Ambiental RSE

Estas son las pocas marcas de moda que destacan en la lucha vs la contaminación

Estas son las pocas marcas de moda que destacan en la lucha vs la contaminación

Es preocupante que solo algunas empresas muestren interés y conciencia sobre la contaminación del agua en todas las etapas de su cadena de valor. ¡Conoce a aquellas que sí lo hacen!

A la fecha muchas grandes empresas de moda y textiles de todo el mundo permanecen ciegas ante los riesgos de la contaminación del agua, y solo una de 62 compañías mencionó las microfibras en su respuesta a un cuestionario sobre seguridad del agua de la organización ambiental sin fines de lucro CDP.

Neo Chai Chin dijo en Eco-Business que se sabe que la industria es un gran causante de la contaminación del agua, desde la escorrentía agrícola de los campos de algodón a los ríos y los productos químicos utilizados en el teñido, hasta las microfibras liberadas en el proceso de lavado. Esto produce el 20% de las aguas residuales mundiales.

En su nuevo informe, Interwoven Risks, Untapped Opportunities, CDP analizó los datos de 2019 de 62 empresas, incluyendo marcas, fabricantes y minoristas. Los encuestados formaban menos de la mitad de las 136 grandes empresas a las que los inversores y clientes pidieron que revelaran sus impactos sobre el agua.

Solo siete de las 62 empresas encuestadas mostraron ser conscientes de la contaminación del agua en todas las etapas de su cadena de valor, según descubrió CDP.

Estas compañías son:

  1. Gap Inc.
  2. H&M, el propietario de Zara.
  3. Inditex.
  4. Burberry.
  5. Kering Group (propietario de marcas como Gucci y Saint Laurent).
  6. Hanesbrands.
  7. Woolworths Holdings.

Si bien cada vez más empresas son conscientes de la contaminación del agua que puede producirse durante las etapas de hilado, teñido y lavado, el riesgo está presente en toda la cadena de valor, desde la producción de algodón y el uso de detergentes nocivos para lavar la ropa, hasta el momento en que se eliminan las prendas. Por lo tanto, las siete empresas demostraron una comprensión más progresiva y transparente del problema, según señaló CDP en su informe publicado.

Las oportunidades que las compañías identificaron para reducir la contaminación del agua incluyeron:

  • Procesos de fabricación menos intensivos en químicos.
  • Técnicas de teñido sin agua.
  • Reciclaje de aguas residuales.
  • Inversión en materias primas más sostenibles, como el poliéster reciclado.

El informe señaló que la gestión innovadora del agua ofrece oportunidades de negocio. Los encuestados informaron de más de 180 millones de dólares de los EE.UU. en oportunidades al año, por ejemplo, mediante la inversión en materiales sostenibles que ayudan a mejorar su imagen de marca.

Abordar la contaminación del agua puede aumentar la eficiencia de las empresas y la resistencia a los riesgos físicos, normativos y de reputación, dijo CDP. Empresas como adidas y Gap añadieron que también podrían adaptar los productos a los consumidores más preocupados por la sostenibilidad.

En cuanto a la contaminación por microfibras, CDP señaló que la única empresa que reconoció el problema fue la empresa sueca de moda rápida H&M.

Esta estadística es alarmante dado el hecho de que la producción, el uso y la eliminación de los productos textiles contribuyen a la liberación de micro o nanofibras.

Las investigaciones han demostrado que entre 640,000 y 1.5 millones de microfibras pueden ser liberadas cuando se lava un kilómetro de ropa de fibra sintética. Estas microfibras pueden acumularse en los humanos, aunque las implicaciones para la salud todavía no se conocen.

Sin embargo, también se ha descubierto que fibras naturales como el algodón y el cáñamo persisten en los ambientes acuáticos.

A pesar de que existe una importante laguna en la investigación, las microfibras representan un problema mundial urgente que está creando oportunidades para la participación en la cadena de valor y modelos de negocio innovadores. La mitigación en la cadena de suministro es fundamental, ya que reduce la necesidad de emprender iniciativas de limpieza costosas y que llevan mucho tiempo en las fases posteriores.

H&M anima a sus consumidores a utilizar bolsas de guppy al lavar la ropa para atrapar algunas de las microfibras.

Informe.

Un llamado a la transformación

El informe de CDP se produce tras una carta abierta publicada durante la Semana Mundial del Agua el mes pasado por 21 grandes compañías, marcas y organizaciones, incluyendo la Coalición de Ropa Sostenible y el Fondo Mundial para la Naturaleza.

La carta abierta señalaba la masiva interrupción del sector de la moda, la ropa y el textil causada por la pandemia de COVID-19, e impulsaba una transformación más rápida del sector.

Los signatarios pidieron al sector que apoyara los planes de recuperación de la economía verde de los gobiernos, fortaleciera los compromisos de sostenibilidad de las empresas y sus relaciones con los proveedores, mejorara la trazabilidad y la transparencia y reconociera la importancia de la naturaleza y los ecosistemas de agua dulce.

La industria se vio muy afectada por la crisis de COVID-19 este año, y la tentación de dar prioridad a las ganancias a corto plazo estará presente. Pero el camino hacia una recuperación duradera reside en la adopción de prácticas de sostenibilidad y de economía circular. Esta es la dirección del camino y las compañías que lo lideran estarán mejor preparadas para el futuro.

Cate Lamb, directora de seguridad del agua de CDP.

Para mejorar su gestión del agua, las empresas de moda deberían considerar toda la cadena de valor (desde la producción de la materia prima hasta la eliminación de sus productos) en sus evaluaciones y objetivos de riesgos relacionados con el agua, dijo CDP.

Las compañías deberían tomar en cuenta que la contaminación se produce desde la fase de diseño y trabajar con los proveedores para aumentar la sensibilización sobre los riesgos y las medidas de contaminación de la misma. También deben implementar incentivos.

A nivel nacional, CDP citó acciones del gobierno sueco que podrían desincentivar el comportamiento dañino para el medio ambiente. El país nórdico está considerando la posibilidad de establecer un impuesto sobre la ropa y el calzado que contienen productos químicos tóxicos, y el impuesto propuesto de 40 coronas suecas (4.50 dólares de los EE.UU.) por kilogramo de ropa y calzado podría entrar en vigor en abril del próximo año, aplicándose a toda la ropa producida o importada.

Si las empresas pueden demostrar que ninguno de los productos químicos a los que se destina el impuesto se utiliza en la cadena de valor de un producto, podrían recibir deducciones de hasta el 95%.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]