Ambiental Debes leer...

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra
Escrito por ExpokNews

El cambio climático ha desestabilizado los polos, además la temperatura global sigue en aumento: los expertos necesitan revertir la situación.

El cambio climático ha desestabilizado los polos, y esto se puede observar al ver que la plataforma de hielo se está resquebrajando. Estudios muestran que el agua caliente del océano está erosionando su parte inferior.

De acuerdo con The Washingotn Post, las imágenes de satélite revelaron largas fisuras paralelas en la extensión congelada, como arañazos de algún monstruo con garras. Una fractura creció tanto y tan rápido que los científicos la llamaron “la daga”. 

“Fue enormemente sorprendente ver que las cosas cambiaban tan rápido”, dijo Erin Pettit. La glacióloga de la Universidad Estatal de Oregón había elegido este lugar para su investigación de campo en la Antártida precisamente por su estabilidad.  

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra

Mientras otras partes del infame glaciar Thwaites se desmoronaban, esta cuña de hielo flotante actuaba como refuerzo, frenando el deshielo. Se suponía que era aburrido, duradero y seguro. 

Ahora el cambio climático ha convertido la plataforma de hielo en una amenaza, para el trabajo de campo de Pettit y para el mundo. 

Cambio climático ha desestabilizado los polos

El cambio climático ha desestabilizado los polos en consecuencia a actividades humanas y ya ha aumentado la temperatura global en más de 1,1 grados Celsius (2 grados Fahrenheit). Pero los efectos son especialmente profundos en los polos, donde el aumento de las temperaturas ha socavado seriamente las regiones antes encerradas en el hielo. 

En una investigación presentada recientemente en la mayor conferencia mundial de ciencias de la tierra, Pettit demostró que la plataforma de hielo Thwaites podría derrumbarse en los próximos tres a cinco años, desatando un río de hielo que podría elevar drásticamente el nivel del mar.  

Los estudios aéreos documentan cómo las condiciones más cálidas han permitido a los castores invadir la tundra ártica, inundando el paisaje con sus presas. Los grandes barcos comerciales se infiltran cada vez más en zonas antes congeladas, perturbando la vida silvestre y generando cantidades desastrosas de basura.  

En muchas comunidades nativas de Alaska, los impactos climáticos agravaron las dificultades de la pandemia de coronavirus, provocando la escasez de alimentos entre personas que han vivido de esta tierra durante miles de años. 

Cambio climático ha desestabilizado los polos

Twila Moon, glacióloga del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo y coeditora del Arctic Report Card, una evaluación anual del estado de la cima del mundo compartió:

El carácter mismo de estos lugares está cambiando … Estamos viendo unas condiciones que nunca antes se habían visto. 

Twila Moon.

La rápida transformación del Ártico y el Antártico crea efectos dominantes en todo el planeta. El nivel del mar subirá, los patrones climáticos cambiarán y los ecosistemas se alterarán.

A menos que la humanidad actúe rápidamente para frenar las emisiones, dicen los científicos, las mismas fuerzas que han desestabilizado los polos causarán estragos en el resto del globo. 

El Ártico es una forma de mirar hacia el futuro … Los pequeños cambios de temperatura pueden tener efectos enormes en una región dominada por el hielo. 

Matthew Druckenmiller, científico del Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo.

La edición de este año del boletín de calificaciones, que se presentó el martes en la reunión anual de la Unión Geofísica Americana, describe un paisaje que se está transformando tan rápidamente que los científicos tienen dificultades para seguir el ritmo.  

Las temperaturas en el Ártico están aumentando el doble de rápido que la media mundial. El período comprendido entre octubre y diciembre de 2020 fue el más cálido registrado, según los científicos. 

Nuevo récord de temperatura en el Ártico

Por otra parte, la Organización Meteorológica Mundial confirmó un nuevo récord de temperatura en el Ártico: 100 grados Fahrenheit en la ciudad siberiana de Verkhoyansk el 20 de junio de 2020. 

Estas condiciones de calor son catastróficas para el hielo marino que suele atravesar el Polo Norte. El verano pasado se registró la segunda extensión más baja de hielo marino grueso y viejo desde que se empezó a hacer el seguimiento en 1985.

Los grandes mamíferos, como los osos polares, pasan hambre sin esta plataforma crucial desde la que cazar. La vida marina, desde el diminuto plancton hasta las ballenas gigantes, está en peligro. 

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra

“Es una situación de colapso del ecosistema”, dijo Kaare Sikuaq Erickson, cuya empresa Ikaagun Engagement facilita la cooperación entre los científicos y las comunidades nativas de Alaska. 

Las consecuencias de esta pérdida se sentirán mucho más allá del Ártico. El hielo marino ha actuado tradicionalmente como el “aire acondicionado” de la Tierra; refleja hasta dos tercios de la luz que incide sobre él, devolviendo enormes cantidades de radiación solar al espacio. 

En cambio, las extensiones oscuras de agua absorben el calor, y es difícil que estas zonas se vuelvan a congelar. Menos hielo marino significa más océano abierto, más absorción de calor y más cambio climático. 

Tenemos un estrecho margen de tiempo para evitar impactos climáticos muy costosos, mortales e irreversibles.

Rick Spinrad, director de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Los máximos históricos también han hecho sonar el timbre de la muerte del hielo en tierra. Tres episodios históricos de deshielo afectaron a Groenlandia en julio y agosto, haciendo que la enorme capa de hielo de la isla perdiera unos 77 billones de libras. El 14 de agosto, por primera vez en la historia, llovió en la cumbre de la capa de hielo. 

Aunque la capa de hielo de Groenlandia tiene más de un kilómetro de espesor en su centro, la lluvia puede oscurecer la superficie, haciendo que el hielo absorba más calor del sol, dijo Moon. Esto cambia el comportamiento de la nieve y hace que la parte superior del hielo se deslice. 

Consecuencias preocupantes

Las consecuencias para los habitantes del Ártico pueden ser nefastas. En Groenlandia y otros lugares, el agua de deshielo de los glaciares en retroceso ha desbordado los ríos y contribuido a las inundaciones.  

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra

El retroceso del hielo deja al descubierto acantilados inestables que pueden derrumbarse fácilmente en el océano, provocando tsunamis mortales. Las carreteras se doblan, los sistemas de agua fallan y los edificios se derrumban cuando el permafrost se descongela. 

Unos 5 millones de personas que viven en las regiones de permafrost del Ártico están en peligro por los cambios que se producen en sus costas y bajo sus pies. 

No se trata sólo de los osos polares, sino de los seres humanos. Estos cambios están afectando a las personas y a sus vidas y medios de subsistencia, desde: ‘¿Qué hay para cenar esta noche?’ hasta la escala internacional. 

Rick Thoman, especialista en clima del Centro Internacional de Investigación del Ártico de la Universidad de Alaska Fairbanks.

En la Antártida, dijo el glaciólogo de la Universidad de Colorado en Boulder, Ted Scampos:

El cambio climático tiene que ver más con los cambios en los vientos y en los océanos que con el calentamiento, aunque eso también está ocurriendo en muchas partes. 

Ted Scampos, glaciólogo de la Universidad de Colorado en Boulder.

Aunque el continente permanece congelado durante gran parte del año, el aumento de las temperaturas en el Pacífico ha cambiado la forma en que el aire circula alrededor del Polo Sur, lo que a su vez afecta a las corrientes oceánicas.

Las aguas cálidas y profundas del océano se acercan a las costas y golpean la parte inferior de la capa de hielo congelada, debilitándola desde abajo. 

Scampos en un correo electrónico escribió desde la estación McMurdo de la Antártida, donde se está preparando para un viaje de campo a la plataforma de hielo del glaciar Thwaites. 

Esto está desencadenando el comienzo de un colapso masivo

Ted Scampos, glaciólogo de la Universidad de Colorado en Boulder.

La desintegración de la plataforma de hielo Thwaites no aumentará inmediatamente el nivel del mar: ese hielo ya flota sobre el agua, ocupando la misma cantidad de espacio. Pero sin la plataforma de hielo que actúa como refuerzo, las partes terrestres del glaciar comenzarán a fluir más rápidamente.  

Thwaites podría ser vulnerable al colapso de los acantilados de hielo, un proceso en el que las altas paredes de hielo que dan directamente al océano comienzan a desmoronarse. 

Si todo el glaciar fallara, aumentaría el nivel del mar en varios metros. Las naciones insulares y las comunidades costeras se verían inundadas. 

¿Una oportunidad en puerta?

Para algunos en el Ártico, este rápido deshielo representa una oportunidad. La vegetación de la tundra florece con el clima más cálido. Los castores han emigrado hacia el norte, clavando sus patas en la tierra antes congelada. 

Las imágenes de satélite muestran que el número de estanques de castores en el oeste de Alaska se ha duplicado al menos desde el año 2000. Estos estanques pueden contribuir al rápido deshielo del permafrost, liberando el carbono que ha estado encerrado en el suelo durante miles de años. Pero aún no está claro qué significa la ingeniería del castor para el planeta, ni siquiera para los ecosistemas que se encuentran aguas abajo. 

Las condiciones más cálidas también han permitido a la gente infiltrarse en nuevos entornos, y aquí los impactos perjudiciales son evidentes. Se han establecido nuevas rutas de navegación a través de zonas que antes estaban bloqueadas por el hielo marino, perturbando la vida silvestre y contaminando el océano con plásticos solo por mencionar algunos. 

En el verano de 2020, cientos de objetos llegaron a las comunidades de Alaska a lo largo del Estrecho de Bering. Los residentes encontraron ropa, equipos, envases de plástico de alimentos y latas de aceites e insecticidas peligrosos en aguas donde pescan habitualmente. Las etiquetas en inglés, ruso, coreano y otros idiomas ilustran el carácter internacional del problema. 

Para muchos habitantes del Ártico, el cambio climático es un multiplicador de amenazas que agrava los peligros de cualquier otra crisis que se les presente. Otro ensayo del Informe del Ártico documenta las amenazas a la seguridad alimentaria de los nativos de Alaska causadas por la pandemia de coronavirus.  

Las restricciones de cuarentena impidieron que la gente viajara a sus zonas tradicionales de recolección. La agitación económica y los problemas de la cadena de suministro dejaron muchas tiendas de comestibles con los estantes vacíos.

El cambio climático ha desestabilizado los polos de la Tierra

Pero el ensayo, coescrito por investigadores inupiaq, hadia, ahtna y supiaq, junto con expertos de otras comunidades nativas, también destaca cómo las prácticas culturales indígenas ayudaron a las comunidades a evitar el hambre. Las redes de intercambio de alimentos existentes redoblaron sus esfuerzos. Las tradiciones de recolección se adaptaron teniendo en cuenta la salud pública. 

Aunque el cambio climático ha desestabilizado los polos en ningún lugar de la Tierra está cambiando tan rápido como el Ártico, el aumento de las temperaturas ya ha provocado un caos similar en climas más templados. El clima impredecible, los paisajes inestables y el colapso de los ecosistemas se están convirtiendo en hechos de la vida en las comunidades de todo el mundo. 

Las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero van camino de seguir aumentando. Los gobiernos y las empresas no han tomado las medidas necesarias para evitar un calentamiento catastrófico más allá de 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales. Hay muchas razones para creer que el cambio climático ha desestabilizado los polos —y en todo el planeta— empeorará.  

Sin embargo, las investigaciones sugieren que, en el mejor de los casos, se podría reducir el volumen de hielo perdido en Groenlandia en un 75%. La cooperación internacional podría evitar que la basura llegue a los océanos y aliviar los efectos del ruido marino.

Una mejor vigilancia y sistemas de alerta temprana pueden mantener a la gente a salvo cuando el deshielo desencadena desprendimientos e inundaciones a causa de que el cambio climático ha desestabilizado los polos. 

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario