Debes leer... Género RSE

Detectan sexismo en algoritmo de Apple Card

Los hombres que han adquirido la tarjeta tienen un límite de crédito mayor al de las mujeres, ¡entérate!

Desde hace algunos meses, Apple anunció que lanzaría una innovadora tarjeta de crédito diseñada para apoyar la vida financiera de sus clientes.

Se trata de la Apple Card, una tarjeta que promete una mejor capacidad de administración desde el celular y que ofrece una visión de los gastos fácil de entender, un nuevo nivel de privacidad y seguridad, y un porcentaje de devolución por cada compra hecha.

La Apple Card promete estar basada en simplicidad y transparencia, no tiene tarifas y esto alienta a los clientes a pagar menos intereses.

Aunado a esto, la empresa ha diseñado una tarjeta de titanio para comprar en lugares en donde Apple Pay no sea aceptada. Esta tarjeta no tiene número, código de seguridad, fecha de vencimiento, ni firma. Toda esa información estará disponible en Wallet.

No obstante, aunque suene a una excelente opción, la compañía de Apple está siendo investigada por el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York.

Detectan sexismo en algoritmo de Apple Card

Hace unos días, David Heinemeir Hansson, un influyente desarrollador danés, declaró en Twitter que la herramienta Apple Card es «jodidamente sexista».

«Mi esposa y yo hacemos declaraciones de impuestos conjuntas, vivimos en una propiedad compartida y llevamos mucho tiempo casados. Sin embargo, los algoritmos de Apple creen que yo merezco un límite de crédito 20 veces mayor que ella».

Por su parte, Steve Wozniak, cofundador de Apple dijo que le pasa lo mismo con su esposa y afirma que los algoritmos que usan para establecer límites podrían tener un sesgo contra las mujeres.

«Lo mismo nos pasó a nosotros», dijo en respuesta a ese tuit. «Yo obtuve hasta 10 veces más de límite de crédito. No tenemos ni cuentas, ni tarjetas de crédito, ni activos por separado».

Esta inquietud ha derivado en una investigación que busca sacar a la luz las prácticas en las concesiones de estas tarjetas de crédito de Goldman Sachs.

«La ley de Nueva York prohíbe la discriminación contra clases protegidas de individuos», escribió en una publicación de blog, Linda Lacewell, la superintendente del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York.

Eso impide que haya un algoritmo, como cualquier otro método para determinar la solvencia crediticia, del tratamiento dispar basado en características individuales como edad, creencia, raza, color, sexo, orientación sexual, nacionalidad, entre otros. Sabemos que la cuestión de la discriminación en la decisión algorítmica también se extiende a otras áreas de los servicios financieros.

Por su parte, la empresa, que es uno de los mayores grupos de inversión del planeta, publicó un comunicado de prensa en el que asegura lo siguiente:

No tomamos ni tomaremos decisiones basadas en factores como el género.

No es el primer caso…

El gigante de atención médica en Estados Unidos, UnitedHealth Group, está siendo investigado por la DFS debido a quejas sobre un algoritmo que se sospechaba favorecía a los pacientes blancos frente a negros.

Por lo que el el banco de inversiones dijo al medio especializado Bloomberg: «nuestras decisiones de crédito se basan en la solvencia crediticia de un cliente, y no en factores como género, raza, edad, orientación sexual o cualquier otro aspecto prohibido por ley».

Hasta el momento, la compañía no ha lanzado su postura oficial sobre dicha polémica.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact