El calentamiento de la Tierra es una lucha por nuestras vidas según algunas activistas, ¡entérate!

El cambio climático, los desastres naturales y la destrucción de la Tierra es parte de nuestra responsabilidad. Según unas activistas, «es una lucha por nuestras vidas». Ese grupo lanzó el mensaje en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra.

De acuerdo con Vanessa Hauc, periodista ganadora del Premio Emmy y confundadora de la ONG Sachamama, asegura que a su hija le dice lo que alguna vez le dijo su madre: que siempre recuerde de dónde viene, que preserve su cultura, y que ame a su familia.

Esas tres cosas están en juego al responder a la crisis climática. Esas tres cosas deben ser parte de nuestra misión de dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos”, añade.

Cambio climático: les importa a los inversionistas, te importa a ti

En los últimos años, Vanessa Hauc ha tenido que cubrir todo tipo de eventos, elecciones, tragedias y crímenes, sin embargo dice que las historias se repiten.

“Año tras año, me he visto más en la situación de cubrir las historias que tienen que ver con los impactos del cambio climático. Huracanes cada vez más fuertes, fuegos que están imparables como por ejemplo en California, y todo tipo de crisis climáticas que estamos viviendo día a día”, aseguró durante una entrevista con Noticias ONU.

Según la ONU, Vanessa ha visto de cerca la fuerza de los desastres naturales y el calentamiento global y las consecuencias que tienen sobre las mujeres, los niños, los migrantes, aquellos con pocos recursos, las personas más vulnerables.

Ella cuenta el impacto que le causó que los bomberos de California le dijeran el año pasado que ya no existe una época de incendios forestales como tal, sino que ahora ocurren durante cualquier estación o día del año.

“Específicamente hablando sobre nuestra comunidad latina, las minorías son mucho más afectadas, son mucho más vulnerables al cambio climático. Cuando pasa un huracán, cuando pasa un fuego, muchos de ellos no tienen las posibilidades de reconstruir, muchos de ellos no tienen seguro médico para ir a un hospital”, dice, mientras recordaba el devastador huracán María.

“Cuando nosotros llegamos con nuestro equipo de Telemundo a tierra no había nada, todo había colapsado en Puerto Rico: el sistema de comunicaciones, no había hospitales, no había agua no había comida, no había electricidad, no había teléfonos, no había nada”.

Un par de días después de llegar a la isla conoció a Ana María, una abuelita damnificada por el huracán a pocos días de cumplir los 90 años.

Yo la encontré en su casa que estaba completamente inundada con el agua hasta las rodillas llorando y ella se negaba a dejarla porque era lo único que tenía. Ella había trabajado toda su vida para tener esa casita y se le arruinó con el huracán. Estaba enferma, tenía los dos piecitos infectados porque el agua del huracán se había mezclado con el agua de las cañerías de Puerto Rico. Era un desastre total”

Las palabras de la catedrática resonaron tanto en Vanessa Hauc como en Ngedikes Olai Uludong, la embajadora de Palau ante la ONU que ha participado de negociaciones de alto nivel representando hasta 40 naciones en cuestiones y foros relacionados con el cambio climático.

Uludong trajo a la conversación el ejemplo de Greta Thunberg, la activista adolescente sueca que ha hecho titulares a nivel mundial tras haber iniciado una huelga escolar para pedir medidas contra el cambio climático y cuya protesta se replicó en varias ciudades del planeta.

“Julia, mi hija, es apenas un año menor que Greta. Entonces cuando Greta habla de su futuro en 2050, se trata también del futuro de Julia. Debido a mi trabajo yo viajo mucho, y hace algunos años cuando regresé de una Conferencia del Clima

Uludong recordó que este año el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicará un nuevo informe sobre océanos y criosfera, que será otra llamada a entender la importancia de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

El principal mensaje de Vanessa es que el cambio climático es un tema humano, y de esta cuestión depende nuestra supervivencia, por lo que es necesario hacer todo lo que está en nuestro poder para voltear la página e ir hacia la dirección correcta.

“Nosotros tenemos que luchar por este tema como si fuera la lucha de nuestras vidas porque lo es. Si nosotros no tenemos una casa, si nosotros no tenemos un planeta que nos de agua pura para tomar, aire limpio para respirar, y un clima estable para vivir, no tenemos nada. Tenemos que entender que cualquier cosa que le pase a la tierra nos pasa a nosotros porque somos un sistema cerrado. Dependemos 100 por ciento de la Tierra para sobrevivir. Entonces el mensaje acá no es yo voy a hacer algo por el planeta , sino voy a hacer algo por nosotros”.

Otras madres como Gina Mcarthy, ex administradora de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, le han puesto un rostro a su lucha contra el cambio climático .Mcarthy, quien desde hace más de 30 años es defensora del medio ambiente y comparte sus conocimientos en varias instancias de las Naciones Unidas, asegura que para lograr esto la clave está en volver el cambio climático un problema personal.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.