Fundaciones Empresariales

Continúa la amenaza para el sector de donatarias autorizadas

¿Qué es lo que está afectando a este sector?

Por Emilio Guerra Díaz

Un nuevo capítulo de “oídos sordos” de nuestros legisladores está por consolidarse. En el Paquete Económico “Criterios Generales de Política Económica para la iniciativa de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación Correspondientes al ejercicio fiscal 2017”, se establecen disposiciones para donatarias autorizadas que afectarían al sector. Fundaciones Empresariales abordó el tema hace unos días con un texto que puede ser consultado aquí.

Es necesario señalar que el número de donatarias autorizadas no ha aumentado sustancialmente en los últimos años ni tampoco el volumen de donaciones que reciben. Desde gobierno no hay una estrategia integral que coadyuve a fomentar la confianza en el sector y siempre su actividad es considerada como una actividad marginal. Bastaría una semana donde las OSC estuvieran de brazos cruzados para que autoridades y público en general conocieran su aporte.

La situación hasta ahora es la siguiente: Centernares de OSC han firmado un desplegado impulsado por Alternativas y Capacidades entre otras organizaciones, donde exhortan al Secretario José Antonio Meade, a fomentar verdaderamente al sector filantrópico. Sigue activa la petición en Change.org al que el lector se puede sumar.

Por otra parte, la Comisón de Hacienda de la Cámara de Diputados autorizó el dictamen y lo envío al Senado para su revisión. Dichos legisladores no objetaron el fondo de las medidas y las suscribieron con algunas modificaciones que comparte el Mtro. Miguel de la Vega, uno de los activistas a favor del sector, quién así las señala:

“En caso de revocación o falta de renovación de donatarias autorizadas se deberá acreditar el destino de los donativos recibidos, ya sea que éstos fueron utilizados para los fines propios de su objeto social, y respecto de los donativos que no fueron destinados para esos fines, éstos se destinen a otras entidades autorizadas para recibir donativos deducibles (sólo los no destinados a su objeto social ya no todo el patrimonio, lo que pudiera poner en riesgo proyectos de auto sustentabilidad por ejemplo).

“Las personas morales que continúen realizando sus actividades como instituciones organizadas sin fines de lucro, conservarán los activos que integran su patrimonio. Cuentan con un plazo de doce meses para obtener una nueva autorización en los casos en que no se haya obtenido o renovado.

“La obligación para asumir gobierno corporativo a OSC con más de 100 millones de ingresos o más de 500 millones en patrimonio, deberá de ser cumplida a partir del 1 de enero de 2018.

“La Certificación voluntaria continúa sin cambios pero los certificadores pueden ser ‘otras instituciones’ no solo a privados (no se ha definido quienes son esos otros y se definirán por reglas generales del SAT, así como los supuestos beneficios a obtener).

“Las asimetrías y los riesgos de inequidad en cuanto a acceso a donativos a partir de esta certificación continúan”.

donaciones (2)

El dictamen para su votación final se discutirá en el pleno de Diputados por ser su facultad. Por lo tanto, las OSC tienen en este momento dos recursos: seguir con el cabildeo en la Cámara de Diputados que parece fútil y recurrir al Secretario José Antonio Meade.

La autoridad ha señalado en la exposición de motivos que justifican las medidas se busca incrementar la confianza en el sector, pero las OSC estiman que esa no es la vía. Al respecto es oportuno señalar que en muchas asociaciones han dado pasos previos en esa dirección porque necesitan y tienen además la responsabilidad de señalar a sus donantes el uso, destino y productividad de sus donativos. Han desarrollado estrategias para crear, mantener e incrementar confianza y las han establecido como su tarea cotidiana.

En muchos casos el sector filantrópico se autoregula porque está inmerso en la lógica de la relación donante-donataria. Hay casos exitosos desde los indicadores de transparencia e institucionalidad del Centro Mexicano para la Filantropía hasta la metodología de nueve pasos de Confío, Construyendo Organizaciones Civiles Transparentes, iniciativa de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, una de las más prestigiadas del país. También hay que señalar algunos oportunistas quisieron ostentarse como “certificadores” del sector en base al modelo de las calificadoras internacionales como Standard & Poors y Moody’s logrando solo crear desconcierto y asimetrías.

Históricamente varios legisladores y otros tantos funcionarios públicos han mostrado su falta de sensibilidad y desinterés respecto al quehacer y aportes del sector filantrópico y en la historia reciente, de al menos dos décadas para acá, hay experiencias que lo confirman tanto con gobiernos perredistas, panistas y priistas.

Dentro de este nubarrón por lo menos se distingue la sensibilidad del Secretario José Antonio Meade respecto a que gracias a su amplia trayectoria en dependencias de gobierno sobre todo en la Secretaría de Desarrollo Social, conoce al sector, lo aprecia y valora. Con el habrá que establecer un diálogo pues desde el punto de vista de la sociedad civil, las medidas propuestas por la SHCP lejos de incentivar la cultura de la donación la dañan.

Algunos de nuestros legisladores, sean diputados o senadores, comparten distintas aberraciones respecto a la participación ciudadana a través del sector filantrópico. Cuando tocan el tema de la figura “donataria autorizada” con frecuencia la idea que les viene a la mente es aumentar los controles y estiman que hay falta de vigilancia sobre el actuar de organizaciones que pueden recibir donativos deducibles de impuestos.

Cada tres años se renueva la Cámara de Diputados y se hace necesario formar a los legisladores respecto al sector filantrópico y hay que volver a realizar la tarea de señalar por qué al gobierno le conviene tener un sector filantrópico diversificado, robusto y fuerte, pues le ayuda allende donde aquel no puede dar servicios a poblaciones vulnerables, excluidas o en extrema pobreza o bien, genera beneficios adicionales de interés público con el apoyo de particulares que desde hace años tienen confianza en sus organizaciones.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio saludó el convenio que la Fundación Metlife celebró con Endeavor México para impulsar a emprendedores mexicanos. Señaló que una de las vertientes de inversión de recursos en la que se están apoyando las fundaciones empresariales es el emprendimiento que puede impulsar tanto nuevas empresas lucrativas como sin fines de lucro.

El Tesorero felicitó a la Fundación del Empresariado Chihahuense por relanzar el sitio “DAR Donaciones de Alto Rendimiento” porque bajo la premisa de “dinero llama dinero” el sitio en el ciberespacio permite que el público en general, sobre todo del estado, puedan destinar recursos económicos que complementen proyectos sociales. En realidad se busca alentar la corresponsabilidad entre, ciudadanos y una organización de prestigio mundial que es una de las principales inversonas del país.

Preocupa la situación de la Fundación Comunitaria Veracruz, dijo la Secretaria del Consejo, pues algunas notas periodísitcas han señalado que varios empresarios que les apoyaban han decidido suspender sus donativos con motivo de la recesión económica que ya empiezan a sentir. El apoyo recibido es para atender a mujeres en tratamiento contra el cáncer y el programa está en riesgo, según su Directora Obdulia Díaz Guadarrama. Habría que revisar si es posible que esa fundación pueda emprender un plan de procuración de fondos que le permita diversificar sus fuentes, pues en pleno mes de lucha contra el cáncer fue una de las pocas organizaciones que se quejaron por su situación financiera.

El Director de la organización expresó que la empresa Samsung en colaboración con uno de los museos más conmovedores del país, Memoria y Tolerancia, presenta la exposición temporal: “Hogar Justo Hogar: Los derechos para las trabajadoras del hogar, una tarea pendiente”. Los visitantes podrán ver el documental “Sueños ajenos”, del director de cine Flavio Florencio. La exposición cuenta además con la colaboración del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Estará abierta hasta fines de noviembre.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact