RSE

Donald Trump designa al CEO de ExxonMobil como secretario de Estado

Rex Tillerson, cuestionado por sus lazos con Rusia, será el encargado de la política exterior de EE.UU. si el Senado avala la elección del presidente electo.

Donald Trump eligió al presidente y CEO de ExxonMobil, Rex Tillerson, para ser su futuro secretario de Estado, el cargo más importante de su gabinete, en una esperada decisión que envía la señal de acercamiento más contundente al gobierno de Vladimir Putin.

La nominación de Tillerson para liderar la diplomacia de Estados Unidos conlleva un alto riesgo para Trump. Varias figuras republicanas en el Senado, que debe aprobar su nombramiento, expresaron su preocupación por sus estrechos con el Kremlin. Trump desoyó esas advertencias, y se lanzó a una pelea con el Congreso que tocará dos temas sensibles de su presidencia: Rusia, y los conflictos de intereses en su gabinete.

«La carrera de Rex Tillerson es la personificación del sueño americano», dijo Trump, en el comunicado que anunció su decisión. «Rex sabe como manejar una empresa global, que es crucial para dirigir el Departamento de Estado, y su relaciones con líderes de todo el mundo son insuperables», agregó.

De todas esas relaciones, una ha acaparado toda la atención: el vínculo de Tillerson con Putin.

Steve Coll, escritor, decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, y autor de un libro sobre Exxon, escribió días atrás en la revista The New Yorker que el exitoso ascenso de Tillerson en esa petrolera, donde comenzó su carrera en 1975, «fue atribuible en parte al trabajo que ha hecho en Rusia».

En 2011, Tillerson selló un acuerdo con Rosneft, el gigante petrolero estatal ruso, para extraer petróleo en el ártico. Una foto en la firma de ese convenio lo muestra sonriente al lado de Putin. En 2013, Putin premió a Tillerson con la Orden de la Amistad, un galardón que Rusia otorga a extranjeros.

De ser confirmado por el Senado, Tillerson quedará en una posición privilegiada para beneficiar tanto a la empresa en la cual trabajó durante más de cuatro décadas como a Moscú: las sanciones que impuso el gobierno de Barack Obama al Kremlin por la invasión de Crimea afectaron negocios de Exxon en Rusia. Tillerson posee acciones de la empresa, que podría verse forzado a vender.

Trump también anunció la designación del ex gobernador de Texas, Rick Perry, para el Departamento de Energía. En 2012, como candidato presidencial, Perry propuso eliminarlo. Perry es miembro de la junta directiva de Energy Transfer Partners, la empresa que lidera el oleoducto Dakota Access Pipeline, que provocó la mayor protesta indígena de la historia moderna en Estados Unidos.

Fuente: LaNación

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact