Ambiental Noticias

Los plásticos llegan a la Antártica

Bote. Los plásticos llegan a la Antártica

Desde el profundo lodo marino del Mediterráneo hasta las desoladas playas del Océano Austral, los desechos plásticos se encuentran en todas partes.

La cultura de usar y desechar ahora tiene un alcance global. Científicos británicos y alemanes han encontrado concentraciones asombrosas de desechos plásticos en forma de pequeñas fibras en el fondo del mar. En solo un metro cuadrado de exudado marino, han contado hasta 1.9 millones de fragmentos de menos de un milímetro de longitud.

Aunado esto, dos estudios han identificado niveles repugnantes de desechos plásticos en el Océano Austral que se lavan alrededor de la Antártida. Un equipo informa un recuento cada vez mayor de escombros en las playas de las islas en Georgia del Sur y Orkney del Sur; el otro sobre las cantidades crecientes ingeridas por el albatros errante y el petrel gigante, dos pájaros icónicos de los mares del polo sur.

Se estima que cada año se arrojan al mar 10 millones de toneladas de envoltorios de alimentos desechados, pajitas para beber, vasos desechables, botellas, bolsas de transporte y aparejos de pesca.

Actualmente se han encontrado desechos plásticos en todos los océanos del mundo, e incluso en el hielo polar. Un recordatorio indestructible del impacto humano en el mundo natural.

Basura.Los plásticos llegan a la Antártica

Se han hallado pequeñas partículas textiles o microfibras de plástico en cada litro de agua de mar muestreado, en los estómagos de las aves marinas y en los estómagos de las ballenas.

De hecho, se cree que los desechos visibles, las tazas de poliestireno y las pajitas para beber y las bolsas de transporte que flotan en o cerca de la superficie, representan una pequeña proporción del total. Se cree que alrededor del 99% se encuentra en los océanos profundos.

Y los investigadores ahora informan en la revista Science que han encontrado un indicador sobre el destino final de la mayoría. Recolectaron sedimentos a profundidades de hasta 900 metros desde el fondo del mar Tirreno al oeste de la península italiana y comenzaron a contar las partículas de material polimérico indestructible en el lodo marino, transportado allí por las profundas corrientes oceánicas.

Ian Kane, de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, uno de los autores, dijo:

Casi todo el mundo ha oído hablar de los infames ‘parches de basura’ de plástico flotante, pero nos sorprendió las altas concentraciones de microplásticos que encontramos en el fondo del mar. Descubrimos que los microplásticos no están distribuidos uniformemente en el área de estudio; en cambio, están distribuidos por poderosas corrientes del fondo marino que los concentran en ciertas áreas.

Estas mismas corrientes profundas también transportan agua y nutrientes ricos en oxígeno, lo que sugiere que los microplásticos tóxicos se transportan a ecosistemas profundos vitales. Pero los escombros en la superficie también tienen consecuencias de largo alcance.

Esfuerzos correctivos

Científicos británicos y australianos que realizaron encuestas a lo largo de tres décadas de plástico, metal, vidrio, papel y caucho en lugares en el Océano Austral informaron en la revista Environment International que entre 1989 y marzo de 2019, recuperaron 10 mil 112 artículos de desechos que pesaron en total más de 100 kg de Bird Island frente a Georgia del Sur, y 1,304 artículos que pesan 268 kg de las orillas remotas de Signy Island en el archipiélago de las Orcadas del Sur.

Casi el 90% del total era de plástico. El pico del conteo de escombros fue en la década de 1990, lo que sugiere que se han hecho algunos intentos para reducir los niveles descartados del envío y otras fuentes.

Un segundo estudio en la misma revista informa que en los mismos 30 años, los niveles de contaminación plástica se habían consumido en cantidades crecientes por dos de cada tres especies de albatros y otra ave marina.

La ingesta anual en Diomedea exulans, el albatros errante, había aumentado 14 veces, y en el petrel gigante Macronectes giganteus la ingesta se había multiplicado por seis.

Ave. Los plásticos llegan a la Antártica

«Nuestro estudio se suma a la creciente evidencia de que la pesca y otras embarcaciones contribuyen de manera importante a la contaminación plástica», dijo Richard Phillips, del British Antarctic Survey. «Está claro que los plásticos marinos son una amenaza para las aves marinas y otros animales salvajes, y se necesita hacer más».

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]