Debes leer... Género RSE

Despachadoras de gasolineras aguantan acoso sexual para mantener su empleo

Muchas de ellas sufren acoso por parte de los jefes y de los clientes

Para lograr mantener sus estudios y los gastos que se generan de forma cotidiana en sus hogares, algunos estudiantes mexicanos buscan trabajos accesibles que les permitan continuar trabajando y al mismo tiempo obtener ganancias.

Entre las opciones más comunes se encuentran el laborar en cafeterías, papelerías, tiendas departamentales, parques de diversiones y hasta gasolineras.

Para saber más de estas personas, Grupo Imagen tomó la decisión de hacer una investigación en la cual se concluye que, en el caso de las jóvenes que trabajan en una gasolinera, sufren de acoso laboral tanto para poder entrar a trabajar en el lugar como para mantenerse con el puesto.

Inés Santacruz, quien apenas concluyó la preparatoria comentó que en las gasolineras_

Piden que uno se acueste con ellos para dejarnos trabajar, sufrimos de acoso, no nos dejan laborar, y si ya entramos a trabajar nos hacen la vida imposible hasta que de plano una se aburre y mejor se va, por no acceder a acostarse con ellos.

Grupo Imagen realizó un recorrido por varias gasolineras de la Ciudad de México que son operadas por distintas empresas, las cuales ofrecen salarios fijos que oscilan entre 500 y 700 pesos a la semana, y propinas que entre 200 y 300 pesos diarios; aun así, las despachadoras deben aguantar el acoso de jefes, compañeros y hasta de clientes para obtener una propina que les ayude a incrementar sus percepciones.

Una de estas situaciones la vive diariamente, Cinthia Ordaz, quien es acosada sexualmente por el encargado de la gasolinería y se tiene que aguantar para “ganar” más dinero.

“Los jefes dicen que si nos acostamos con ellos hasta podrían aumentarnos el sueldo; los compañeros o los mismos clientes nos invitan a salir o nos piden el número de teléfono y si no se los damos se enojan  y se van y ya no regresan”.

Ante el problema y la falta de atención por parte de las autoridades, las trabajadoras que se encuentran en estas gasolineras, han creado estrategias para evitar el acoso.

Rocío Mendoza, por ejemplo, simplemente ignora la invitación de los automovilistas a salir.

En algún momento piensan que, por ser educadas con ellos, tenemos otras intenciones… pero sí se les pone un freno y sólo se les atiende de forma correcta, como debe de ser. No se les insulta ni nada, simplemente seguimos con nuestro trabajo, atendiéndolos y hasta ahí.

Al acoso sexual se le une el acoso laboral, con horarios de más de 12 horas para mujeres y sólo 8 para los hombres. De no acceder simplemente se quedan sin  trabajo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Comentarios

  • Si esto es las trabajadoras de su propio país que se puede pensar de las extranjeras, si los gobiernos de estos países no hacen nada al respecto, las naciones unidas debe abordar este tema tan delicado y que no solo pasa en mexico sino también en otros países como; la India, China, Colombia, y todo latinoamérica, por nombrar algunos, las discriminación y el acoso a las mujeres debe ser castigado.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]