Noticias

¿Dónde está la responsabilidad social del IFE, güey?

Como parte de la propaganda institucional del IFE, uno de sus spots radiofónicos incluye un diálogo entre jóvenes sobre las opciones políticas y al final, cuando uno le pregunta al otro por quién votará, éste responde: “qué te importa, güey”.

ife2El IFE destacó que no existe una intencionalidad para alentar el uso de este tipo de lenguaje; “no estamos diciendo que tienen que hablar así, pues sólo se pretende reflejar una realidad cotidiana; en este caso, la forma de conversar entre los jóvenes”, esto para tener una mayor identificación con ellos, explicaron fuentes institucionales.

Las diversas campañas que tiene el IFE al aire son ideados por la empresa Imaginería y elaborados a través de TV UNAM. Se aprueban en primera instancia, por la Dirección Ejecutiva de Capacitación, posteriormente son avalados por los consejeros electorales que integran la Comisión de Organización Electoral y Capacitación, la secretaría ejecutiva y cuentan con el visto bueno del consejero presidente del IFE.

Cabe aclarar que el lenguaje utilizado no asusta y sí, es verdad, así es como hablan los jóvenes, sin embargo cabe la pregunta ¿Es así como queremos que lo sigan haciendo?, ¿Es lo que queremos escuchar en los medios de comunicación?, ¿No nos importa que los niños también lo hagan? La pregunta cabe porque el IFE transmite su anuncio sin restricciones de horarios.

Claro, no faltará el energúmeno social que defienda el uso de la palabra “güey”, alegando que existe en el diccionario. Cierto, existe, como existe también estúpido, mierda o imbécil y no por ello son expresiones que deseamos escuchar en los medios de comunicación o alentamos en nuestros hijos.

Ahora, olvidando nuestros convencionalismos sociales que a muchos pueden provocar escozor, hay que señalar también el aspecto de legalidad. Deben existir muchos artículos en diferentes códigos que rechacen este uso del lenguaje pero quiero destacar uno: en la legislación mexicana sobre medios de comunicación, existen algunas limitaciones a la libertad de expresión; por ejemplo, en el artículo 63 de la Ley Federal de Radio y Televisión se establece que:

“Quedan prohibidas todas las transmisiones que causen la corrupción del lenguaje y las contrarias a las buenas costumbres, frases y escenas de doble sentido, apología de la violencia; se prohíbe también todo aquello que denigre el culto cívico, creencias religiosas, dicriminatorio de razas…”

De modo que no nos espantamos, por supuesto que no, basta caminar en las calles de México para oir expresiones peores, que ni el IFE ni los creativos de esta campaña seguramente conocen. El problema es que la Responsabilidad Social es actuar en pos de una mejoría social no de una denigración de la misma.

Como ciudadanos exigimos mucho a las empresas y nos molesta cuando éstas nos agreden de cualquier forma; claro que ante ellas ejercemos nuestro poder como consumidores y evitamos sus marcas, sin embargo ¿Cómo expresamos nuestra indignación ante el IFE? ¿No votando? De ninguna manera, eso sólo laceraría a México y a nuestros derechos. Pero sí hay que decirlo. Señores: no se puede dar lo que no se tiene, no pueden exigir cultura cívica si antes no la dan, no se puede exigir responsabilidad social si ustedes mismos fallan en este renglón. Y por favor, que no nos llamen güeyes por pedirlo… se trata simplemente de elemental educación.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • ah! si me ha tocado escuchar ese spot, la verdad creo que la frase pudo haber sido facilmente suplantada por otra, el hecho de “reflejar” esta muletilla de lenguaje pudo ser omitida, no hay necesidad, y existen otras frases joviales y ampliamente utilizadas por jovenes, que no ha sido muy criticada en medios masivos el uso de esta frase en programas de “contenido” y se ha tratado de eliminarla, y ahora que una institucion que trata asuntos delicados de nuestro pais la utilice, nah! creo que en verdad cometieron un ligero error. saludos.

Dejar un comentario