Colaboraciones

Cómo formar una relación vinculatoria con el donador

Por Laila Elías Lian / Universidad Anáhuac, México Sur

El autoconocimiento permite desarrollar relaciones interpersonales sólidas a través del tiempo.

Dentro de las Organizaciones del Tercer Sector (OTS), existen personas que desean afiliarse a ellas ya que sienten una identificación con la causa, gusto por participar en una obra social, necesidad de saberse útiles y reconocidas, trascender en su paso por la vida, así como muchas otras causas las cuales dan origen a su deseo de integrarse para colaborar en dichas organizaciones.

Sin embargo los primeros dos aspectos que éstas personas (sean voluntarios o personal contratado) deben tomar en cuenta son:

1. Contar con el conocimiento real de sí mismas, así como las motivaciones por las cuales desean formar parte de la organización.

2. Tener un conocimiento real de las actividades que desempeña la organización y la metodología que emplea para lograrlas en el día a día, ya que no se puede mostrar lo que no se conoce.

Contar con la claridad en estos dos aspectos, les permitirá formarse de un mayor compromiso con la causa que se atiende, actuar con mayor profesionalismo en su quehacer cotidiano, definir sus prioridades (tanto personales como laborales), saber a qué se está dispuesto a llegar y que no se puede pasar por alto, definir las formas de aproximación con los grupos de interés de la organización, evitar la emisión de juicios erróneos y desprenderse de los paradigmas que en ocasiones bloquean el rendimiento y productividad diarias.

Para tener la capacidad de interacción con los demás de una forma amable y natural, es necesario que el ser humano elimine todos aquellos prejuicios, miedos e incertidumbres, los cuales evitan que pueda entender la realidad tal y como es, y no como aparentemente se puede ver.

Uno de los miedos más inminentes que tienen los procuradores de fondos, es el rechazo, pues piensan que “pedir” tiene una connotación negativa, sin embargo cuando se dan cuenta que su labor no es pedir dinero, sino solicitar una contribución y promover la participación ciudadana y solidaria para cumplir con una misión de carácter noble y altruista, la perspectiva cambia de manera radical, y es entonces que pueden acercarse al donador, con toda naturalidad, seguridad y confianza para invitarlo a formar parte de una causa que proporciona un beneficio social importante, aunque dicho sea de paso, esa seguridad te la proporciona el conocimiento (interno y externo).

Tomar la decisión de acercarse a un prospecto y solicitar la donación, requiere de un trabajo previo exhaustivo, una valentía incansable, una planeación a consciencia, un trabajo interno para entender que cada acierto debe ser mejorado y cada rechazo no es un fracaso, es una nueva oportunidad de mejora y continuo aprendizaje, de tal suerte que se cuente con el coraje suficiente para lograr la obtención del donativo.

Es por ello que la recepción de donaciones está íntimamente relacionada con el trabajo interno y diario que debe hacer el procurador, pues cada vez avanza en su nivel de autoconocimiento, puede manejar con mayor tranquilidad las objeciones y los obstáculos que se le presenten.

Asimismo, contar con el conocimiento de la organización y su medio externo, le facilita el desarrollo y generación de mejores estrategias, que le permiten obtener el donativo, esto con base en las capacidades, necesidades y recursos disponibles de cada organización.

Finalmente es indispensable que el procurador evite pensamientos negativos, pues si bien es cierto, él trabaja para lograr un donativo, también ofrece la oportunidad de que el donador crezca y permita el crecimiento de su comunidad, lo cual hace que su labor diaria sea dignificante y reconfortante como ninguna.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]