Conoce los consejos de HSBC para iniciar tu propio negocio

Tal vez desde que eras pequeño te ha caracterizado tu actitud emprendedora, y buscabas la forma de vender entre tus compañeros de clase algún tipo de producto o servicio, desde sándwiches hasta servicios de tareas. O tal vez no, tal vez siempre habías querido trabajar para una empresa pero últimamente piensas que quizás lo tuyo es emprender.

Cualquiera que sea tu situación queremos decirte que vas por buen camino. Si entraste a leer esta nota, seguramente emprender es algo que va tomando cada vez más fuerza y forma en tu cabeza, sin embargo la pregunta principal sigue siendo cómo empezar un negocio.

Antes de compartir algunos consejos que te ayudarán a tener un panorama más claro acerca del inicio de los negocios, contextualizaremos un poco.

Panorama actual

Las pequeñas y medianas empresas son una fortaleza para la economía de un país. De acuerdo con la Revista Forbes, actualmente en México existen más de cuatro millones de PyMEs operando, las cuales aportan el 52 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 72 por ciento del empleo.

Los negocios innovadores que ofrecen productos o servicios de calidad son los que atraen inversiones y retan el crecimiento de las industrias.

Aunque para México este año es de incertidumbre política y económica, debido a las elecciones a mitad de año y a ciertas situaciones externas que podrían causar un impacto económico, como el TLCAN, la creación de negocios debe de continuar, sí de forma cautelosa pero siempre con una estrategia de crecimiento y la búsqueda de nuevos mercados.

Este año, la institución de servicios financieros, HSBC, comienza con una nueva estrategia de sustentabilidad; dentro de esta asegura la responsabilidad que tiene con sus clientes, comunidades y colaboradores para un desarrollo en conjunto, por lo que pretende como una de sus prioridades ofrecer habilidades para prosperar en la economía global.

Como parte de estos esfuerzos la empresa cuenta con servicios que permitan el desarrollo económico de las personas desde diferentes aspectos y el día de hoy nos comparte además, algunos consejos prácticos para todos aquellos que tienen la inquietud y decisión de iniciar un negocio de forma inteligente:

Cómo empezar un negocio. Consejos HSBC

Aterriza un idea: tal vez tengas en mente distintas ideas de negocio, o de una misma se desprendan varias formas de hacerlo. Tener muchas ideas no está mal, al contrario, fortalecen la misma, lo ideal es aterrizar la idea principal y sobre ella ir trabajando. Pasa todo eso que traes en mente a un formato digital o escrito en papel de forma que sea más tangible y pueda ser percibido de forma clara y realista.

Identifica tu mercado y competencia: tómate un tiempo para conocer a tu competencia directa e indirecta, ver cómo es que lo hacen. De la misma manera identifica el mercado al que te diriges, analízalo y entiéndelo, con estas dos variantes podrás saber si es viable tu idea y de qué forma podrías destacar, qué puedes ofrecer para ser una mejor experiencia de adquisición.

Desarrolla un plan de negocios: un plan de negocios te permitirá aterrizar en su totalidad todas tus ideas y te permitirá comenzar a trabajar en lo que necesitas para iniciar el negocio. El plan de negocios debe de llevar el concepto del negocio, sus propósitos, la estrategia para conseguirlo, los recursos con los que se cuenta, la inversión que se requiere, la estructura organizacional, el mercado, público meta, competidores, recuperación de la inversión, etc. Debe de ser muy detallado, pero preciso y claro.

Sé tolerante a la frustración: si hay algo que debe de caracterizar a cualquier emprendedor es su constancia y tolerancia a la frustración. En el camino seguro te encontrarás con obstáculos o situaciones que no tenías previstas, no permitas que eso frustre tu proyecto, encuentra la forma de resolverlo y seguir adelante.

Sé flexible: relacionado al punto anterior, hay posibilidades de que tu idea original se modifique por cualquier situación, recuerda que los cambios no siempre son malos, mantente abierto a modificar la idea principal, analiza todas las variables y podrás definir si se puede adaptar a algo que beneficie al proyecto.

Establece un presupuesto: una vez que determines cuál es tu capital y los recursos con los que cuentas, añadiendo a los inversionistas si es que cuentas con ellos, realiza un presupuesto donde establezcas cuánto destinarás a cada área, cuánto al desarrollo del producto, a publicidad, al desarrollo de marca, etc.

Adquiere un seguro: dependiendo de la industria a la que busques entrar tienes que considerar los riesgos generales y los propios de la misma, de esta forma sabrás cuál es el seguro indicado y evitarás preocuparte en el futuro por alguna eventualidad.

Busca asesoría: al pretender comenzar un negocio debes de ser consciente de que no puedes ser experto en todo, para eso debes de buscar profesionales o instituciones que te guíen para tomar las mejores decisiones en distintos aspectos: fiscales, financieros o de mercadotecnia, por mencionar algunos.

Estos son solo algunos consejos que HSBC comparte en su objetivo de ofrecer apoyo para un crecimiento sustentable, aunado a la cartera de soluciones financieras que ofrece para todos aquellos que desean saber cómo iniciar un negocio y a los que ya cuentan con uno propio.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.