Ambiental

British Petroleum se asume como una empresa con valores ecológicos

El logotipo de British Petroleum es amarillo con verde, con trazos de flores blancas. Hace una década lo presentó junto con el lema Más allá del petróleo, con la idea de asociar su nombre con valores ecológicos, lejos de las ideas de contaminación que se ligan a sus actividades fundamentales: extracción de petróleo y procesamiento de hidrocarburos.

Sostener ese discurso le resultará cada vez más difícil. La marca British Petroleum, de 60 años de edad, hoy está bajo los reflectores por su responsabilidad en lo que ya se cataloga como el peor derrame petrolero de Estados Unidos, fuga que a dos semanas de haberse registrado en el Golfo de México, aún no ha podido detenerse.

Cerca de la fecha del hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon la petrolera inglesa anunciaba ganancias de más de 6 mil millones de dólares para el primer trimestre de 2010, más del doble de las ganancias obtenidas en el mismo período del año anterior.

De hecho, se le considera como la tercera empresa más grande en Estados Unidos.
Estos hechos motivan más las críticas de sus detractores. British Petroleum ha asumido la responsabilidad del desastre en el Golfo de México, aunque Tony Hayward, su director ejecutivo, ha insistido en que el percance directo lo suscitó la compañía Transocean, a la que British subcontrató para hacer las tareas de perforación en aguas profundas.

Pero esta no es la primera vez que, al menos en Estados Unidos, se asocia la marca British Petroleum con estrepitosos accidentes. En 2005, su refinería de Texas explotó, dejando un saldo de 15 muertos y 170 heridos. En 2006, su oleoducto de Alaska derramó 200 mil galones de crudo, provocando lo que la Agencia de Protección Ambiental denomina el mayor derrame ocurrido en Alaska.

Por todo ello, las otras petroleras del mundo, como Petrobrás, Exxon Mobil, Shell, Chevron o Statoil, ahora temen que el accidente en el Golfo de México provoque aún mayor controversia ambiental y que eso dificulte y hasta paralice los proyectos de exploración en aguas profundas, dado que se han hecho evidentes las dificultades técnicas para detener accidentes a más tres mil metros en el océano.

Mientras llega ese debate, British Petroleum deberá dar la cara a la comunidad internacional. Al menos tiene activos para enfrentarlo: Opera en los 5 continentes y en más de 100 países, posee alrededor de 22 mil 600 estaciones de servicio y 17 refinerías. Entre sus productos se incluyen: petroquímicos, gas natural, gas licuado, gasolina, parafina, diesel, aditivos, lubricantes, etanol y otros.

Aún así, en estos días, su pesadilla corporativa no cesa en el Golfo de México.

Fuente: Wradio.com.mx

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]