Ambiental

Gas utilizado en producción de pantallas de plasma acelera calentamiento global

El trifluoruro de nitrógeno atrapa hasta 20 mil veces más el calor que el CO2

Existen 4 mil 200 toneladas del elemento en la atmósfera

No sólo los automóviles influyen en el calentamiento global. Un gas que se usa en la fabricación de pantallas de plasma para televisores, teléfonos celulares, computadoras personales y hasta despertadores, eleva la temperatura del planeta, pues al ser liberado retiene una cantidad de calor entre 12 mil y 20 mil veces mayor que la que atraparía la misma cantidad de dióxido de carbono.

Científicos de Australia y de Estados Unidos han llamado la atención hacia este gas de efecto invernadero, llamado trifluoruro de nitrógeno (NF3), a través de un conjunto de artículos científicos publicados en los últimos dos años en las revistas Nature y Journal of Geophysical Research.

Este gas es utilizado en la industria electrónica como solvente y limpiador. Hace una década se le utilizaba como ingrediente de una sustancia que “grababa” o corroía la figura de los chips en las llamadas “hojuelas de silicio”. Ahora, el NF3 se usa como una especie de purificador de los materiales con los que se arman las pantallas líquidas.

Debido a la creciente demanda de este tipo de pantallas, la presencia de este gas en la atmósfera aumentó 24 veces, pero los crecimientos más importantes han sido en los últimos cuatro años.

Entre 2006 y 2008 la cantidad de este gas en la atmósfera pasó de mil 200 toneladas a 4 mil 200 toneladas. Los datos sustentan un informe del Centro Australiano para Investigación del Clima y el Instituto Scripps de Oceanografía, en EU.

PERMANECE 740 AÑOS. En defensa del NF3 se debe decir que este gas se usa en procesos industriales como una alternativa más limpia frente a otros dañinos gases invernadero como los perfluorocarbonos (PFCs).

Si lo observáramos a través de un microscopio que nos permitiera ver átomos, observaríamos que el trifluoruro de nitrógeno o NF3 tiene una esfera mayor al centro, que es nitrógeno, y tres esferas más pequeñas de fluor. Esta estructura aparentemente sencilla hace que también sea muy difícil de romper.

El Panel Internacional de la ONU sobre cambio climático considera que cada molécula de este gas puede permanecer en la atmósfera 740 años y en todo ese tiempo tendrá alta capacidad de retener rayos infrarrojos, y con ellos elevar la temperatura promedio.

“Actualmente el nivel de estos gases en la atmósfera es bajo, pero su concentración está creciendo. Además, estos gases tienen un potencial significativo para el calentamiento global”, indicó el doctor Paul Fraser, del Centro Australiano para Investigación del Clima, en la revista Journal of Geophysical Research.

La primera observación atmosférica de estos gases procede de datos recopilados en Trinidad Head y La Jolla, California, y Cape Grim, en Tasmania. Los investigadores también identificaron otro gas de efecto invernadero que no se había considerado como una amenaza grave, pero que también está creciendo: el fluoruro de sulfurilo (SO2F2).

Este segundo gas se usa en las fumigaciones de grandes estructuras y se considera como una alternativa más saludable que el otro químico que hace la misma función, llamado bromuro de metilo.

Los investigadores recomendaron que los nuevos objetivos de la ONU sobre cambio climático no sólo incluyan la “cesta” actual de gases (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, PFCs, hidrofluorocarbonos y hexafluoruro de azufre), sino que se incluyan estos nuevos gases invernadero.

La Crónica, Academia, pag. 39
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

gas

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]