Caficultores de Oaxaca ganan a la roya con ayuda de OSC – ExpokNews

Debido al cambio climático, la roya estaba acabando con los cultivos de café ¡Te contamos!

El cambio climático ha mostrado repercusiones negativas en toda América Central, entre ellas sus efectos sobre la agricultura y los ecosistemas; la disminución de bosques y los cultivos de café.

Por si fuera poco, en el último año se ha presentado en las hojas de café un hongo que se expande por la hoja llenándola de manchas color naranja, hasta que la asfixia y cae al suelo.

Las hojas que se encuentran a su lado, les pasa lo mismo. La rama donde crecían se queda pelona, con los pequeños frutos de café expuestos al sol. Como ya no pueden madurar bien, se queman y la cosecha se pierde.

Durante 2015-2016, la producción de café en México fue de 2.5 millones de sacos de 60 kilos, 18.6% menos que el ciclo anterior.

Lamentablemente, la cosecha mexicana del grano ha venido bajando hasta un 6% anual. La causa principal es: la roya

Hace cuatro años, Graciela, una cafecultora de Oaxaca, entró a la Coordinadora Estatal de Productores de Café del Estado de Oaxaca (CEPCO), una organización civil conformada por pequeños productores, y ahí le ayudaron a lidiar con el hongo.

Es la segunda vez que esta organización salva a los cafetaleros oaxaqueños. La primera fue en 1989, el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari decretó la disolución del Instituto Mexicano del Café (Inmecafé), para liberar los precios del grano.

De acuerdo con Animal Político, los productores estaban acostumbrados a depender de esa institución, que les daba las plantas, los químicos, asesoría técnica y hasta becas para los estudios de los hijos. El instituto se encargaba de fijar el precio mínimo del grano y era el único comercializador: acopiaba y exportaba.

El gobierno apoyaba a los cafetaleros mexicanos, pero de un día para otro ese apoyo ya no existió. Salinas eliminó al Inmecafé y los productores se quedaron sin plantas nuevas para renovar sus sembradíos, sin abonos, sin subsidios y sin asesoría.

Fueron más de 500 expertos en cultivo de café tuvieron que quedarse sin trabajo, y los cuales recibieron un cheque de liquidación. Al final, pusieron una tienda, una papelería y algunos se compraron un taxi.

“Ningún organismo gubernamental sustituyó al Inmecafé. El sector quedó sujeto a las políticas sexenales impuestas por la Secretaría de Agricultura y mucho del negocio se hundió. Sin el financiamiento gubernamental al que estaban acostumbrados ni asistencia técnica, cientos de pequeños productores, sobre todo de Guerrero, optaron por dedicarse a otros cultivos.”

El Hongo Roya

El hongo de la roya surge en la Isla de Ceilán hoy Sri Lanka, en el Océano Índico, por 1868. De ahí se propagó a todos los continentes. Llegó a México en 1983, pero apenas en 2012 causó estragos. El cambio climático lo volvió más agresivo y las malas prácticas de los productores le dieron mayor ventaja.

La expansión de la roya fue gracias a la humedad y el calor que provocó el cambio climático. Hacía más de 20 años que no se renovaban los cafetales (75 % de todos los del país eran viejos), tampoco se les dotaba de los abonos y nutrientes adecuados.

Fue entonces, que la roya encontró plantas seniles y desnutridas que pronto dejó sin hojas, con sus frutos de café expuestos al sol.

Una vez que ha atacado a una planta vulnerable, ya no hay forma de acabar con el hongo.

El ciclo será constante, ya que cada uno de ellos tirará las hojas. Cuando salgan nuevas, las poblará otra vez, hasta teñirlas de puntos naranjas y mandarlas al suelo. Así, hasta que se acaba el vigor del cafeto y lo mata.

Coordinadora Estatal de Productores de Café del Estado de Oaxaca (CEPCO)

CEPCO nació en 1989 cuando intentó reagrupar a los campesinos, organizándolos por comunidades y que ahora son cooperativas.

Un año después, surge la Comercializadora Agropecuaria del Estado de Oaxaca (CAEO), la cual se encarga de la venta nacional y la exportación.

Acerca del autor

Janneth Del Real