Responsabilidad gota a gota

Descontaminar el agua usando luz podría ser una realidad

banner-horizontal-cuamoc
Un grupo de investigación de la facultad de Ciencias Químicas en la Universidad Autónoma de Nuevo León, México, trabaja en el desarrollo de un proceso innovador descontaminante de aguas residuales mediante el uso de un catalizador que es activado con luz.

La investigación es encabezada por María Aracely Hernandez Ramíez en el laboratorio de Fotocatálisis y Electroquímica Ambiental de la misma universidad, y consiste en buscar procesos de oxidación para la destrucción de contaminantes en medios acuosos, principalmente la fotocatálisis heterogénea.

El proceso consiste en lo siguiente: el efecto de la luz sobre este catalizador provoca la producción de especies oxidantes que actúan en el agua destruyendo los contaminantes, utilizando principalmente dióxido de titanio como compuesto, sin embargo éste se activa con luz ultravioleta.

Lo que intenta este grupo de científicos mexicanos es modificar el catalizador de dióxido de titanio para que no solo se active con luz ultravioleta, sino que se pueda utilizar con cualquier tipo de luz visible, incluso la luz solar.

“Nuestros catalizadores ya los hemos sometido a prueba en la planta piloto con volúmenes entre 20 a 25 litros de agua contaminada, y la eficiencia con la luz solar natural es mayor que con el dióxido de titanio sin modificar, aun reutilizándolo varias veces la actividad no se pierde”. Explicó Aracely Hernández.

aguas residuales vía shutterstock

aguas residuales vía shutterstock

Otras pruebas que se han hecho al catalizador modificado han sido para revisar la toxicidad, la estabilidad y la cantidad de veces que se puede reusar, porque esto es parte del valor del producto.

Este proceso, de acuerdo a la investigadora resulta económico, ya que se utiliza una fuente natural como es la luz solar, y dijo que podía ser eficiente si se incorpora en una planta tratadora de aguas residuales porque la fotocatálisis puede descomponer contaminantes muy complejos, desde compuestos muy tóxicos como herbicidas y fármacos hasta colorantes que no se pueden destruir en un proceso convencional.

Estos estudios forman parte de un proyecto financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que tiene vigencia hasta 2016, fecha en la que esperan tener algún convenio con empresas para aplicar el proceso y se logre así la transferencia de tecnología.

 

Fuente: Quo

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact