Son 2.5 millones de personas en el sector de la energía solar en China comparados con EE.UU con 260 mil

El país que contamina más el planeta, sin duda es China. Pero sorpresivamente, es el país que más energía renovable consume.

Mientras que Donald Trump decidió salir del Acuerdo de París porque dijo que era una estrategia para que la economía de su país no creciera, Beijing se está esforzando por invertir miles de millones de dólares y está creando empleos en energía limpia.

La construcción de varias plantas solares y eólicas, han ayudado a China a impulsar a las principales industrias que venden sus productos alrededor del mundo.

“Incluso en China, donde el carbón es —o era— el rey, el gobierno todavía reconoce que las oportunidades económicas del futuro serán en energía limpia”, dijo Alvin Lin, director de política energética y climática del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC) en Beijing.

De acuerdo con el más reciente informe anual de la International Renewable Energy Agency, más de 2.5 millones de personas trabajan en el sector de la energía solar en China.

El presidente de los Estados Unidos, pretende poner a trabajar de nuevo a los mineros de carbón estadounidenses y China de opone totalmente y está tomando otro rumbo.

El carbón todavía constituye la mayor parte del consumo de energía en China, pero Beijing ha estado cerrando minas de carbón y el año pasado estableció planes para recortar aproximadamente 1.3 millones de empleos en la industria. El gobierno chino también ha avanzado para restringir la construcción de nuevas centrales eléctricas de carbón.

La Administración Nacional de Energía de China dijo que el año pasado había un objetivo muy claro para reducir el uso de la energía de carbón, y se estableció una meta para que la energía limpia para 2030 satisfaga en un 20% las necesidades energéticas.

Datos de GreenPeace dicen que  el consumo de energía limpia del país aumentó a 12% a fines de 2015. Las fuentes de energía renovable representan alrededor del 10% del consumo total de energía en Estados Unidos, según estadísticas oficiales.

Con el fin de lograr el objetivo de 2030, China apuesta a la energía renovable; se ha comprometido a invertir 367 mil millones de dólares en generación de esta energía para 2020.

De acuerdo con la Administración Nacional de Energía, este compromiso generará más de diez millones de empleos. Actualmente son 3.5 millones que ya están en el sector.

Poco a poco, China ya es un fabricante y exportador importante en energía renovable. Provee de dos tercios de todos los paneles solares del mundo.

China también tiene un fuerte control sobre la energía eólica. Produce casi la mitad de las turbinas eólicas del mundo, a un ritmo de aproximadamente dos cada hora.

Paneles solares

El nuevo proyecto más activo de China es una gigantesca granja de energía solar flotante ubicada en la provincia oriental de Anhui.

Son casi 159 kilómetros cuadrados de instalación de paneles flotantes más grandes del mundo. Tiene la capacidad de producir suficiente energía como para alimentar 15,000 hogares, según Sungrow Power Supply, la compañía que construye la granja.

“El gobierno no nos permitirá simplemente instalar paneles donde queramos”, dice Yao Shaohua, subdirector del proyecto.

Es más caro construir granjas solares en el agua que en el suelo. Pero los expertos dicen que los paneles solares flotantes pueden funcionar más eficientemente a largo plazo debido a que son enfriados por el agua que está debajo.

Acerca del autor

ExpokNews