En los últimos días han trascendido diversas acciones que está emprendiendo la Fundación IMSS.

Medicina vía shutterstock

Medicina vía shutterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

El espacio de Fundaciones Empresariales no solo recoge los hechos y acciones sobresalientes de las empresas, sino que por la relevancia de otras fundaciones, ya sean familiares, independientes o comunitarias, también se aboca a compartir con los lectores los análisis, reseñas, investigaciones o estudios que concierten a otras organizaciones.

Este es el caso de la Fundación IMSS, sui generis, pues es una organización auspiciada por una instancia pública, patronal y sindical a la vez. El Instituto Mexicano del Seguro Social ha sido insigne en brindar servicios de salud, aunque hasta hace algunos años carecía de salud financiera. Hoy su situación ha mejorado pero persisten prácticas que le significan una sangría económica. Por ejemplo, es una de las organizaciones que más aguinaldo y vacaciones paga a sus trabajadores y otrora los jubilaba a temprana edad laboral, lo que merma el presupuesto institucional.

En la presente administración, José Antonio González Anaya, quien ahora preside Petróleos Mexicanos, fue uno de los artífices del saneamiento del IMSS, razón por la cual se dio el arribo de Mikel Arriola, un gran profesional de quien se advierte apoyará intensamente la labor filantrópica del instituto por sus dos brazos: el voluntariado y la Fundación.

Tanto de la Fundación IMSS como su grupo voluntario conformado por mujeres con una gran vocación de servicio, se sabe poco, porque recurren al bajo perfil en su estrategia de comunicación. Es una lástima, ya que podrían estimular más que los derechohabientes valoren lo que miles de personas hacen por la salud.

Sin embargo, en los últimos días han trascendido diversas acciones que está emprendiendo la Fundación IMSS. Por ejemplo, el pasado fin de semana entregó 130 sillas de ruedas para que sean utilizadas internamente por pacientes en la ciudad de México que frecuentan el Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Dichas sillas fueron conseguidas a través del programa “Una preocupación menos” que desarrolla el propio Voluntariado IMSS. Vale señalar que la Fundación es dirigida por la afamada nadadora Patricia Guerra Menéndez, mientras que el grupo voluntario es presidido por su Presidenta Honoraria Jimena Galindo Díaz.

Por otra parte, la Fundación IMSS y el propio instituto celebraron un convenio de colaboración la Fundación UNAM, que tiene como propósito, de acuerdo con el periódico La Crónica de Hoy: “reforzar los campos de investigación, capacitación y cultura, con el objetivo es avanzar en materia de actualización, formación y desarrollo profesional, así como en actividades científicas a nivel nacional” (abril 5 de 2016).

Existe un fuerte vínculo entre ambas instancias, ya que miles de estudiantes de disciplinas de la salud e incluso de ciencias sociales, realizan su servicio social o prácticas profesionales en el IMSS desde prácticamente su creación.

Mikel Arreola anunció que emprenderá acciones de cabildeo con legisladores a fin de facilitar la donación de órganos, la cual sea dada “por default”, es decir, en automático. Por supuesto que la idea de Arreola respeta quienes no estén a favor de donar sus órganos pero la diferencia sería que los familiares tendrían que expresar su desacuerdo.

Esto en términos prácticos haría a México un país de donantes, pero han salido a relucir varios aspectos, al menos los agrupados en dos puntos: quienes se oponen en la medida argumentan que habría un irrespeto al cuerpo de las personas fallecidas y que se opondría ante creencias religiosas que desde luego son respetables.

Pero por otra parte, luego de conocer la propuesta del director del IMSS, se supo que en la Cámara de Diputados hay al menos otras dos iniciativas que han permanecido congeladas y por lo tanto el debate se abriría a tres propuestas legislativas. Con la «propuesta Arreola” es sencillo respetar los deseos de no donar, pero avanzaría la atención a pacientes que tienen puesta la esperanza de continuar con vida y se encuentran en listas de espera. Son más de 11 mil compatriotas que requieren esa ayuda.

En fin, el IMSS por su infraestructura pero sobre todo por el compromiso de su Fundación y de su voluntariado contribuye al bienestar de millones de mexicanos.

Desde el Consejo Directivo

Continúan los problemas de la Fundación Jenkins, dijo el presidente del Directorio. Según publicó Cambio de Puebla, (abril 11 de 2016), el desfalco podría llegar a 720 millones de dólares. En esta nota se señala que que “el traspaso de casi todos los bienes inmuebles, terrenos, acciones y dinero de cuentas bancarias a una nueva fundación con sede en Aguascalientes denominada Fundación Bienestar de la Filantropía”. Es necesario por el bien de la filantropía que se esclarezca este asunto. Sin embargo, el presidente cuestionó si contar con un Consejo Directivo formado por familiares pone en riesgo a las fundaciones.

Interesante resultó la plática que sostuvo Andrea Weitzner, fundadora de la asociación AW Foundation, respecto al problema de los desórdenes y trastornos alimenticios, dijo la secretaria de Consejo Directivo. Weitzner, agregó, además de ser autora de varios títulos respecto a la anorexia y la bulimia, ha dado resultados muy contundentes al apoyar a mujeres adolescentes que enfrentan esta problemática. La secretaria recordó las palabras de la experta durante la entrevista que sostuvo con Eduardo Ruiz Healy en Radio Fórmula (el 7 de abril): «la obesidad, la anorexia y la bulimia son graves, pero llevan a la muerte de diferentes maneras, el comedor compulsivo es el problema más fuerte que tenemos en México». La Secretaria recordó que Fundación AW nació como resultado de la publicación de cuatro libros.

El tesorero de la organización señalo que la Fundación Mapfre lanzó recientemente una iniciativa global para apoyar al Comedor Colonia de Santa Fe para otorgar más de 72 comidas a niños de escasos recursos. De tal manera que es posible captar donaciones en Europa y destinarlas a nuestro país mediante dicha fundación.

El director de la asociación compartió con el consejo que la Fundación Telmex y Telcel siguen apoyando el programa “Corriendo por la Educación”. El pasado fin de semana entregaron en Guadalajara diversos apoyos como becas para estudios de licenciatura hasta posgrado; donación de equipos de cómputo y tabletas. Asimismo siguen ayudando con la entrega de sillas de rueda y a niños de comunidades rurales les entregan bicicletas.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact