Ambiental Debes leer... Gobierno RSE

EE.UU. regresa al Acuerdo de París, pero… esta es la parte dura

La promesa de Biden de regresar a EE.UU al Acuerdo de París está cumplida. ¿Ahora qué sigue y qué obstáculos se están por enfrentar?

“Un empresario sin experiencia en el ámbito”, así fue calificado por muchos expertos Donald Trump cuando llegó a la presidencia de Estados Unidos, sin embargo, nadie podía contradecir el resultado de las elecciones.

Así que mientras sus seguidores celebraban su victoria rotunda en 2017, para el planeta comenzaba una etapa realmente mala. Ese mismo año Trump, afirmó que el Acuerdo de París “castigaba” a Estados Unidos y costaría millones de empleos, por lo que dio a conocer su decisión de sacar al país de dicho acuerdo.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

El Acuerdo de París es un pacto que se basa en la Convención y, por primera vez, en que todos los países tengan una causa común para emprender esfuerzos ambiciosos para combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos.

Muchos calificaron el Acuerdo de París como “el inicio del nuevo rumbo en el esfuerzo climático mundial”, por lo que la noticia no fue bien recibida por parte de los otros países integrantes. Y es que la salida de tan poderoso país traería graves consecuencias:

  • Dificultaría al resto del mundo al no alcanzar las metas trazadas como mantener el alza de la temperatura global por debajo de los 2 ºC.
  • Dañaría la relación clave que lideró la negociación en el Acuerdo de París entre Estados Unidos y China.
  • Decepcionaría a los líderes de negocios mundiales como Apple y Google, quienes buscaron convencer a Trump sobre su regreso al pacto.
  • No sería un buen ejemplo para el resto de los integrantes del acuerdo y más podrían comenzar a excluirse.
EE.UU. regresa al Acuerdo de París

Empero, esta decisión tomada entró en vigencia hasta el 20 de enero de 2021, tres años después del anuncio oficial debido a las reglas que la ONU establece. Así que en medio del caos medioambiental, la llegada de Biden se vislumbró como un bote salvavidas, ya que desde su campaña prometió que volvería a integrar a EE.UU. a dicho acuerdo. ¡Y lo cumplió!

Desde el día uno Biden firmó 17 órdenes ejecutivas inmediatas en donde la tercera se enfocaba al mencionado objetivo. Ahora el país se reincorporará oficialmente en un mes. Y firmar fue sencillo, y es un hecho: EE.UU. regresa al Acuerdo de París, pero… esta es la parte dura.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París, pero… esta es la parte dura

Después la reincorporación, la pregunta es: ¿Cómo puede el segundo mayor contaminador del mundo reducir las emisiones lo suficiente para cumplir con el acuerdo?

En palabras de Rachel Cleetus, directora de políticas del programa de clima y energía de la Union of Concerned Scientists:

Reincorporarse es solo el umbral. Necesitamos hacer mucho más para mostrarle al mundo que Estados Unidos va a hacer lo que le corresponde.

Rachel Cleetus, directora de políticas del programa de clima y energía de la Union of Concerned Scientists.

¡Acciones a tomar!

Según información de Fast Company, uno de los primeros pasos es establecer una nueva meta, un compromiso que cada país hace como parte del Acuerdo de París. En 2015, cuando se creó el Acuerdo de París, EE. UU. se comprometió a reducir las emisiones entre un 26% y un 28% por debajo de los niveles de 2005 para 2025.

Después de cuatro años de que Trump desmantelara la política climática, no se está en camino de alcanzar ese objetivo. Para hacer las cosas más difíciles, el objetivo ahora también debe ser mucho más ambicioso: en 2018, un informe de la ONU advirtió que era fundamental limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius y, para ello, las emisiones deben reducirse casi a la mitad para 2030.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

Biden necesita establecer un objetivo llamado “contribución determinada a nivel nacional” para reducir las emisiones en un 45-50% para el final de la década. Y necesitamos la política para que eso suceda.

Si bien la nueva administración puede lograr varias cosas directamente, incluida la reversión de docenas de retrocesos ambientales de la administración Trump, también es importante que el Congreso apruebe nuevas leyes.

Hay límites a lo que la administración puede hacer por sí sola. Especialmente si vamos a tener una política duradera que dure más allá del mandato de cualquier administración o Congreso.

Rachel Cleetus, directora de políticas del programa de clima y energía de la Union of Concerned Scientists.
EE.UU. regresa al Acuerdo de París

Estados Unidos no puede proponer de manera creíble una meta como reducir las emisiones en un 50%, afirma leetus sin el apoyo del Congreso. ¿Entonces cuáles son algunas de las políticas clave que el Gobierno podría aplicar?

Políticas claves a aplicar por parte del Gobierno

Potencia 100% limpia para 2035

Una de las promesas de la campaña de Biden fue crear un “sector de energía libre de contaminación por carbono” para 2035, como parte de una inversión de $ 2 billones para reconstruir la economía mediante la inversión en infraestructura verde.

EE.UU. ya se está moviendo rápidamente hacia la electricidad renovable, en parte porque muchos estados han ordenado una transición. En muchas partes del país, la nueva energía solar y eólica es ahora más barata que la energía procedente de combustibles fósiles.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

El siguiente paso es que EE. UU. tenga un estándar nacional de energía renovable que aumente el porcentaje de energía limpia que necesitamos con el tiempo.

Es una política que ya existe para uno de cada tres estadounidenses. No es una idea nueva y loca.

Leah Stokes, profesora de ciencias políticas en la Universidad de California en Santa Bárbara enfocada en política energética, climática y ambiental.

Colorado, por ejemplo, ya tiene una meta de 80% de energía limpia para 2030, que está en camino de una energía totalmente limpia para 2035. Si el Congreso aprueba una ley similar, “eso generaría impulso en todo el país, de modo que toda nuestra decisión. Los fabricantes como los servicios públicos se moverían en esa dirección al ritmo y la escala que son necesarios ”, afirma Stokes.

El país también necesita construir nueva infraestructura para la red eléctrica, lo que puede ayudar a agregar nuevos empleos a medida que la economía se recupera de la pandemia.

Escala coches eléctricos

Los vehículos eléctricos están a punto de ser tan baratos como los que funcionan con gasolina. Pero todavía son una pequeña fracción de las ventas totales de automóviles en los EE. UU. ahora.

La política puede cambiar eso, como lo ha hecho en Noruega, donde los automóviles eléctricos representaron el 54,3% de las ventas de automóviles en 2020 debido a los fuertes incentivos gubernamentales y el apoyo a la infraestructura de carga.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

El Congreso aprobó un proyecto de ley ómnibus de energía a fines del año pasado que incluía muchas disposiciones energéticas excelentes, pero el ingrediente clave que faltaba era el apoyo al despliegue de vehículos eléctricos.

No estamos en absoluto al ritmo que es necesario cuando se trata de la adopción de vehículos eléctricos.

Leah Stokes, profesora de ciencias políticas en la Universidad de California en Santa Bárbara enfocada en política energética, climática y ambiental.

Dado que la red eléctrica elimina las emisiones, los vehículos eléctricos en funcionamiento también estarán libres de emisiones.

Edificios reformados

Los edificios son otra fuente importante de emisiones, y otra promesa de la campaña de Biden fue modernizar cuatro millones de edificios y climatizar dos millones de hogares para ayudar a ahorrar energía.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

El Gobierno también puede ayudar a dar incentivos a las personas para que cambien a tecnología como el calor geotérmico o reemplacen sus estufas de gas con estufas de inducción.

Ese tipo de enfoque sería transformador porque muy pocas personas en este momento están pensando en sacar los combustibles fósiles de sus hogares.

Eso es totalmente necesario, no solo para el clima, sino también para su propia salud, porque es cada vez más claro que vivir en una casa con una estufa de gas está poniendo enormes cantidades de contaminantes en el aire.

Leah Stokes, profesora de ciencias políticas en la Universidad de California en Santa Bárbara enfocada en política energética, climática y ambiental.

I + D para industrias difíciles de descarbonizar

El Gobierno también puede ayudar a respaldar nuevas tecnologías para industrias que aún no pueden eliminar fácilmente las emisiones, como la fabricación de acero. Eso es importante, porque toda la economía necesita llegar a cero emisiones netas para 2050.

Aún así, comenta Stokes, ampliar la tecnología que ya tenemos, como la electricidad renovable y los automóviles eléctricos, puede llevarnos la mayor parte del camino hacia el Objetivo 2030.

El Acuerdo de París por sí solo no es suficiente. Aunque casi todos los países del mundo se mantuvieron en el acuerdo cuando EE. UU. se retiró, no se están moviendo lo suficientemente rápido como para cumplir los objetivos.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París

El mundo está postergando un problema realmente grande. Y ya estamos empezando a pagar por las consecuencias de esa dilación a través de tormentas de miles de millones de dólares que azotan a Estados Unidos, cada vez más veces al año, a través de olas de calor globales, enormes tifones.

Los costos aumentan cada año y no podemos seguir postergando las cosas. Y los países realmente no están asumiendo esto a la escala necesaria.

Leah Stokes, profesora de ciencias políticas en la Universidad de California en Santa Bárbara enfocada en política energética, climática y ambiental.

EE.UU. regresa al Acuerdo de París, pero… esta es la parte dura. Aún así ahora tiene la oportunidad de ayudar a liderar en la dirección correcta. (Eso incluye cumplir con los pagos que la administración Obama prometió a los países de bajos ingresos para hacer frente al cambio climático, que luego Trump retiró).

“Este es un momento muy esperanzador”, dice Cleetus. “Este es un tono realmente diferente. Estamos escuchando que la ciencia estará centrada, la equidad y la justicia estarán centradas, que una vez más vamos a comprometernos con una comunidad global como socio y aliado. Es un momento tan esperanzador”.

“Donald Trump” by Gage Skidmore is licensed under CC BY-SA 2.0

“Joe Biden” by Gage Skidmore is licensed under CC BY-SA 2.0

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]