RSE

El avión de Delta que descargó combustible… sobre niños

60 personas fueron bañadas con combustible; autoridades están investigando…

Una aeronave de Delta Airlines dejó a 60 personas lesionadas después de que arrojara combustible sobre cinco escuelas primarias y una secundaria cercana a Los Ángeles.

Este hecho creó mucho desconcierto y por ello se levantó una investigación con el fin de descubrir la causa del derrame.

El vuelo se dirigía de Los Ángeles a Shanghái. En su trayecto, el avión comenzó a tener un problema con el motor al momento de su despegue; a su regreso al Aeropuerto arrojó combustible, afectando a varias escuelas en su camino.

¿Responsable?

La aerolínea informó que la aeronave aterrizó sin problemas y que está en contacto con las autoridades y miembros de la comunidad para atender las inquietudes sobre las personas lesionadas por la descarga.

La Administración Federal de Aviación (FAA) dijo que se encuentra investigando las circunstancias bajo las cuales ocurrió el incidente, y aclaró que existen procedimientos especiales para la descarga de combustible que deben seguir los pilotos que operen hacia o desde los principales aeropuertos de Estados Unidos.

Estos procedimientos requieren que el combustible sea descargado sobre determinadas áreas despobladas, generalmente a grandes altitudes, para que el combustible se atomice y se disperse antes de tocar el suelo”, explicó la FAA.

Por su parte, Jason Robertson, jefe de batallón del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, dijo que el incidente no representaba un peligro mayor, por lo que las escuelas cercanas están operando con normalidad.

Con los dispositivos de monitoreo que tenemos no detectamos límites explosivos ni productos líquidos o sólidos remanentes. El Departamento de Bomberos cree que todo el combustible se evaporó.

Jason Robertson, jefe de batallón del Departamento de Bomberos de Los Ángeles.

Se trata de un hecho irresponsable ya que ni el piloto notificó a la base aérea lo sucedido y tampoco hubo una autorización para lanzar este combustible.

“Una revisión de las comunicaciones de control de tráfico aéreo de ayer muestra que la tripulación de Delta Flight 89 no le dijo al control de tráfico aéreo que necesitaban descargar combustible”, dijo la FAA en un comunicado.

Delta declinó hacer comentarios, citando una investigación en curso.

“La aeronave aterrizó de manera segura después de la liberación de combustible, que se requería como parte del procedimiento normal para alcanzar un peso de aterrizaje seguro”.

Por otro lado, Soucie, un exinspector de seguridad de la FAA, dijo que si bien los detalles sobre el incidente de Delta no están claros, una teoría es que los pilotos pudieran haber olvidado tirar el combustible hasta última hora mientras realizaban una lista de verificación previa al aterrizaje y descubrieran que el peso del avión era demasiado. Y en lugar de dar la vuelta al aeropuerto nuevamente para dejarlo caer en otro lugar, pudieron haber decidido tirarlo sobre tierra.

Si estás en contacto con una aeronave cuando comienza a descargar combustible, debes informar a otros controladores e instalaciones que puedan verse implicadas. Las instalaciones involucradas transmitirán un aviso sobre las frecuencias de radio apropiadas en intervalos de 3 minutos hasta que se detenga el vertido.

Administración Federal de Aviación.

Por lo tanto, este hecho irrresponsable pudo haber causado un incidente mayor. Por ello es momento de que las investigaciones tomen un rumbo rápido para comenzar a lanzar medidas que previenen este tipo de hechos.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact