Fundaciones Empresariales

Bruce Springsteen en México

Para Juan E. Pardinas,

Desde hace mucho tiempo

quería relatar esto…

Por Emilio Guerra Díaz

Ayer se presentó Bruce Springsteen y la E Street Band en el Palacio de los Deportes. ¡Justo en la fecha en que se celebra a nivel mundial el Día Internacional de los Derechos Humanos!

Aquellos que nos dedicamos a comunicar en artículos de opinión nos empuja de vez en cuando el interés por expresar nuestras pasiones, hechos que nos han marcado y anécdotas que nos mantienen es estos carriles de la escritura. Quizá debemos contenernos, pero quizá también podemos construir un acto de compartir alejado de cualquier vanidad o egocentrismo. Mi intensión con estas líneas responde al segundo propósito. Por otro lado, he estado en deuda conmigo porque he soñado escribir un libro sobre la vida y obra de este cantante de origen norteamericano y lo he postergado.

En el imaginario libro visualizaba un capitulado estructurado empezando, más que por su trayectoria musical, por los actos filantrópicos del hijo de Freehold, Nueva Jersey. Relatar sus acciones para motivar a otros a donar, pues a eso me dedico profesionalmente hablando. Por ejemplo, es sabido su gusto por manejar largo tiempo por las distintas carreteras (de ahí, quizá viene Born To Run), pero también de su actitud filantrópica de visitar de manera incógnita hospitales para revisar las anotaciones de trabajadores sociales donde se estipula la condición económica de la familia respecto a si puede o no cubrir el importe de los servicios médicos que su paciente está recibiendo. Springsteen lee y decide, paga la cuenta y se va (Human Touch)…

En 2005 sufrí una de mis más grandes frustraciones personales; una más que vino a sumarse a la enfrenta que recibí de la Dra. Gina Zabludovsky Kuper cuando me aventuré luego de 14 años de dictar cátedra en mi querida Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM a concursar por plaza definitiva como profesor luego de un gran periodo de sequía que terminó cuando las autoridades universitarias, después de 3 lustros, volvieron a abrir este tipo de concursos.

Buscaba entonces la definitividad en la materia Sociología de Talcott Parsons y Max Weber. Saqué muy buena nota en mi trabajo escrito porque desarrollé el tema de Acción Social weberiano vinculado al concepto de filantropía. Fue un ensayo novedoso para mi facultad, un poco tradicionalista y reticente en temas que aparentemente no tienen nada que ver con la política. Posteriormente hice la prueba con un grupo asignado para exponer las principales tesis de mi trabajo y que de alguna manera se evaluara mi capacidad de expositor. En esta etapa también salí bien librado. La última parte de la prueba para aspirar a esa titularidad era una sencilla entrevista con la presidenta de los sinodales, en este caso, la Dra. Zabludovsky, por su calidad de presidenta del jurado.

Por su intensa agenda la Dra. Zabludovsky cambió 4 veces la fecha de la entrevista. A la quinta cita propuesta no pude acudir porque tenía la responsabilidad de atender a unas personas que venían de una fundación de Chile y me habían asignado atenderlos con mucha antelación. Le pedí una oportunidad para cambiar en esta ocasión por mi parte el encuentro y simplemente en un acto autoritario dijo que no, cuando ella la había postergado en varias ocasiones.

No llegué a esa cita y me descalificó, lo que marcó mi desánimo y posterior salida del cuerpo de catedráticos de la FCPyS. Como corolario puedo contar que meses después una persona cercana le insinuó a la Dra. Zabludovsky en un evento de mujeres líderes, sobre el parentesco conmigo y lo sucedido en este proceso. Se justificó diciendo que las autoridades no le habían permitido el cambio de fecha, ella sabe que no fue así (I’m goin’ down).

Pero regresando al segundo frustrante evento fue cuando el locutor de Radio Universal, Enrique Rojas, locutor y beatlemano convocó a los radioescuchas a enviar por correo electrónico tu pasaporte y visa vigente para EEUU para acudir el 25 de septiembre (apenas dos días del cumpleaños de Springsteen) a Miami, Florida.

Cometí un error al enviar los pasaportes de Cynthia mi esposa y el mio al concurso juntos en un solo correo electrónico. Don Enrique Rojas escogió a mi esposa y su nombre salió al aire como una de las 10 afortunadas personas que asistirían a Miami (cada vez que recuerdo este pasaje recuerdo que me quedé con las ganas de tararear “Badlands” en un concierto).

Le escribí a través del correo electrónico que ella me cedía el premio. No aceptó y no pude ir a Miami donde Springsteen tocaría con la E Street Band. Fue un ir y venir de mensajes electrónicos con las razones y justificaciones de por que el premio no se podría transferir. Recuerdo que le dije que era mi sueño conocer, al menos a Bruce Springsteen en una audición, pues en persona estaba cañón.

A Don Enrique se le fue desdibujando esa radial cordialidad que expresaba través de las ondas herzianas cuando conducía la “Hora de los Beatles”, e incluso conmigo fue soberbio. Para contrarrestar le escribí apelando que si a él le habían hecho el favor diversas personas para que conociera a cada uno de los Beatles (Countin’ on a Miracle), por qué no podía ayudarme y mantener vivo el espíritu de solidaridad expuesto en forma sencilla en la película “Cadena de Favores” que protagonizo Helen Hunt y subirme al avión (If I should fall behind).

Mi correo iba acompañado de una fotografía donde Cynthia y quien escribe aparecíamos con playeras, libros y CD, más de 80 donde interviene Springsteen como cantante, compositor, intérprete o bien es interpretado por otros o donde el hijo de Freehold canta temas de otros autores (je, je, la colección ha crecido desde entonces). Lo hice para mostrar que era un verdadero fan. Quizá no fui seleccionado y en cambio Cynthia si por ser muy guapa… eso nunca lo sabré (Man’s Job). Cynthia en acto solidario señaló que ella no asistiría.

No relato esto por vivir en tiempos de rencor, más bien, de perdón, de olvido… y por qué no, de gratitud, “por algo pasan las cosas” dice el viejo refrán. Aquí recuerdo la sentencia de que el mundo no es justo, y no tiene porqué serlo (The Ghost of Tom Joad).

A mi ex alumno y amigo Juan Ernesto Pardinas (Blood Brothers) debo mi eterna gratitud porque fue él quien me llevó a inscribirme a una de las instituciones amores de mi vida: Amnistía Internacional y de alguna manera marcó también mi destino profesional (Long walk home). Fue una mañana de 1989 cuando iniciábamos semestre en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y como profesor llevé a cabo una dinámica de presentación entre los alumnos para que se conocieran.

Cuando llegó el momento en que un compañero presentó a Juan E. Pardinas, dijo “es miembro de Amnistía Internacional”(Chimes of Freedom). Mi ser se estremeció y le dije, necesito verte al final de la clase, por favor no te vayas. Entonces pregunté a Juan, “¿En dónde está la oficina de Amnistía Internacional en México?, llevo años buscándola, le sigo la pista y se cambian de domicilio…” Me dijo aquí cerca, en el Centro Cultural Universitario y se ofreció a llevarme. Entonces conocí a la querida Sonia Rivero y al talentoso Franz Limpens, todo un maestro en educación para la paz.

A Juan conté la experiencia que me marcó para siempre y por lo que deseaba trabajar como voluntario para Amnistía Internacional.

Con mi madre vi la serie Holocausto que trasmitió el canal 13. Antes del inicio de cada capítulo, el excelente conversador y periodista Luis Spota, nos ubicaba en el capítulo que se exhibiría en esa entrega. Además de convivir con mi madre, una abogada viuda que trabajó incansablemente en su vida para darnos un decoroso nivel de vida; era una excelente oportunidad para estar con ella.

Fue tan apasionante la serie que al final del último capítulo la vi llorar (muy pocas veces derramó alguna lágrima de sus ojos, es era una mujer extremadamente fuerte). Enjugué sus lágrimas, apagué el televisor y me fui a dormir. Compungido me pregunté que podría hacer para evitar tan desalmadas acciones como las que mostraba el exterminio de judíos por el régimen nazi de Hitler (No surrender).

La respuesta vino al sábado siguiente. Estaba aseando mi habitación cuando en el programa de televisión Video Cosmos un conductor, no recuerdo quien, entrevistó a Alicia Escalante de Zama, fundadora y miembro de la sección mexicana de Amnistía Internacional. Me debía inscribir tan pronto como pudiera.

En la memoria de los rockeros estaba presente la gira Human Rights Now y la participación de Springsteen me motivó aún más para ser miembro del movimiento que fundara Peter Benenson. Con otro gran amigo y melómano a ultranza, Raúl Gómez Miguel ha compartido diversos momentos, muchos de ellos memorables por lo asertivo de sus observaciones respecto a los rockeros: “Ah,… el Jefe tocaba bien cuando tenía hambre”, yo pienso que se hizo un clásico y las palabras de presagio de Jon Landau fueron precisas: “I saw the future of Rock and Roll and its name is Bruce Springsteen”.

El Jefe desde marzo ha dado una gira promoviendo Wrecking ball, donde algunos de los críticos señalan que es la obra más política. Pero su posición siempre es a favor del desvalido, del excluido, del veterano de guerra que no se puede emplear, del obrero que no gana lo suficiente, la discriminación racial, contra el poder y la arrogancia, incluso de sus propias autoridades (Born in the USA), siempre a favor de los derechos humanos y la solidaridad. El álbum The Rising, compuesto poco después de los ataques terroristas de septiembre 11 (justo el día que confirmamos que Cynthia estaba embarazada y que venia Emilito en camino) invita a la conciliación, al entendimiento y hermandad pese a las diferencias culturales.

A Springsteen muscialmente lo conocí por el poco rock and roll que se trasmitía en la radio, “Radio Triunfadora” era esa estación que en 1979-1980 se atrevía a programar este género y podías escuchar además de Badlands del cuarto álbum Darkness of The Edge of Town, a Styx, Fleetwood Mac, Boston, REO Speedwagon, Rush, Triumph, etc. Refrendé mi interés cuando estuve de intercambio en Cincinnati pues uno de los hermanos de Bruce Squilante era fan y el disco The River era lo que sonaba con más fuerza pues había realizado una gira por allá.

Al conocer su trayectoria como filántropo me reafirmó mi interés por ser voluntario y me di cuenta de que había escogido una excelente carrera profesional (Sociología).

El Jefe traspira solidaridad, no solo por el apoyo a We are the World (1985), la gira de conmemoración del 40 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Human Rights Now (gira de 1988) de la cual la Sección Mexicana de Amnistía Internacional logró la retrasmisión de uno de los conciertos en canal 13; sino también por el caso del asesinato de Amadou Diallo, inmigrante africano, que murió por 41 disparos de la policía norteamericana cuando aquél se iba a identificar y sacó su cartera… y fue acribillado (American Skin, repite 41 veces la frase 41 shots).

Solidaridad que se muestra en evitar la Ley del Talión y lo absurdo que resulta la pena de muerte (Dead man’s walkin), o la búsqueda de justicia social heredada de John Steinbeck en “Las Uvas de la Ira” a través del personaje Tom Joad, de tal manera que el Joad de Springsteen proviene de la novela del Premio Nobel, pasa por las notas de Woody Guthrie y hace una escala en la poesía de Bob Dylan para que de su voz se escuche:

Now Tom said “Mom, wherever there’s a cop beatin’ a guy
Wherever a hungry newborn baby cries
Where there’s a fight ‘gainst the blood and hatred in the air
Look for me Mom I’ll be there
Wherever there’s somebody fightin’ for a place to stand
Or decent job or a helpin’ hand
Wherever somebody’s strugglin’ to be free
Look in their eyes Mom you’ll see me.”

O el mantener vivo el espíritu de lucha de César Chávez a favor de los migrantes en Sinaloa Cowboys:

Miguel came from a small town in northen Mexico
He came north with his brother Louis to California three years ago
They crossed at the river levee when Louis was just sixteen
And found work together in the fields of the San Joaquin

O la vida de jóvenes (The River) que enfrentan su existencia con los únicos medios que tienen a su alcance:

Then I got Mary pregnant
And man that was all she wrote
And for my nineteenth birthday
I got a union card and a wedding coat
We went down to the courthouse
And the judge put it all to rest
No wedding day smiles no walk down the aisle
No flowers no wedding dress

En la lírica springsteeniana no puede faltar también el énfasis en contra de la discriminación racial. My Hometown, señala que al enfrentarse en pugnas de este tipo termina con la viabilidad de una vida digna para todos:

In `65 tension was running high at my high school
There was a lot of fights between the black and white
There was nothing you could do
Two cars at a light on a saturday night in the back seat there was a gun
Words were passed in a shotgun blast
Troubled times had come to my hometown…

Now main streets whitewashed windows and vacant stores
Seems like there aint nobody wants to come down here no more
They’re closing down the textile mill across the railroad tracks
Foreman says these jobs are going boys and they aint coming back to
Your hometown…

Es sin duda un ícono, en una encuesta sobre personalidades elaborada por la revista Time en EEUU resulta que Springsteen junto con Oprah Winfrey y Tom Hanks son los tres artistas norteamericanos más admirados por su congruencia, altruismo y profesionalismo con el que el público se identifica mayormente. De México regresará a Nueva York a participar a favor del concierto para recaudar fondos para las victimas del huracán Sandy. Tocará con Paul McCartney, Jon Bon Jovi y los Rolling Stones, entre otros.

En fin, el compromiso de vida y su actitud filantrópica hacen que la percepción general de la sencillez de Springsteen en la sociedad norteamericana se sintetiza en lo expresado alguna vez por un fan:

“!Springsteen es uno de los nuestros!
Sí no te lo imaginas dando conciertos o grabando discos…
Está trabajando en un lava autos”

The Boss, el Jefe, ha marcado para siempre la vida de millones de personas. Nos ha mostrado que siempre hay gente dispuesta a dar y que esos… son mayoría. Gracias Juan, gracias Amnistía Internacional, gracias Bruce…

Desde el Consejo Directivo

El Consejo Directivo está muy orgulloso por contar en México con músicos de talla mundial que viven y son ejemplo de filantropía como es el caso de Fernando de la Mora. El tenor no solo apoya diversas causas filantrópicas con su voz, sino también algunas regalías de sus discos apoyan algunas organizaciones. Antaño apoyó decididamente la campaña Mira por los Demás del Centro Mexicano para la Filantropía y en cada recital se vincula a una causa social. En septiembre dio un espléndido concierto en el Auditorio Nacional para apoyar a la Fundación Comparte Vida.

La semana pasada Fernando de la Mora, gracias al patrocinio de la Compañía Azucarera de Los Mochis y el liderazgo de Alejandro Elizondo, quien es Presidente del Patronato de la organización en el estado, ofreció tres conciertos en Sinaloa a beneficio de Save The Children, en las tres ciudades más importantes: Culiacán en el Jardín Botánico, en Los Mochis en el Ingenio Sinfónico, y en Mazatlán, en el Teatro Angela Peralta. El tenor interpretó diversos temas con la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes dirigida por Enrique Patrón de Rueda.

De la Mora interpretó memorables canciones como Júrame, Granada, Te quiero, Dijiste, Cuando vuelva a tu lado, Amor Eterno, entre otras.

Con los tres conciertos se espera apoyar a 43 mil niños de Sinaloa a través de “programas enfocados a erradicar el trabajo infantil, a promover la salud, nutrición, higiene, protección ante la violencia, desarrollo humano y educación ambiental”.

Como lo reportó el periódico Noroeste, Fernando de la Mora señaló “esto no es un concierto, es sumarnos a una causa bonita, cuando me dijeron de qué se trata Save The Children me pareció fantástica la causa: Nada menos que devolver su infancia a los niños. Darles la oportunidad de ser niños y no adultitos recogiendo tomates y berenjenas… los niños son niños y deben estar arregladitos a las ocho, listos para ir a la escuela, o estar en su camita temprano, no trabajando”.

El Consejo Directivo expresó su felicitación tanto a Save The Children como a Fernando de La Mora al demostrar que unir los dones y talentos que cada uno tiene puede hacer gran diferencia en atender problemas sociales.

Premios en Derechos Humanos

Nos unimos también al malestar generado por la Fundación Alfred Nobel al entregar a la Comunidad Económica Europea el Premio Nobel de la Paz 2012, pues resulta que una burocracia que recibe un sueldo por lo que tienen que hacer ahora es reconocida ¿Cuál es el mérito ante otras candidaturas cuyas trayectorias de vida trascienden al continente europeo?

En cambio en México, Alejandro Solalinde por sobradísimos méritos y compromiso de vida recibe el Premio Nacional de Derechos Humanos. ¡Ejemplo de trabajo y compromiso!

Nos sacamos el premio mayor al conocer la ratificación de Ricardo Bucio Mújica al frente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, bien por Miguel Ángel Osorio Chong.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • ¡Emilio, gracias por permitirme disfrutar al conocer una faceta tuya muy personal!
    Experiencias como la que nos compartes permite acercamos con quienes normalmente percibimos lejos de nuestro alcance, ajenos a nuestra cotidianidad, habitantes de un mundo irreal. Un abrazo

  • LLAMADA DE BRUCE SPRINGSTEEN A TODOS LOS FANS

    Hola,

    “Springsteen and I es una invitación abierta a TODOS los fans de Bruce para hacer una película sobre él y sobre lo que significa para vosotros.

    Estamos interesados en conocer tus pensamientos, abstracciones y reflexiones más íntimos sobre el impacto que Bruce Springsteen y su música ha tenido en tu vida, como han cambiato tu vida, las emociones que le dan. Springsteen & I es una invitación abierta a todos para enviar una historia que de algún modo esté relacionada con uno de los más grandes narradores de nuestra generación.

    Nos gustaría animarte a que seas parte de esta exclusiva experiencia cinemática bien enviándonos un clip o poniéndote en contacto con nosotros por correo electrónico o por teléfono. Buscamos una amplia variedad de interpretaciones creativas, captadas de la forma más visualmente emocionante que se te ocurra, tanto si te consideras un Tramp de hecho desde el 73 como si has escuchado alguna de sus canciones hoy por primera vez. Por ejemplo si tu padre o madre, hermano o hermana, vecino o colega tienen alguna historia interesante, queremos conocerla. Si no sabes usar una cámara o no estás seguro cómo captar la historia, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a encontrar a alguien que pueda ayudarte.

    Springsteen & I es una experiencia cinematográfica colectiva sin igual, para la gente y por la gente. Un documental musical sin precedentes que se emitirá en los cines de todo el mundo el próximo año. Tendrás la oportunidad de colaborar bien como uno de los principales narradores seleccionado de entre miles de candidatos o sencillamente incluyendo tu extracto en la película. Puesto que nosotros nos encargaremos de editar las secuencias no tienes que preocuparte de cortar las “tomas malas”, solo te pedimos que seas lo más creativo posible con la cámara al contar la historia y nosotros haremos el resto. Puedes incluso enviarnos fotografías, secuencias antiguas o algo totalmente abstracto con tu narrativa, queremos lograr películas visualmente interesantes, evita hablar a la cámara siempre que puedas. ¡Practica tu talento cinematográfico en su forma más creativa!

    Las películas deben durar menos de 5 minutos, pero si tienes algo más largo ponte en contacto con nosotros para que te ayudemos a enviarlo o a subirlo a la red.

    La película está inspirada por el largometraje de Scott Free London, muy aclamado por los críticos, titulado “Life in A Day” (La vida en un día) (puedes verlo aquí: http://www.youtube.com/lifeinaday) que serán los productores ejecutivos. Los productores son Ridley Scott Associates/Black Dog Films y el director es Baillie Walsh.

    Para más detalles consulta

    http://www.springsteenandi.com

    [email protected]
    Gracias,
    Paola

    http://www.rollingstone.com/music/news/bruce-springsteen-requests-fan-submissions-for-new-documentary-20121112

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]