Entendiendo la Responsabilidad Social

El mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud ¿qué hacer?

El mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud qué hacer

Se acerca la siguiente gran crisis de salud pero no estamos listos. Esto es lo que hay que hacer.

Las enfermedades siempre han formado parte de la propia existencia del ser humano. Sin embargo, en los últimos años una combinación de tendencias mundiales, incluido el clima extremo, ha aumentado el riesgo a una crisis de salud.

El mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud

La enfermedad prospera en el desorden y los brotes han ido en aumento durante las últimas décadas.

Esto significa que existe una amenaza latente de una pandemia letal y el rápido movimiento de un patógeno respiratorio que es capaz de matar desde 50 hasta 80 millones de personas, y destruir casi el 5% de la economía mundial.

Una pandemia global en esa escala sería catastrófica, creando estragos, inestabilidad e inseguridad generalizados.

La realidad es que el mundo no está preparado. Los brotes afectan mucho más a las comunidades de bajos recursos dada su falta de acceso a servicios básicos de salud, agua potable y saneamiento. Esto agrava la propagación de cualquier patógeno infeccioso.

Los amplificadores de enfermedades son:

  • El crecimiento de la población y las tensiones resultantes en el medio ambiente.
  • El cambio climático.
  • La urbanización densa.
  • La migración.

El mundo necesita establecer proactivamente los sistemas y la participación necesaria para detectar y controlar posibles brotes de enfermedades.

Estos actos de preparación son un bien público global que debe involucrar significativamente a las comunidades, desde lo local hasta lo internacional, en la preparación, detección, respuesta y recuperación.

Entre los beneficios se encuentran:

  • Mejorar los resultados de salud.
  • Generar confianza en la comunidad.
  • Reducir la pobreza, contribuyendo así a los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Reporte afirma que el mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud

La Junta de Monitoreo de Preparación Global, un nuevo organismo independiente que evalúa qué tan listos estamos para una emergencia mundial, publicó su primer informe de preparación de salud.

El mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud ¿qué hacer?

De acuerdo al reporte, en cualquier momento podría suceder una pandemia con el potencial de arrasar al mundo en solo 36 horas, aniquilar a 80 millones de personas y cambiar a la sociedad de manera irreversible.

Comenzaría como cualquier otra epidemia viral, con una persona infectada transmitiendo un patógeno en el aire a la siguiente víctima, y así consecutivamente hasta que lleguemos a una catástrofe al nivel de la Peste Negra que destruye un 5% de la economía global.

Si esto sucede, ¿estaremos listos?

La respuesta oficial, de acuerdo al reporte, es no. Además, en realidad no se trata de si va a suceder, se trata de cuándo.

En este primer informe anual, la Junta explora e identifica las necesidades y acciones más urgentes para acelerar la preparación para emergencias sanitarias, centrándose particularmente en los riesgos biológicos que se manifiestan como epidemias y pandemias.

Hallazgos del reporte

La Junta analizó la evidencia y encargó siete documentos de revisión que exploran los desafíos de preparación a través de diferentes lentes:

  1. Gobernanza y coordinación.
  2. Capacidades de preparación del país.
  3. Investigación y desarrollo.
  4. Financiación.
  5. Mejorar el compromiso y la confianza de la comunidad.
  6. Preparación y manejo de las consecuencias de una pandemia de patógenos respiratorios de alto impacto.
  7. Lecciones aprendidas y lagunas persistentes reveladas por brotes recientes de la enfermedad por el virus del Ébola en África.

«Existe un acuerdo generalizado de que es prácticamente seguro que enfrentaremos otra epidemia o pandemia», dijo Scott Dowell, un experto en respuesta a brotes que dirige la vigilancia de vacunas en la Fundación Bill y Melinda Gates. “La pregunta es qué tan pronto, podrían pasar muchos años. Podría ser el año que viene.»

GPMB comenzó este informe después del brote de Ébola en África occidental que tuvo lugar de 2014 a 2016. El brote actual en la República Democrática del Congo ya ha provocado cerca de 2 mil muertes, con más de 3 mil casos confirmados.

Los patógenos letales de rápido movimiento como el Ébola son los que más preocupan al GPMB, junto con el SARS y virus similares.

Para prevenir la alarmante situación y estar preparados en caso de que suceda, se requiere tomar diversas medidas:

1. Se necesita que los líderes mundiales se comprometan con el Reglamento Sanitario Internacional, como inspeccionar la carga internacional y garantizar que los viajeros reciban las vacunas adecuadas establecidas en 2005, e invertir en estos compromisos en consecuencia.

Los 195 países del mundo firmaron para prepararse de acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional en 2005″, pero a partir del año pasado, menos de un tercio de los países informaron que habían logrado la preparación a la que se comprometieron.

Scott Dowell

2. Animar a los países que están monitoreando su preparación para «liderar con el ejemplo».

3. Involucrar a los jefes de gobierno que instalan coordinadores de alto nivel con la autoridad para realizar simulaciones, simulacros enfocados en lo que el país debe hacer si se produce una pandemia.

4. Invertir en vacunas, infraestructura hospitalaria adicional y otros posibles tratamientos.

5. Aumentar las donaciones relevantes a los campos médicos y de emergencia.

6. Mejorar la coordinación de la respuesta de emergencia en todos los países.

Implementar estas acciones no es fácil. Los países no suelen cumplir con las promesas de preparación. Según Dowell, hay que actuar más rápido que en el pasado:

La junta ha concluido que el mundo no está listo para la próxima crisis mundial de salud pública, y creo que la gente debería tomarlo muy en serio».

«Los países más ricos tienden a estar más preparados». Entre 2011 y 2017, aproximadamente 164 y 213 eventos de epidemias ocurrieron cada año en el mundo, según datos de la OMS.

El mundo no está listo para la siguiente gran crisis de salud ¿qué hacer?

Resolve to Save Lives es una iniciativa presentada por Vital Strategies. Una organización sin fines de lucro encontró que Australia y Corea del Sur son los países mejor preparados para los brotes de enfermedades, con puntajes respectivos de 92.

Estados Unidos ocupa el quinto lugar con un 87, mientras que los menos preparados se encuentran en África: Gambia tiene 32, Sudán del Sur 30, y tanto Somalia como Chad obtuvieron los puntajes más bajos con 29.

Los pobres son los que más sufren

Cualquier país sin atención primaria de salud básica, servicios de salud pública, infraestructura de salud y mecanismos efectivos de control de infecciones, enfrenta las mayores pérdidas, incluida la muerte, el desplazamiento y la devastación económica.

Los brotes de enfermedades interrumpen todo el sistema de salud reduciendo el acceso a los servicios de salud para todas las enfermedades y afecciones, lo que conduce a una mortalidad aún mayor y al incremento de depresión económica.

Los impactos negativos son particularmente profundos en entornos frágiles y vulnerables, donde la pobreza, la mala gobernanza, los sistemas de salud débiles, la falta de confianza en los servicios de salud, los aspectos culturales y religiosos específicos y, a veces, los conflictos armados en curso, complican en gran medida la preparación y respuesta ante brotes.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact