Esta es la principal causa por la que los millennials cambian de trabajo constantemente ¿Es poco ético?

Últimamente las redes están plagadas de artículos que cuestionan la profesionalidad y la ética de la generación de los millennials, y es que para casi todos los adultos, estos jóvenes representan un dolor de cabeza debido a que no muestran el mismo interés que ellos en temas laborales y familiares.

Muchos comparten la idea de que esta generación no ha sido tan beneficiosa para el mundo, y más que innovar, los millennials están retrocediendo en temas de equidad de género y en su compromiso como colaboradores en las diferentes empresas en las que ingresan.

Sin embargo, esta generación es la primera que ha exigido a las compañías mejores políticas de trabajo que les ayuden a encontrar un mejor balance, y les permitan desarrollar sus actividades personales y laborales sin tener que sacrificar ninguna de las dos partes.

Estas nuevas condiciones van desde horarios más flexibles, mejores instalaciones y políticas que les permitan cumplir otras actividades pero, al parecer, este tipo de beneficios no son de la aprobación de los adultos pertenecientes a la generación X.

De acuerdo con Toya Share, colaboradora del portal MadameNoire, los millennials son menos propensos a trabajar bajo una estructura laboral tradicional y a continuar con el mismo esquema familiar.

A diferencia de otras generaciones que a sus 20 años ya estaban trabajando, tenían un mejor sueldo, y ya tenían hijos, los millennials suelen volar de un trabajo a otro sin permanecer en un lugar demasiado tiempo, ellos cambian de trabajos constantemente y no se preocupan demasiado por tener hijos, comentó Share.

Estos jóvenes también han sido juzgados por tener como prioridad viajar en lugar de formar una familia y por unir esfuerzos con otros jóvenes para alzar la voz y manifestarse contra todo lo que nos les parezca justo y correcto. Además de demostrar su compromiso y experiencia laboral por resultados comprobables y no por extensas jornadas laborales como las viejas generaciones.

Las generaciones más viejas tienden a glorificar el trabajo duro como una virtud en sí misma, pero el trabajo de la generación del milenio busca dar resultados trabajando menos horas sin necesidad de privarse de su vida personal y si el empleo no cumple con sus expectativas deciden cambiar a otro sin importar el tiempo en el que hayan prestado sus servicios, lo que para algunos adultos significa que los millennials carecen de ética en el trabajo.

¿Les falta a los millennials, ética de trabajo?

Megan Abbot, life coach, comparte que parte de la generación del milenio quieren un impacto directo e inmediato, y por esta razón, es más probable que cambien de puestos de trabajo hasta conseguir una vacante que se acople a sus necesidades.

Ellos quieren ver “un impacto directo y un retorno por sus esfuerzos”. Esa es la razón más probable por la que dejan sus trabajos.

Aunque tanto Abbot como Toya señalan que no todos los milennials son así, debido a que esta generación está partida en dos: los que se encuentran entre los 28 a los 35 y los que son menores de 28 años. Un rango de edad, que de acuerdo con ellas, hace una gran diferencia cuando se habla de ética profesional y personal.

La razón por la que los millennials menores de 28 cambian de un trabajo a otro, es porque esperan tener éxito y hacer mucho dinero con tan solo un clik, al igual que esos influencers que tienen invadidas las redes sociales.

Para ambas, los millennials más jóvenes carecen de ambiciones realistas y son influenciados por la horda de YouTubers e influencer que realizan tutoriales de maquillaje y otros clips, que en realidad son financiados con una gran cantidad de dinero; seguir estos modelos solo los hace desear el éxito de manera inmediata y no tener que esforzarse.

Toya lamenta que muchos de sus compañeros se hayan perdido la lección de: “No importa lo rápido que lo consigas, sino lo que aprendiste en el camino». Ella señala que esta es una buena frase y una importante lección para lograr la ética laboral y personal, y no buscar ser elogiado solo por aparecer en un video o un trending topic.

Cabe señalar que hablar de generaciones no es un tema absolutista y que seguramente existen jóvenes menores de 28 reconocen que para alcanzar el éxito y la estabilidad laboral tienen que adaptarse mejor al lugar de trabajo.

Lo que es cierto es que cualquier cosa que vale la pena tener no será fácil, y cuando se trata de la experiencia de trabajo y ética, vas a necesitar más que una tendencia o un video para sobresalir y cumplir con todos tus objetivos… una lección que por ejemplo La Mars ha tenido que aprender a base de críticas en todo internet.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.