Quieren proponer un régimen para las empresas sociales en México, ¿funcionará?

Las marcas que son socialmente responsables y buscan tener un impacto positivo a nivel social, ambiental y económico quieren resaltar de las que no lo son. Es por ello que se está diseñando un régimen para las empresas sociales en México y que puede evaluar si realmente son lo que dicen ser.

Un régimen para las empresas sociales en México

Los Actores del ecosistema, encabezados por la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) y Sistema B, un organismo internacional que promueve la certificación de este tipo de compañías, se encuentran trabajando en una especie de ley que será presentada ante el Congreso y que tendrá la capacidad de identificar y analizar si una compañía es o no, realmente responsable.

De acuerdo con Jorge Corral, director ejecutivo de la ASEM, el 24 de agosto se organizó la primera mesa de trabajo en la que participaron la aceleradora New Ventures, el fondo de inversión Promotora Social México y el Tecnológico de Monterrey, entre otros.

En esta reunión se analizaron los mecanismos que impulsen a estos negocios desde la política pública.

Premios a la sustentabilidad en Europa

“Las propuestas se incluirán en una versión extendida del Emprendecálogo, un documento que reúne las principales preocupaciones de los emprendedores y sus posibles soluciones, que la ASEM hará público el 15 de noviembre”, comparten.

A partir del 15 de noviembre, este grupo buscará contactarse con el gobierno federal, senadores y diputados: “Nuestro objetivo es hacer no sólo recomendaciones, sino llevar cada una a su implementación en la política pública”, añade Corral.

También se discutió cómo incentivar la creación de las empresas sociales y la formación de emprendedores de triple impacto desde las aulas: “Una de las recomendaciones es el régimen especial, las otras dos aún están por definirse”.

Armando Laborde, socio de New Ventures, señaló que hoy una compañía con impacto social se revuelve con cualquier otra que no lo tenga y para el consumidor la diferencia no es clara.

De acuerdo con Armando, las empresas deberán cumplir con ciertos requisitos y los CEO que no estén alineados con este compromiso podrán ser despedidos.

«Un CEO que no cumpla con los resultados puede ser despedido, además, estas empresas están obligadas a rendir cuentas mediante informes públicos”, dice Corral.
Además, comentó que este régimen para las empresas socialmente responsables en México, permitirá quedar clara la identidad de la empresa social.

¿Será positivo este régimen?

Ramsés Gómez, director ejecutivo de Sistema B, un organismo internacional que promueve la certificación de empresas sociales en América Latina, señala que en Chile, las compañías certificadas como sustentables son más susceptibles de ganar una licitación pública.

Quieren desarrollar un régimen que evalué si las empresas realmente son responsables. ¿Funcionará?

Twittea esta frase.

Ese es un ejemplo de cómo obtener beneficios que no necesariamente son fiscales y que pueden tener mayor impacto. Sin embargo, señala que puede ser un poco tardado el proceso para establecer un régimen para las empresas sociales en México.

Por otra parte, Colombia se convirtió en el primer país de América Latina en contar con una ley que se encargara de regular todo este proceso, mientras que en Argentina, la discusión sobre si hacerlo o no, sigue en pie… ¿Cuál será el futuro más próximo para México?

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.