El gobierno de EU considera revocar las protecciones y reconocimientos para transgéneros, ¡entérate!

La controversia sobre los derechos de las personas transgéneros ha estado latente desde hace un par de años, y es que en Carolina del Norte se aprobó una ley que prohíbe que dichas personas usen, en los edificios públicos, baños distintos a los del género que aparece registrado en sus certificados de nacimiento.

Trump sigue a favor de ello, e incluso ha emitido un informe al que tuvo acceso The New York Times, en el que argumenta que las agencias del gobierno necesitan adoptar una definición explícita y uniforme de género, que estaría determinado “en una base biológica clara, establecida por la ciencia, objetiva y administrable”.

Así, si una persona naca hombre o nace mujer, debe ser reconocida como tal. Un hecho que ha generado todavía más polémica, ya que en Estados Unidos hay 1.4 millones de ciudadanos que han optado por identificarse por un género distinto al de su nacimiento.

Con ello, es evidente que Donald Trump está dando un paso atrás sobre los derechos de los trans.

Derechos de personas transgénero

Debido a ello, organizaciones de defensa de derechos manifestaron su rechazo y convocaron a una marcha frente a la Casa Blanca.

Por su parte, Mara Keisling, directora ejecutiva del Centro Nacional de Igualdad Transgénero, dijo que se encontraba enojada, “estoy furiosa, pero con la mente clara. Estoy amenazada, pero absolutamente resuelta, siempre lucharemos».

Los activistas temen que los cambios que presuntamente se proponen puedan, en efecto, definir como «inexistentes» a los estadounidenses que actualmente se identifican como transgénero, una comunidad de la que se dice que hay al menos 1,4 millones de personas.

Las personas transgénero y los que no se definen bajo un género han estado compartiendo sus historias personales y la respuesta al informe utilizando el hashtag #WeWontBeErased, o «No nos borrarán».

Derechos de personas transgénero; ¿qué cambios se proponen?

The New York Times informa que un memorando del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) propone establecer una definición legal y única de sexo bajo el Título IX, una ley federal de derechos civiles que prohíbe la discriminación de género.

El HHS argumenta que la falta de claridad actual permitió que las protecciones de derechos civiles se aplicaran erróneamente a algunas personas desde el gobierno de Obama.

El cambio propuesto significaría, por el contrario, que el sexo de las personas se fijaría legalmente desde el nacimiento como masculino o femenino por sus genitales.

«Sexo significa el estatus de una persona como hombre o mujer en función de rasgos biológicos inmutables identificables durante o antes del nacimiento», propone el HHS en la nota, según el diario.

«El sexo que figura en el certificado de nacimiento de una persona, tal como se emitió originalmente, constituirá una prueba definitiva del sexo de una persona, a menos que sea refutado por pruebas genéticas confiables».

Reacción de la comunidad Trans

El cambio que se propone significaría que el sexo de las personas se fijaría legalmente desde el nacimiento como masculino o femenino por sus genitales.

«Sexo significa el estatus de una persona como hombre o mujer en función de rasgos biológicos inmutables identificables durante o antes del nacimiento», propone el HHS en la nota, según el diario.

«El sexo que figura en el certificado de nacimiento de una persona, tal como se emitió originalmente, constituirá una prueba definitiva del sexo de una persona, a menos que sea refutado por pruebas genéticas confiables.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.