Ambiental

Falta una revolución, no fiestas: Friedman

A pesar de todas las acciones que se están llevando a cabo en favor del planeta, no ha habido una real revolución verde, aseguró Thomas Friedman, promotor del la “revolución verde” en Estados Unidos, durante la conferencia magistral que dictó en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, en el marco de la Expo Negocios Verdes.

“Para que exista una revolución, alguien tiene que salir lastimado y los responsables tienen que desaparecer”, dijo Friedman, columnista del periódico The New York Times y autor de polémicos libros como El mundo es plano o teorías políticas como la denominada Ley de los arcos dorados (la cual dicta que entre los países en donde se ha instalado McDonald’s no hay conflictos bélicos).

Todo lo que se ha hecho hasta ahora, según el periodista, tres veces ganador del Premio Pulitzer, no es más que “una fiesta verde, en la que tenemos diversión, pero no tiene nada que ver con una revolución”.

El juicio del ambientalista emitido ante los estudiantes del Tec fue demoledor: el mundo se ha convertido en algo caliente, plano y lleno de gente.

La temperatura del planeta ya se elevó un grado centígrado y podría llegar a dos y “el cuerpo de la naturaleza es como el cuerpo de ustedes, si la temperatura aumenta a 38 grados ya es preocupante, pero a la naturaleza no la pueden llevar al hospital.”

También hay que considerar, señaló, que es más plano, porque la gente ve más claras sus aspiraciones (que, según el conferencista, son vivir como los estadunidenses: con servicios públicos, de salud, automóviles, dinero, entre otros factores).

Sin embargo, añadió, “Diosito no diseñó el planeta para tantos estadunidenses genéricos”. Por lo tanto, se debe renovar el concepto de la vida americana, para que se viva mejor.

Acerca de la sobrepoblación, Friedman indicó que hay 7.2 millones de personas en el mundo y cada segundo aumenta en siete humanos, lo que equivale a 36 mil habitantes más por hora.

El columnista destacó los efectos negativos de esta situación, que ya pueden verse en la actualidad: mayor demanda de energía y recursos naturales, cambio climático, pobreza de energía; dictadura del petróleo y pérdida de biodiversidad.

Ante este panorama, la primera palabra que debe desaparecer es “después”, dijo, ya que en estos momentos puede significar “demasiado tarde”. Y es que los gases de invernado se incrementan tanto que están acumulando el calor de la Tierra y “no sabemos qué hará la madre naturaleza”.

Pero como no hay una seguridad de que esto esté sucediendo, esto es una razón para no hacer nada y seguimos generando este tipo de gases. Al final la probabilidad de que un desastre ocurra será mucho mayor del 1 por ciento que ahorita se prevé, manifestó el también escritor.

Con todo esto, debe existir un cambio verdadero con acciones de verdad, a fin de no caer en el término “Banana”, que significa “construir absolutamente nada, en ningún lugar cerca de nada” (por sus siglas en inglés).

Al finalizar, Friedman afirmó que se debe tener un gobierno realmente democrático, que lleve a cabo una revolución verdadera, “si no, nos convertiremos en un país bananero”.

Excelsior, Comunidad, pág. 3
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

revolucion

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]