PORTAL IMPULSADO POR LAS EMPRESAS RESPONSABLES:

- Advertisement -
NoticiasAmbiental¿Cuántos químicos tóxicos hay en el plástico?

¿Cuántos químicos tóxicos hay en el plástico?

¿Cuántos químicos tóxicos hay en el plástico? Es posible que ya estés intentando reducir el uso de plástico porque este material no se biodegrada y puede contaminar el planeta durante cientos de años. Pero hay otra razón por la que quizás quieras mantenerte alejado.

De acuerdo con Fast Company un nuevo estudio revela que los plásticos liberan muchas más sustancias químicas tóxicas a lo largo de su ciclo de vida de lo que se pensaba, lo que supone un riesgo importante tanto para las personas como para el planeta. Hasta ahora, sólo se había estudiado adecuadamente un pequeño número de estas sustancias químicas. Pero el nuevo trabajo publicado en la revista Environmental Science & Technology proporciona la base de datos más completa sobre las sustancias químicas presentes en el plástico, y ofrece una visión aterradora de lo perjudicial que puede ser este material.

El equipo de investigadores, dirigido por Stefanie Hellweg, profesora de diseño de sistemas ecológicos de la universidad suiza ETH Zurich, identificó la friolera de 10,500 sustancias químicas en los plásticos que estudiaron. El equipo pasó dos años y medio estudiando una gran variedad de productos de plástico, utilizando bases de datos científicas, normativas y de la industria para identificar todas las sustancias químicas que contenían. A continuación, cotejaron estas sustancias químicas con bases de datos científicas que identificaban si las sustancias químicas eran peligrosas, benignas o no estaban suficientemente estudiadas.

De estas sustancias químicas, alrededor de una cuarta parte (2,480) eran «sustancias potencialmente preocupantes«, lo que significa que hay algunas pruebas que indican que son perjudiciales. En algunos casos, se sabe que las sustancias químicas son tóxicas para la vida acuática, causantes de cáncer o dañinas para órganos específicos. En otros, las sustancias químicas pueden acumularse en los seres humanos y los animales, causando problemas como la pérdida de memoria con el tiempo.

Helene Wiesinger, autora principal del estudio y estudiante de doctorado en la ETH de Zúrich, afirma que al menos 1,000 de las sustancias químicas identificadas como preocupantes pueden ser perjudiciales incluso en pequeñas dosis:

Si algo es cancerígeno, la comunidad científica está de acuerdo en que no hay un nivel seguro de exposición.

Incluso a niveles muy bajos, pueden provocar cáncer, y obviamente esto empeora con dosis altas.

Con los disruptores endocrinos, pequeñas dosis pueden ser problemáticas. Con estos productos químicos, usar cualquiera es un problema.

Los investigadores no pudieron clasificar adecuadamente otro 39% -4,100- de las sustancias químicas, porque no hay pruebas claras sobre si son o no peligrosas. Hay muchos ingredientes en el plástico que los científicos están de acuerdo en que no son dañinos, pero este estudio revela que hay muchas sustancias químicas que simplemente no se han estudiado adecuadamente.

Nuestra investigación está pensada para animar a la comunidad científica a dedicar más recursos al estudio de estas sustancias químicas.

Hasta ahora, los científicos se han centrado en un número limitado de sustancias químicas peligrosas presentes en el plástico, pero hay muchas cosas que desconocemos.

Wiesinger

Los plásticos nos rodean. Cada año se producen más de 350 millones de toneladas métricas en todo el mundo, que se suman a los miles de millones de toneladas métricas que obstruyen nuestros vertederos y océanos. Las sustancias químicas nocivas identificadas por los investigadores se encuentran en muchos objetos de plástico que utilizamos a diario, como juguetes, dispositivos médicos, máscaras, envases de alimentos y textiles.

¿Cuántos químicos tóxicos hay en el plástico?

También acaban invadiendo nuestros ecosistemas, donde pueden dañar tanto a las personas como a los animales. Algunos plásticos acaban en el océano, donde los animales marinos los confunden con la comida y acaban formando parte de la cadena alimentaria humana. También pueden liberarse sustancias químicas en los procesos de reciclaje, lo que significa que pueden hacer que el plástico reciclado no sea seguro.

Entonces, ¿por qué los plásticos están tan repletos de sustancias químicas? El plástico es una sustancia barata que puede transformarse en casi cualquier material que se pueda imaginar, desde tejidos sintéticos similares a la seda hasta muebles resistentes. Para crear estos diferentes materiales, las fábricas utilizan aditivos para dar al plástico las propiedades deseadas, como antioxidantes para evitar la degradación, retardantes de llama y plastificantes para reducir la fragilidad. Durante la producción, se utilizan catalizadores, disolventes y otros productos químicos para ayudar a procesar el material.

Los investigadores saben que algunos de estos productos químicos son peligrosos. Un estudio de la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. sobre los ftalatos (que hacen que los materiales sean más flexibles) descubrió que causan asma, cáncer de mama, diabetes de tipo 2, trastornos de la salud reproductiva y un montón de otros problemas de salud.

La Agencia de Protección Ambiental también determinó que los retardantes de llama bromados que se encuentran en los muebles, en el polvo doméstico y en el aire interior se han relacionado con trastornos hormonales y problemas de desarrollo en los niños.

Pero este último estudio ha identificado otras sustancias químicas en los plásticos a las que los investigadores no están prestando suficiente atención. Se sabe que un propanol, utilizado habitualmente como disolvente en los colorantes, causa daños en el sistema reproductivo. Se sabe que un benceno utilizado para controlar la polimerización provoca sensibilidad en la piel y daña la vida acuática.

Ni siquiera los organismos reguladores llevan la cuenta de estas sustancias químicas. El 53% de las sustancias químicas identificadas por los investigadores como potencialmente preocupantes no están reguladas en Estados Unidos, la Unión Europea o Japón. De hecho, 901 sustancias químicas conocidas como peligrosas están aprobadas para su uso en contacto con alimentos en estas regiones.

Gran parte del problema, según los investigadores, es que no existe una base de datos central que ofrezca información sobre todas estas sustancias químicas y sus riesgos potenciales.

De hecho, los investigadores pasaron dos años y medio peinando 190 fuentes de datos disponibles públicamente para averiguar qué constituía una sustancia potencialmente preocupante.

La industria de los plásticos también carece de transparencia en cuanto a las sustancias químicas que contienen sus productos. En el estudio, los investigadores piden a los reguladores que obliguen a los fabricantes de plásticos a revelar todos los ingredientes de sus productos.

¿Qué puede hacer un consumidor?

Podemos optar por materiales orgánicos siempre que sea posible, pero es prácticamente imposible erradicar por completo el plástico de nuestras vidas. El mundo moderno está saturado de plástico, desde los revestimientos de nuestros muebles de madera hasta las prendas que llenan nuestros armarios o las pinturas que cubren nuestras paredes. Para Wiesinger, la responsabilidad de las empresas es rastrear y eliminar mejor estas sustancias químicas.

Es una carga abrumadora pedir a los consumidores que sean responsables de mantener seguro el medio ambiente en el que viven eligiendo los tipos de plásticos adecuados.

Este es un problema que debe ser abordado por la industria y los reguladores, más que por los propios consumidores. Pero lo que todo ciudadano puede hacer es exigir más transparencia a las empresas que producen plástico.

Wiesinger

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR