Ambiental

El mayor ciclón de la historia de Australia toca tierra

Alrededor de 90.000 hogares de la costa noreste australiana se encuentran sin suministro eléctrico para evitar incidentes por la llegada del Ciclón Yasi. Los primeros efectos de la tormenta que arrastra el fenómeno, que se acerca con un frente de 650 kilómetros de ancho y con vientos de 300 kilómetros por hora se sienten ya en la costa del estado de Queensland. Anna Bligh, jefe de Gobierno de Queensland, ha advertido de que la situación va a empeorar en las próximas dos horas, según informa el medio local ABC.

Aunque en un primer momento se esperaba que tocase tierra con categoría 5 a las 10 de la noche entre las ciudades de Cairns e Innisfall, pero la velocidad de desplazamiento ha disminuido a 25 km/h y la hora de llegada prevista, en Innisfall, es la medianoche (14.00 GMT). Esto, ha dicho Bligh, es un arma de doble filo, ya que los daños por los vientos serán mayores (al ser más prolongados en el tiempo).

“Nos enfrentamos a una tormenta de proporciones catastróficas y sin precedentes”, ha declarado Anna Bligh, presidenta del estado de Queensland, después de que el ciclón Yasi fuera elevado a tormenta de categoría cinco. La gobernadora ha hecho un llamamiento a la población para que se quede en sus casas o en los refugios hasta que las autoridades digan que es seguro salir de ellos. “Haremos todo lo que podamos para acortar el tiempo que la población esté sin asistencia, pero no es algo que podamos controlar”, ha dicho en un mensaje a la población.

El servicio meteorológico australiano asegura que será el ciclón más fuerte que jamás haya golpeado el país. “Este ciclón se va a ser terrible y, potencialmente, muy, muy dañino “, agregó Bligh. La mayor amenaza podría venir de las mareas a lo largo de la costa debido al golpe del mar cuando la marea esté alta. “Las próximas 24 horas van a ser terroríficas para la gente que vive en la zona de peligro”, advirtió Bligh.

Minas, vías férreas y puertos de carbón han cerrado, mientras los funcionarios advierten de que la tormenta podría adentrarse en el interior cientos de kilómetros, alcanzando las zonas rurales y mineras que continúan luchando por recuperarse después de meses de devastadoras inundaciones. Hay pocas tiendas abiertas, las universidades han sido protegidas con sacos de arena y tablones en las ventanas, e incluso los militares se apresuran para sacar de la zona a sus barcos y aviones a tiempo.

Olas de tres metros en la costa

El servicio nacional de meteorología prevé que poco antes de la llegada del ciclón, la costa será golpeada por olas de hasta casi tres metros de altura producidas por el fuerte viento, por lo que las autoridades han pedido a los habitantes que recojan sus enseres y se dirijan a lugares elevados como medida de precaución. El ejército evacuó ayer a cerca de 40.000 personas de las zonas bajas costeras de Queensland. Se espera que los fuertes vientos previstos aumenten unos 5 metros el nivel del agua.

Los últimos vuelos especiales de las compañías aéreas despegaron a primera horas del miércoles con el pasaje -formado por turistas y residentes que quisieron abandonar Cairns y Townsville antes del cierre de los aeropurtos- al completo. En la localidad de Townsville, cerca de 60.000 personas -un tercio de sus habitantes- han abandonado sus casas por temor al ciclón, que se estima afectará en las primeras horas a unos 400.000 habitantes del litoral. A lo largo del día, agentes de policía recorrían los barrios de las dos ciudades para recomendar casa por casa a sus habitantes que abandonasen el hogar para buscar refugio. Antes, helicópteros militares transportaron a varias decenas de enfermos que estaban ingresados en hospital de Cairns, a una base aérea situada en el interior.

El ciclón más virulento de Australia

El servicio de meteorología estima que la fuerza de Yasi es mayor que la del ciclón Larry, que en 2006 destruyó casas y comercios de la costa del noreste y causó daños materiales por valor de mil millones de dólares. Otro ciclón, el llamado Anthony y de categoría 2, atravesó el pasado lunes la misma región de Queensland con rachas de viento de hasta 130 kilómetros, aunque causó daños menores.

El ciclón Yasi llega a Australia apenas unas semanas después de las peores inundaciones de la historia del país y que se convirtió en una catástrofe sin precedentes, con 35 muertos y unos daños económicos ascendieron a más de 3.800 millones de euros. En total, las inundaciones del pasado mes de enero causaron más de 200.000 damnificados.

Fuente: El País.com
Publicada: 02 de Febrero 2011

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]