RSE

¿Fortalecer empresas sociales para conservar recursos naturales?

Cada vez entendemos con mayor claridad el desarrollo económico de las comunidades locales y la conservación de los recursos naturales como dos elementos que caminan juntos hacia el mismo destino: el bienestar social en armonía con el ambiente.

Los tiempos en que la protección de los ecosistemas se percibía como un factor limitante del crecimiento de las empresas han pasado y, si esta frase te despierta cierto escepticismo, te bastará revisar las últimas ediciones de Harvard Business Review, The Economist y Entrepreneur, para darte cuenta de que los paradigmas han cambiado.

Esta transformación es una invitación a los sectores ambiental y empresarial para innovar sus estrategias y procesos en pos del alcance de mejores resultados financieros, ambientales y sociales. El mundo moderno se mueve y cambia con rapidez extrema; por tanto, es momento de hacer una revisión profunda del enfoque con que solucionamos problemas comunes.

Es habitual que las instituciones conservacionistas dirijan gran parte de su capital humano y económico a crear conciencia en las compañías sobre el buen uso de los recursos, capacitarlas en la implementación de buenas prácticas, apoyar el desarrollo de actividades productivas alternativas o subsidiar la acción para disminuir su impacto en los ecosistemas. Estas estrategias, aunque importantes, deben estar acompañadas de un mejor entendimiento de las necesidades del sector con el que estamos trabajando: empresas sociales.

Si bien el fin último de éstas es el beneficio de sus asociados y el impacto en su calidad de vida, esto no las exime de su obligación de eficiencia y competitividad permanente. De tal manera que si cuentan con capital humano profesionalizado y procesos efectivos y alineados,así como con un profundo conocimiento de su mercado, tienen la capacidad de crecer de manera rentable y sustentable y, por ende, invertir en el desarrollo de sus socios y en la conservación de los recursos naturales de los cuales depende su negocio.

Un corporativo con finanzas sanas y transparentes, así como con un sistema de gobernanza efectivo e inclusivo, tiene mayores posibilidades de involucrarse activamente en procesos de conservación, que aquellos que tienen necesidades básicas que atender y deben dedicar gran parte de sus esfuerzos a la supervivencia.

Retos por superar

Las cooperativas pesqueras son empresas sociales sin fines de lucro, pero con el compromiso de generar reservas económicas sanas para invertir en el bienestar de sus socios y la conservación de los recursos marinos. Para generar estas reservas, se necesitan conocimientos, habilidades y herramientas que, generalmente, son ajenas al ámbito pesquero ribereño.

Es importante remarcar que no se trata de falta de interés por parte de los pescadores, sino, en gran medida, de la marginalización del sector y la carencia de recursos financieros enfocados al fortalecimiento empresarial.

¿Cómo mitigamos estas limitantes y aseguramos que, a través del manejo de una pesquera sustentable, se alcancen los objetivos de desarrollo económico, social y de conservación? El cambio de paradigma planteado implica el reconocimiento de que los recursos naturales están ligados a las necesidades humanas básicas como por ejemplo, alimentación, salud, empleo y seguridad. Al reconocer estos vínculos, se pone en evidencia el efecto catalizador que las Inversiones sociales pueden tener en el desarrollo económico, el empoderamlento social y el fortalecimiento del tejido social como una forma de asegurar los recursos naturales.

Se ha hablado mucho de la rapidez en la degradación de los recursos naturales, del agotamiento de las pesquerías y de la amenaza del cambio climático, pero sólo través de un enfoque multisectorial, multidisciplinarlo y colaborativo que involucre al gobierno, a las empresas y a los individuos, podemos alcanzar la escala necesaria para preservar los recursos naturales de forma integral.

Esfuerzos efectivos

La Alianza Kanan Kay (aliatlZi1kanankay.org) busca lograr objetivos de conservación, desarrollo económico y social, a través del trabajo colaborativo de 41 organizaciones provenientes del sector social, público, académico y privado, que comparten la misión de contribuir con la consolidación de un manejo pesquero responsable para recuperar la riqueza ecológica de los ecosistemas marinos y la productividad de las pesquerías artesanales de Quintana Roo, mediante acciones compartidas que promuevan el uso de Instrumentos pesqueros innovadores, como los refugios pesqueros.

Los miembros de las cooperativas pesqueras integradas a la alianza han expresado la necesidad de contar con herramientas para realizar una mejor gestión de su negocio. Por esto hemos tomado la iniciativa de probar un nuevo enfoque e invertir recursos para realizar un diagnóstico estratégico del estado general de la empresa cooperativa, su sistema de gobernanza, sus procesos productivos, el conocimiento de su mercado y sus estrategias administrativas contables.

Durante los últimos cinco meses, las cooperativas pesqueras de Cozumel, José Marfa Azcorra y Langosteros del Caribe han trabajado de la mano con consultores y empresarios expertos en gerencia de negocios, finanzas
y contabilidad -provenientes de QA Lab &: Consulting- para identificar las áreas del negocio susceptibles de mejora para promover la transparencia, reducción de costos y aumento de las reservas económicas que les permitan reinvertir en una mejor calidad de vida y en la protección de los recursos pesqueros.

A principios de abril pasado, estas tres cooperativas participaron en sesiones de trabajo en las que se presentaron los resultados del diagnóstico} así como recomendaciones y herramientas para efectuar optimizaciones potenciales, tanto en administración, como en planeación estratégica, evaluación de riesgos y toma de decisiones. Los tres presidentes coincidieron en la importancia que tiene recibir este tipo de apoyo para mejorar la gestión de su negocio y, con esto, tener la capacidad financiera de invertir los recursos necesarios en proyectos de conservación.

Para asegurar la secuencia en la ejecución de las recomendaciones, trabajamos con nuestros asociados; así, identificamos fuentes de financiamiento que brindan el entrenamiento y herramientas a los directivos, socios
y personal administrativo. Esperamos comenzar la implementación de esta segunda fase en este mes de julio.

Asimismo, trabajaremos con más cooperativas socias de la Alianza Kanan Kaypara ampliar esta nueva linea de trabajo.

Los resultados del proyecto serán presentados como casos de estudio, y compartidos con los asociados; esperamos que la información motive a los socios -tanto del sector público, como social y privado- a reflexionar sobre la relevancia de cambiar de paradigma y considerar la inversión en el fortalecimiento de empresas sociales, partiendo de sus necesidades específicas, como medio para conservar los recursos naturales.

Fuente: Revista Equilibrio No. 59
Publicada: Julio de 2013

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario