RSE

Gigantes tecnológicos deberán permitir sindicatos; pandemia empeora condiciones de las cadenas de valor

Esta podría ser una de las soluciones para abordar la esclavitud moderna en la industria de la tecnología.

Uno de los principales desafíos para las empresas es asegurarse que su cadena de valor se encuentre libre de esclavitud moderna. Y aunque hemos podido ver cambios importantes en la mayoría de las industrias y sus proveedores, al parecer la tecnológica se está quedando atrás y la situación ha empeorado desde la llegada de la COVID-19.

De acuerdo con un estudio realizado por la organización Danwatch, muchos colaboradores pertenecientes a las cadenas de suministro de productos electrónicos enfrentan condiciones de explotación laboral.

Esto representa un atraso en la eliminación de la esclavitud moderna y en el cumplimiento de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con el acceso a un trabajo decente, reducción de las desigualdades y la erradicación de la pobreza…

¿Qué es la esclavitud moderna?   

La esclavitud moderna es aquella condición en la que una persona es obligada a trabajar bajo un esquema infrahumano sin que pueda negarse debido a las amenazas o el abuso de poder, entre otros factores.

Algunas de sus principales causas es la pobreza, que vuelve aún más vulnerable a la plantilla de trabajo e incluso obliga a niños y niñas a trabajar desde temprana edad bajo estas mismas condiciones.

El informe GSI (Indice Global de Esclavitud), señala que en la actualidad más de 40 millones de personas laboran bajo una condición de esclavitud moderna y absorbiendo las consecuencias de un sistema injusto.

Ahora, con la llegada de la COVID-19, el informe de Danwatch, afirma:

La pandemia exacerba el riesgo de condiciones laborales de explotación, ya que algunos colaboradores se enfrentan a la pérdida de salarios o, por el contrario, se les pide que se queden o regresen a trabajar a pesar de las preocupaciones de salud y seguridad. En el caso de los trabajadores de la electrónica de la India, esto se combina con la amenaza de impago de los salarios.

Como en el caso de la compañía de fabricación electrónica Jabil, proveedor de muchas de las compañías tecnológicas más grandes, que despidió a 190 trabajadores a fines de mayo, a pesar de que la empresa recibió un paquete de apoyo por parte del gobierno italiano que prohíbe los despidos hasta mediados de agosto. 

¿Cómo solucionarlo?

A través de KnowTheChain, una alianza entre el Centro de Recursos de Empresas y Derechos Humanos, Humanity United, Sustainalytics y Verité, se evaluaron los esfuerzos de 49 compañías globales más grandes en este sector, para abordar los riesgos de trabajo forzoso en sus cadenas de suministro. 

Nuestra tercera evaluación (después de 2016 y 2018) revela que la mayoría de las compañías han mejorado, con políticas contra la retención de pasaportes y tarifas de contratación pagadas por los trabajadores (que pueden dejar a los trabajadores en condiciones de servidumbre por deudas), convirtiéndose en la norma.

KnowTheChain.

Esto quiere decir que solo 13 de 49 compañías (27%) revelan evidencia de que las tarifas han sido reembolsadas a los trabajadores en sus cadenas de suministro, y ninguna compañía establece un proceso integral para evitar que los colaboradores cobren tales tarifas en primer lugar. 

Incluso, las empresas que fueron evaluadas compartieron que los colaboradores de su cadena de suministro tenían que pagar tarifas de hasta el 200% de sus salarios mensuales para obtener un trabajo.

Para abordar esta situación, expertos en derechos humanos, políticas laborales y otras áreas enfocadas en terminar con cualquier forma de esclavitud señalan que sería ideal comenzar a desarrollar y formar sindicatos así como permitir que los colaboradores puedan negociar colectivamente con sus empleadores.

Sindicatos para eliminar el trabajo forzoso

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, en las industrias con una fuerte representación sindical hay niveles más bajos de explotación laboral, trabajo infantil, trata y trabajo forzoso.

Por otra parte, el derecho a asociarse libremente es un requisito previo para eliminar el trabajo forzoso, ya que permite a los trabajadores desafiar las condiciones abusivas. 

Cuando los trabajadores pueden ejercer su derecho a asociarse libremente y negociar colectivamente, se han registrado fuertes mejoras en los salarios y las condiciones de trabajo en todos los sectores y países proveedores.

Organización Internacional del Trabajo.

En la investigación, KnowTheChain descubrió que ninguna de las 49 compañías de TIC más grandes del mundo reveló trabajar con sindicatos locales o globales para apoyar la libertad de asociación en sus cadenas de suministro. 

Empresas abordando el desafío

Algunas empresas como Hewlett Packard Enterprise (HPE) decidió abordar esta situación al actualizar su código de conducta de proveedores en enero de 2020 para alinearse con las normas internacionales del trabajo.

HPE es la primera compañía con sede en los Estados Unidos que ya no limita sus requisitos de libertad de asociación para proveedores a los estándares locales. 

En el caso de Intel, se reveló que compartió sugerencias con funcionarios en Malasia y Vietnam sobre procedimientos para proteger los derechos de libertad de asociación de los empleados, ya que cada país consideró reformas a la legislación laboral.

Algunos gobiernos como el de Reino Unido, han decidio colaborar con organizaciones como Electronics Watch, centrada en el monitoreo realizado por organizaciones independientes, como organizaciones locales lideradas por trabajadores, sindicatos o socios locales de la sociedad civil. 

Además, aunque el remedio sigue siendo una visión poco frecuente, el punto de referencia KnowTheChain ha identificado un número creciente de buenas prácticas, que van desde empresas que interactuan con los grupos de interés que se han visto afectados por la pandemia.

Compañias como HP, compartieron evidencia de haber implementando políticas enfocadas en mejorar la calidad de vida de sus colaboradores a lo largo de su cadena de suministro, incluso la empresa señaló una disminución en las horas de trabajo de 12 a 8 horas al día, así como una transición de los colaboradores desde contrataciones temporales hasta contrataciones directas para evitar la discriminación y el trato injusto.

Además, Responsible Business Alliance, la asociación empresarial más grande en el sector de la electrónica, está incrementando su membresía y compromiso con empresas de todos los sectores, incluidos sectores como el automotriz y el de indumentaria, donde es más común involucrarse con los sindicatos.

Conforme la crisis de COVID-19 hace que nuestros dispositivos electrónicos sean cada vez más importantes, las empresas del sector de las TIC deben fortalecer su compromiso y adoptar un enfoque más centrado en sus grupos de interés y, en particular, permitir a su equipo de trabajo ejercer su derecho a asociarse y negociar colectivamente.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]