Ambiental

Cambio de clima… ¿Y ahora?

“No se pueden impedir los vientos, pero se pueden construir molinos”, proverbio holandés.
“No se pueden impedir 
los vientos… ni el calor, 
el huracán, la tormenta…”

El proverbio holandés que acompaña esta participación no pudiera ser más ilustrativo para reflexionar sobre el peligroso cambio de clima que vive nuestro planeta desde hace tiempo y la falta de atención que tenemos.

Pero en esta ocasión no nos referimos únicamente a lo que cada uno puede hacer para contrarrestar esta tendencia, sino a la manera en que también puede ser aprovechada en términos de una rentable inversión a mayor plazo. Más allá del origen del cambio de clima, lo cierto es que la mayoría de los investigadores del mundo coincide en que el problema crece y que una manera de contrarrestar su efecto es desarrollando y promoviendo el uso de energía limpia o energía verde.

Existe una diferenciación entre la energía limpia de las fuentes de energía renovables. La recuperación de esta energía no implica, forzosamente, la eliminación de los residuos, mientras que la energía limpia utiliza fuentes naturales, tales como el viento y el agua.

Las fuentes de energía limpia más comúnmente utilizadas son: 1) la energía geotérmica, que utiliza el calor interno de nuestro planeta; 2) la energía eólica; 3) la energía hidroeléctrica, y 4) la energía solar, frecuentemente utilizada para calentadores de agua.

Inversión en energía 
limpia o verde

Atentos a esta tendencia, se ha venido promoviendo internacionalmente la inversión en compañías que ofrecen estos tipos de energía. Existen distintas alternativas e incluso índices construidos por empresas relacionadas (ejemplo EU: The WilderHill Clean Energy Index).

También se han empaquetado ideas diversificadas a través de ETFs Exchange Traded Funds. Algunas alternativas de estos vehículos para invertir desde México a través del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) son: ICLN (Global Clean Energy Index), PBD (Power Shares Global Clean Energy) y GEX (Market Vectors Global Alternative Energy).

A pesar de que la mayoría de estos instrumentos han observado mucha volatilidad en años recientes, registrando incluso correcciones en precios de más de 50.0%, lo invitamos a considerar esta alternativa para plazos mayores. Se trata de una idea inteligente, responsable, patrimonial, con sentido común y social que reconoce una tendencia mundial. No es un tema de moda, sabe de la existencia permanente de ciclos, pero no les teme… ¡Los aprovecha!

¿Qué tan grave 
es el cambio de clima?

El más completo y actualizado informe sobre la situación de la costa del Ártico, elaborado por un consorcio de más de 30 científicos de 10 países, da cuenta del impacto que está produciendo el cambio climático en esta zona: la línea de costa en las regiones árticas no sólo ha aumentado su erosión, sino que retrocede medio metro al año en promedio.

El clima es un promedio, a una escala de tiempo dada, del tiempo atmosférico.

Los distintos tipos climáticos y su localización en la superficie terrestre obedecen a ciertos factores: la latitud geográfica, la altitud, la distancia del mar, la orientación relieve terrestre con respecto a la insolación (vertientes de solana y umbría) y a la dirección de los vientos (vertientes de sotavento y barlovento) y, por último, las corrientes marinas.

Estos factores y sus variaciones en el tiempo producen cambios en los principales elementos constituyentes del clima, que también son cinco: temperatura atmosférica, presión atmosférica, vientos, humedad y precipitaciones.

Sobre las consecuencias del cambio climático, hasta hace poco las previsiones hablaban de entre 1.5 y 4.5 grados centigrados, pero actualmente sabemos que el calentamiento se producirá con retraso con respecto al aumento en la concentración de Gases de Efecto Invernadero, ya que los océanos más fríos absorberán gran parte del aumento de temperatura, de modo que se prevé para el 2100 un calentamiento de entre 1.0 y 3.5 grados centigrados en todo el planeta.

Estas variaciones de temperatura, supondrán transformaciones tan importantes como:

Áreas desérticas más cálidas pero no más húmedas, lo que provocará escasez de agua, sobre todo en África y Medio Oriente.

Casi la mitad de los glaciares se fundirá y si tenemos en cuenta que 11% de la superficie terrestre es hielo, resultan bastante creíbles las previsiones sobre el aumento del nivel del mar de entre 0.4 y 0.65 m, haciendo desaparecer 
en un periodo determinado muchas zonas costeras.

Las precipitaciones aumentarán entre 3 y 15 por ciento. Muchas tierras de cultivo podrían perderse al convertirse en desiertos.

Implicaciones potenciales locales

Si bien muchas empresas en Bolsa han tomado iniciativas para contribuir al problema buscando mayor uso de energía alternativa o con acciones socialmente responsables en favor del ambiente (existe un Índice de Empresas Sustentables), por ahora no se tiene listada, en nuestro mercado accionario, una empresa que pueda verse favorecida de manera directa por un producto de energías sustitutas (limpias o verdes).

A mayor plazo y de manera gradual, el fenómeno de cambio de clima pudiera incidir (positiva o negativamente) en el desarrollo de algunas emisoras.

Fuente: eleconomista.com.mx
Por: Carlos Ponce Bustos
Publicada: 23 de Septiembre de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario