Ambiental

Fenebús defiende en la CE las ventajas que ofrecen los autobuses y los autocares en emisiones de CO2

El 22 de febrero, la delegación de Fenebús en Bruselas participó en la conferencia sobre la futura estrategia para reducir las emisiones de CO2 de los vehículos de la carretera en la cual la Comisión Europea está trabajando. Fenebús fue la única asociación española de transporte presente en la conferencia.
La Federación mantiene desde hace mucho tiempo una excelente colaboración con las instituciones europeas, motivo por el cual fue invitada a dicha conferencia. La federación había participado en la consulta pública sobre el mismo asunto que la Comisión llevó a cabo hasta diciembre de 2011.

El director de la consultora TIAX, Michael Jackson, presentó los aspectos básicos de un estudio elaborado por su empresa acerca del potencial de reducción de gases de efecto invernadero procedentes de vehículos pesados en la UE. Jackson enumeró y explicó todos aquellos factores a tener en cuenta para reducir las emisiones en materia de vehículos, motores, tecnologías y combustibles. Por su parte, Chris Such presentó las conclusiones y resultados de otro estudio de similar temática llevado a cabo por la empresa británica Ricardo. Philip Owen, jefe de la unidad especializada en Transporte y ozono de la Dirección General de Acción por el clima de la Comisión Europea, inició el debate al preguntar por los medios fundamentales para reducir las emisiones y las distintas opciones en materia política. Owen admitió que en este asunto no existe una única solución.

Fenebús defendió las ventajas medioambientales que ofrecen los autobuses y los autocares en términos de emisiones de CO2. La federación exigió que se distinga según las emisiones de los distintos vehículos de la carretera e insistió en que el uso y promoción del autobús contribuyen de manera activa al cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad medioambiental. Además, la Federación pidió que se tenga en cuenta la vida útil de un autobús o autocar a la hora de establecer la entrada en vigor de cualquier restricción de uso de vehículos por el alto coste y elevada inversión que suponen para las empresas. A Fenebús le gustaría que se tuvieran en cuenta todas esas consideraciones y muchas otras más antes de elaborar una estrategia para reducir las emisiones de CO2 procedentes de los vehículos de transporte por carretera. Para la federación, los autobuses y los autocares no son el objetivo más adecuado.

Más pasajeros y carriles especiales

En el turno de intervenciones de las partes interesadas destacaron, entre otras, las intervenciones de la Unión Internacional del Transporte por carretera (IRU) y de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP). La IRU pidió fomentar el uso de autobuses y autocares para aumentar el número de pasajeros y que así se reduzcan las emisiones. Además, exigió cautela a la hora de utilizar medidas fiscales como solución. La UITP también pidió aumentar la cuota de pasajeros del transporte urbano en autobuses y la velocidad comercial de los mismos para hacerlos más atractivos a los ciudadanos. Para la UITP es necesario que los autobuses cuenten con carriles especiales para contribuir a la descarbonización.

Fuente: Nexotrans.com
Publicada: 3 de marzo de 2012.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario