Comunicados de Prensa

Femsa se suma a las Experiencias Altruistas de Comunal

Escrito por Expok

Conoce más sobre la huella de Femsa a las Experiencias Altruistas de Comunal.

A través de su programa “Voluntariado KOF” Coca Cola FEMSA se sumó el pasado 28 de noviembre a una de las Experiencias Eltruistas que Comunal Comunidad Altruista promueve a favor de fundaciones u organizaciones sin fines de lucro.

En esta ocasión se apoyó a la fundación Doctor Sonrisas, la cual nació en el año 2003, con el objetivo de apoyar a niños que padecen enfermedades que ponen en riesgo su vida durante su tratamiento como puede ser cáncer, VIH sida, fibrosis quística, entre otras.

¿Qué es voluntariado KOF?

Todo parte del desarrollo integral y la calidad de vida de los colaboradores de Coca Cola FEMSA y su familia. Como parte de dicho desarrollo los colaboradores tiene diversas opciones de voluntariado. Parte de los objetivos del programa de “Voluntariado KOF” para el 2020 es el de sumar 1 millón de horas de voluntariado por parte de trabajadores

Comunal y Voluntariado KOF

Comunal es una agencia de impacto social que busca sensibilizar y apoyar a quienes más lo necesitan por medio de actividades recreativas, brindando tres tipos de Axperiencias Altruistas: de inclusión, recreativas y / o ambientales

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de apoyar a Coca Cola Femsa para llevar a cabo esta experiencia,”Papalote para Todos” llevando a niños que padecen cáncer y a los voluntarios a pasar un día inolvidable.

La cita fue a las 10 am en las instalaciones del Papalote Museo del Niño, en donde arribaron dos camiones con más de 45 niños y sus papás. Ya los esperaban ansiosos los 80 voluntarios del departamento de Recursos Humanos de Femsa, pues la mayoría no conocían el museo, o bien tenían muchos años de no visitarlo.

Primero tuvieron una actividad de integración, se organizaron 4 equipos con un color diferente para disfrutar de una visita guiada, liderada por un “cuate”.
Los niños debían elegir a su voluntario; justo en ese momento comenzó la “magia” pues los voluntarios esta vez fueron “adoptados” por los niños y no al revés como normalmente ocurre.

Pasaron las horas, y cada vez la empatia entre los integrantes de cada equipo se hacía más notoria, los niños y niñas no dejaban de sonreír, pese a que algunos acababan de tomar sus quimioterapias unas horas antes.

Todos disfrutaron la actividad, desde la zona de burbujas, la cama de clavos, el camión de bomberos, el árbol Ramón, el minisuper y muchas actividades que los niños se olvidaron por un momento de sus enfermedades y los voluntarios volvieron a ser niños.

El Voluntariado KOF, sin duda fue pieza clave para que los niños y niñas se sintieran en confianza y seguros.

Al final de la tarde, los niños les entregaron un diploma a cada voluntario junto con un abrazo, una foto de recuerdo con la botarga del Oso de Coca Cola y un hasta pronto.

Los voluntarios posteriormente compartieron entre ellos su experiencias de ese día y cómo se sintieron respecto a cada actividad.

Lágrimas, sonrisas y mucha reflexión se vivió en ese momento, pero todos sacando su lado más humano, sensibilizados por dicha actividad y conmovidos por la experiencia vivida.

Este tipo de actividades nos dejan pensando lo afortunados que somos por muchas cosas y no nos damos el tiempo de valorarlas, somos responsables de buscar el bien común y aportar algo positivo a la comunidad.

“Hoy me doy cuenta que realmente esos pequeños son mucha más fuertes que yo, pues pese a todo lo que están sufriendo, ríen disfrutan y viven su presente”

Comunicado de prensa.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario