca que significa vergüenza de volar y el nombre de un movimiento ¨anti-vuelos¨ que ha venido ganando popularidad en Europa ya que volar es probablemente la actividad individual que genera más intensamente emisiones de carbono en una base hora/hora. Hasta existe un término para aquellos que vuelan pero prefieren ocultarlo, “smygflyga” o volar en secreto.

· Slow Fashion: es el opuesto de fast fashion, una decisión deliberada por parte de los consumidores de disminuir su consumo y comprar menos, invirtiendo en prendas de alta calidad que duran más tiempo.

· Wish-cycling: indica la práctica de desechar objetos en el contenedor de reciclaje, sin tener la certeza de que vayan a poder ser efectivamente recuperados. Pese a estar guiada por un noble deseo, esta costumbre debe evitarse, ya que pone en peligro todo el proceso de reciclaje.

Las expresiones «verdes» usadas por las empresas

Los planes estratégicos de empresas e instituciones se han ido llenando de palabras nuevas que pretenden describir sus comportamientos y objetivos orientados a la responsabilidad medioambiental:

· Green design: el diseño de productos, servicios, edificios o experiencias con sensibilidad hacia las cuestiones ambientales y que ofrecen mayor eficiencia y eficacia en cuanto al uso de energía y materiales.

· Zero waste: una orientación sistémica que trata de maximizar el reciclaje, minimizar los residuos, reducir el consumo y garantizar que los productos se diseñen para ser reutilizados, reparados o reciclados de nuevo en el entorno o en el mercado.

· Net zero: un término cada vez más extendido en los objetivos medioambientales, la consecución de “cero emisiones netas” significa que la cantidad de dióxido de carbono liberado a la atmósfera por las actividades de una empresa se equilibra con una cantidad equivalente suprimida.

· Geoengineering: se usa para indicar proyectos a gran escala que tienen el objetivo de ralentizar o revertir los efectos del cambio climático. Se refiere a cualquier intento de reequilibrar el clima de la Tierra mediante una acción humana dirigida al suelo, los océanos o la atmósfera.

· Green Finance: las “finanzas verdes” comprenden un grupo de productos financieros (obligaciones, acciones, fondos de inversión, fondos cotizados, seguros, fondos de pensión) ligados a actividades económicas que intentan conjugar los beneficios con el respeto al medio ambiente y a la equidad social.

· Upcycling: consiste en utilizar materiales reciclables para crear productos con un valor mayor que el del material original, transformando los residuos en objetos de valor.

Comunicado de prensa.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario