El mecenazgo es una de las prácticas más antíguas de la filantropía. ¿De dónde viene exactamente y en qué consiste?

Hace unos días el magnate mexicano Carlos Slim, junto con la Baronesa Thyssen, recibió el Premio Iberoamericano de Mecenazgo de la Fundación Callia en España.

El mecenazgo es una práctica tan antigua como la humanidad, sin embargo, ha adquirido formas históricas por lo que su estudio es harto interesante. Es en Roma donde se ubica la forma de este tipo de ayuda filantrópica que cobra sus características que se presentan hasta hoy día. Se debe a Cayo Cilnio Mecenas las acepciones más distintivas y que de él se tome el término de mecenazgo.

mecenazgo

El mecenazgo es una forma filantrópica que se estable cara a cara entre una persona pudiente, con recursos económicos, con los cuales apoya a otra que a menudo es un creador, ya sea artista plástico, literato, músico, investigadores, científicos, etc. para que se dedique plenamente al proceso creativo y no enfrente las vicisitudes de generar recursos económicos para su manutención.

Callo Cilnio fue un terrateniente romano que apoyó las artes y entre quienes recibieron su patrocinio destacan los poetas Virgilio y Horacio.

El mecenazgo es reconocido también como un patrocinio, sin embargo, la definición no estará completa si no se contemplan las motivaciones del mecenas para con el creador. Como suele suceder en el campo de la filantropía al mecenazgo no le es ajeno los dos campos principales de la motivación: puede ser por razones de auto ayuda o hetero ayuda.

Dentro de las primeras se agrupan entre otras:

  • La vanidad que se refuerza al ostentarse como un filántropo, acompañan a esta motivación la reputación, prestigio y visibilidad, aunque esta no es precisamente necesaria, pues muchos mecenas desean conservar sus acciones de manera privada sin que salga a la luz la relación con el artista. Algunas personas estiman que es para evitar que más creadores se acerquen y le soliciten su ayuda, otras por un genuino deseo de hacer el bien sin que se revele para evitar dobles lecturas.
  • Por la experimentación del goce estético que en muchos casos genera que el mecenas se involucre en el coleccionismo que tarde o temprano ese patrimonio cultural terminará en la difusión y disfrute de la comunidad ya sea en un museo o un recinto cultural administrado de forma privada lucrativa, privada sin fines de lucro o desde el gobierno. Dicho sea de paso, esos son los méritos de la Baronesa Thyssen que crease el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. En esta vertiente se presenta el mecenazgo que establece la producción de obra por encargo.

Entre algunas motivaciones de la hetero ayuda del mecenazgo se pueden citar:

  • El deseo de ayudar a otro reconociendo el talento que no se tiene y que por aceptarlo se refuerza la necesidad de la promoción de su labor creativa.
  • Advertir que la obra es tan trascendente que la humanidad en su conjunto requiere no privarse de esta beta creativa. Aparece el reconocimiento a la innovación que ubica a ciertos creadores a la vanguardia y rompimiento de paradigmas y, quizá la inauguración de nuevos periodos histórico culturales.
  • Resaltar el valor artístico o creativo per se impidiendo que entre a circuitos mercantiles que pudieran ir en detrimento de la propia obra devaluándola o provocar la producción masiva.

A lo largo de la historia y en diversas culturas y regiones, se han presentado miles de casos de mecenazgo. Como ejemplo la relación que estableció Piotr Ilich Tchaikovski con la viuda Nadezhda von Meck, quien mantuvo un intercambio epistolar y de provisión de dinero para la manutención del músico. Otro basado además en la amistad, es de sobra conocido, la relación de Federico Engels que contribuía a las necesidades de Carlos Marx.

México ha sido ajeno al mecenazgo. Podemos citar el apoyo que han recibido grandes talentos como los pintores Roberto Parodi y Rafael Cauduro, de una amante del arte que por razones de respeto no nos corresponde señalar por el deseo de mantenerse anónima.

Como se ha visto, la presencia de mecenas en toda sociedad es valioso por el hecho de que ser promotores del arte y al final de sus vidas legan el patrimonio cultural a otras generaciones.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio compartió con sus colegas que la Fundación del Empresariado Yucateco (FEYAC) rindió la semana pasado su informe de actividades. Su labor es muy completa promoviendo las alianzas intersectoriales entre gobierno, empresarios y sociedad civil. Señaló que a FEYAC le faltaría sumarse a la Red del Pacto Mundial de las Naciones Unidas en México para ser más contundente y tener visibilidad internacional dentro de la red de responsabilidad social más grande del mundo, como es la iniciativa que creara Kofi Anann en 1999. El gobernador Rolando Zapata Bello acudió al evento y felicitó a Beatriz Gómory Correa quien es Presidenta del Consejo Directivo de dicha asociación. La FEYAC entregó el reconocimiento “Alianzas que dan Frutos” a la Fundación ADO y a la estación radiofónica Sona 89.3 Mhz por los vínculos que han desarrollado en el estado. Entre los invitados especiales estuvo Don Jorge Villalobos G. Presidente Ejecutivo del Centro Mexicano para la Filantropía.

El Tesorero de la organización señaló que existe un grave riesgo para el medio ambiente si se aprueba la Ley de Biodiversidad tal como está redactada. Uno de los problemas es que solo incluye la percepción de legisladores y tanto empresas como organizaciones civiles ambientalistas, comunidades que viven del aprovechamiento de recursos naturales, no fueron consultados. Nuevamente el Partido Verde de México es protagonista de querer buscar votos fáciles al promover una situación catastrófica en lugar de basarse en cómo lograr la sostenibilidad. La humanidad tiene gran responsabilidad en resarcir el daño al medio ambiente y empresarios pueden estar involucrados activamente como ya lo hacen en la industria.

La Secretaria del Consejo Directivo señaló que amplio es el margen de acción de la Fundación Carlos Slim, no solo por la creación y administración del Museo Soumaya, motivo por el cual recibió el Premio de la Fundación Callia, sino también por colaborar en la construcción de viviendas en Xochimilco, zona afectada por los sismos de septiembre pasado.

El Director comentó que resultó muy interesante la entrevista que Milenio TV realizó a Vivian Alegría, Directora de Fundación Coca Cola, quien señaló que la asociación ha tenido transformaciones importantes en su relación entre la empresa y la comunidad pues pasó de la filantropía, a la Responsabilidad Social Corporativa y hoy se ubica en la Sustentabilidad y el Valor Compartido. Alegría señaló que muestra de esta visión es la utilización del agua, donde la empresa refresquera se ocupa de regresar al medio ambiente el agua que utiliza y esto lo hace a través de distintas acciones.

Acerca del autor

Emilio Guerra