RSE

¿Es responsable la nueva compañía de Google?

Google anunció la creación de Alphabet. Aquí te decimos por qué esta decisión es responsable.

Imagen via Reddit

Imagen via Reddit

Este lunes 10 de agosto, el mundo empresarial y el de la tecnología se sorprendieron cuando una de las empresas más icónicas de la industria anunció un cambio profundo en su estructura: Google, la compañía pública que solía englobar todos los productos servicios que conocemos, se llamará ahora Alphabet.

Como explica Larry Page, cofundador de Google y CEO de la nueva empresa, en una carta que detalla la decisión, “Alphabet es una colección de compañías. La más grande de ellas es, por supuesto, Google. Este nuevo Google es un poco más compacto, con las empresas que están más lejos de nuestros principales productos web contenidas en Alphabet.”

Sergey Brin, el otro fundador de la compañía, será el presidente de Alphabet, mientras que Sundar Pichai, quien hasta ayer era el director de productos de Google Inc., se convertirá ahora en su CEO. Page afirma claramente que el objetivo es que la nueva empresa no genere productos de consumo y que los CEO de los negocios que contiene sean más independientes.

Las razones para esta evolución son varias, pero una de las más importantes es la transparencia. Bajo el nuevo esquema, se segmentarán los reportes financieros, de forma de que los de Google sean publicados de forma separada a los de los otros negocios Alphabet.

Una crítica frecuente a la empresa era su intento de desarrollar demasiados productos al mismo tiempo, algunos de ellos con poca o ninguna relación a su core business: la publicidad en línea. Al crear Alphabet, Page y Brin parecen responder a estos cuestionamientos, prometiendo una mejor administración financiera, que será supervisada por ellos mismos, así como una clara distinción entre los distintos negocios que han creado.

Google es famosa por sus increíbles programas de bienestar para colaboradores y otras iniciativas de responsabilidad social, pero estas solo son importantes si se dan en el contexto de una compañía que es clara sobre sus productos, servicios y finanzas. La transparencia no es un valor tan llamativo como las salas de juego en las oficinas, pero sin duda es esencial para una empresa que se dice responsable.

Finalmente, Page promete que, a largo plazo, el objetivo de todos estos cambios es “mejorar las vidas de la mayor cantidad posible de personas.” Una misión responsable como pocas.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario