3er Sector

Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural capacita a productores del campo

Uno de esos programas, basado en una metodología que busca la sustentabilidad de los procesos de desarrollo, es Educampo, cuyo objetivo a largo plazo es ayudar a que México se convierta en un país autosuficiente en producción de granos, trabajando con pequeños productores para que sean capaces de buenos rendimientos en sus cosechas.

“Es un modelo productivo de alto impacto que contempla la función productiva de manera integral, desde la organización, la capacitación y la educación social de los productores, hasta la concertación de condiciones de venta y volúmenes de entrega de producto a precios de mercado”, explica Citlali Fuentes Morales, directora de Proyectos de la institución.

Educampo se caracteriza por trabajar con los campesinos en cuatro rubros:

Primero que nada, tiene como fin organizarlos en torno a un proyecto de producción de granos, fomentando la maduración de estos grupos para que se constituyan como empresas rurales con espíritu cooperativo. La idea es acompañarlos por un periodo de tiempo determinado, de entre 3 y 4 años, hasta que puedan continuar solos.

También se les ofrece financiamiento a través de los proveedores de insumos, así como asistencia técnica para garantizar mayores rendimientos. En alianza con diversas empresas que apoyan el programa, y que se han convertido en socios estratégicos, el financiamiento asegura que los campesinos tengan acceso tanto a insumos como a mejores tecnologías y semillas, sin dejar a un lado la parte de la capacitación técnica.

“Otro componente tiene que ver con el aspecto comercial, a través de un esquema de agricultura por contrato. Se establecen vínculos entre el productor y el comercializador, asegurando la venta de las cosechas a precios de mercado, a través de un contrato, para que estos pequeños productores de bajos ingresos puedan pasar de ser productores de autoconsumo a vender en el mercado pequeños empresarios”, detalla Citlali Fuentes.

Finalmente, el programa también contempla un aspecto de educación social básica que promueve valores entre los productores, con el objetivo de crear una conciencia crítica sobre su realidad, cambiar actitudes y lograr que los participantes se hagan responsables de su desarrollo y el de sus familias.

“Tiene mucho que ver con la reflexión y procesos analíticos, y es algo en lo que trabajan mucho nuestros promotores de desarrollo. Se les capacita mucho tanto en cuestiones técnicas para una mejor cosecha como en principios para profesionalizar su trabajo. La idea es que ellos mismos se vayan abriendo caminos y puertas, encontrando soluciones”, puntualiza la directiva.

Actualmente Educampo trabaja con aproximadamente mil 300 productores en Chiapas, Jalisco, Campeche, Quintana Roo y Veracruz, apoyados por una red de 40 promotores de desarrollo.

Fuente: Reforma, Empresas, p. 2.
Publicada: 25 de octubre de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

fundacion-mexicana

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario