¿Te atreverías a vivir en una casa como esta?

El alto costo de compra de una casa ha motivado a muchos a buscar alternativas, algunos se inclinan por viviendas sin créditos hipotecarios, como las “Tiny Houses” casas pequeñas prefabricadas, mientras otros están experimentando con casas compartidas o alternativas de subscripciones internacionales en donde pagas por una casa o cuarto en cualquier parte del mundo por los días que necesites utilizarla.

Un ejemplo de ello, es Cabin Spacey de Berlin-Alemania, un modelo prefabricado minimalista y con tecnología inteligente que te permite colocarlo en espacios urbanos desaprovechados, como techos o estacionamientos. Sin embargo, los dueños no solo tienen una cabina, estas son en realidad casas independientes, lo que se considera una nueva forma de hospedarte donde solo pagas mientras vives.

De acuerdo con la compañía, esta vivienda es fácil de transportar, instalar y ensamblar. Mide 25 metros cuadrados y está revestida con madera, en la cabina entran dos personas cómodamente y está construida con materiales sustentables que garantizan una durabilidad de 80 años.

¿Qué características tiene esta casa?

La casa está construida con madera y gracias a ello, en el interior de la cabina se puede disfrutar de un ambiente cálido e iluminado, además tiene un tragaluz sobre el desván y una gran ventana.

En otro extremo de la cabina se encuentra un asiento, el cual tiene espacio de almacenamiento debajo y puede transformarse en una cama para invitados. Este espacio es multifuncional; puede ser un área de comedor o un lugar para hacer algún trabajo o leer un libro.

La cocina es pequeña, pero funcional ya que cuenta con una estufa de tamaño regular, refrigerador, lavadora e incluso una cafetera.

Las escaleras que conducen al dormitorio cuentan con un espacio de almacenamiento oculto en los gabinetes laterales.

El loft para dormir puede adaptarse a una cama tamaño king, y se encuentra justo debajo del tragaluz, que puede abrirse para dejar entrar el aire, el cual ofrece una vista al cielo estrellado de la noche.

El baño es pequeño, pero cuenta con un espacio de ducha, un tragaluz, espejos, un tocador y lavabo.

La cabina funciona con energía solar y cuenta con tecnología inteligente a la que se puede acceder desde el panel de control: un espejo inteligente con reconocimiento facial y de gestos, un control de calefacción inteligente, un sistema de sonido.

Al unir los conceptos de la economía colaborativa, el minimalismo y la pequeña vida espacial, la empresa está trabajando para construir una red global de cabañas urbanas o lo que llaman «hogares independientes de ubicación», probablemente perfecto para empresarios viajeros. Conforme cambia las necesidades de nuestro trabajo, también puede hacerlo nuestra manera de vivir, adaptándonos a las nuevas tecnologías. ¿Te atreverías a vivir en una casa como esta?

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.