Debes leer... Grupos Vulnerables Noticias RSE

Biden vs empresas tecnológicas frente al acoso sexual online

La problemática que afecta en mayor a proporción a mujeres y niñas está en la mira del presidente, sin embargo, es posible que en el camino se encuentre con complejos obstáculos.

Fue apenas hace 32 años cuando Isaac Asimov —uno de los maestros por excelencia de la ciencia ficción— dio una entrevista en donde predecía que el Internet tendría un impacto positivo para los seres humanos:

“Una vez que tengamos conexiones de computadoras en cada casa conectada a enormes bibliotecas donde cualquier persona pueda hacer preguntas y obtener respuestas… todo el mundo disfrutará de aprender”.

Su visión —como la de muchos— fue realmente optimista, considerando que el Internet se convertiría en una de las mejores herramientas para el desarrollo de la humanidad, si bien no estuvo equivocado del todo, su perspectiva y la del resto no fue capaz de ver que esta tecnología llegaría a ser un arma de doble filo.

Con tanto filo que podría de afectar principalmente a las niñas y mujeres de todo el mundo por medio de acoso sexual.

Una problemática del siglo XXI: Acoso sexual online

El acoso sexual online se produce cuando se llevan a cabo conversaciones con adolescentes o jóvenes generadas principalmente por adultos en donde desconocidos o conocidos:

  • Sienten el derecho de enviarles mensajes.
  • Intentan conseguir sus fotografías.
  • Envían solicitudes de amistad unidas a un comportamiento o acoso sexual.
  • Vigilan sus perfiles en busca de informaciones íntimas.

A la fecha la nociva situación ha escalado tanto que se reporta que en México el 40.3% de las mujeres de 12 años y más fueron víctimas, recibiendo insinuaciones o propuestas sexuales, en la Unión Europa al menos el 10% de mujeres desde 15 años en adelante lo ha padecido y en Estados Unidos está afectando de manera desproporcionada.

Un tema que el nuevo presidente electo de EE.UU. Joe Biden planea combatir dentro de sus estrategias, pero… ¿qué obstáculos podrían presentarse no solo en su camino sino en el de todos los países interesados en seguir su ejemplo?

El plan de Joe Biden

En el sitio web de Biden-Harris, la campaña dijo que convocaría un grupo de trabajo para recomendar cómo los gobiernos, las empresas de redes sociales, las escuelas y otras organizaciones públicas y privadas deberían abordar el acoso en línea.

Eso incluye abordar los vínculos entre el acoso en línea como el porno de venganza y los deepfakes y los actos de agresión fuera de línea, incluidos los tiroteos masivos.

La Administración Biden arrojará luz sobre el acoso, el acecho y el abuso en línea que ahora es una realidad demasiado frecuente para los estadounidenses, particularmente para los jóvenes y las mujeres.

El cambio cultural debe extenderse a nuestras vidas en línea, ya sea reprimiendo la ‘explotación cibernética’, el acoso en línea o el abuso digital de la pareja.

Sitio web de Biden.

No obstante, el grupo de trabajo que figura como uno de varios esfuerzos bajo el “Plan para proteger a las mujeres” del presidente electo, representa el intento más agresivo de abordar el abuso en línea por parte de una administración estadounidense, lo que podría dar lugar a nuevos enfrentamientos con empresas tecnológicas.

¿Un problema para los gigantes tecnológicos?

De acuerdo con CNBC, en los últimos meses, las empresas de redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube se han enfrentado a una mayor presión para contener la desinformación viral, la violencia, el acoso y el contenido extremista.

Si bien las plataformas se han limpiado más en el último año, los mismos problemas persisten en Internet y salieron a la luz durante las elecciones de 2020, dijeron los expertos a CNBC.

Es algo que, sin un esfuerzo específico, no se aliviará. Creo que el grupo de trabajo podría ser muy importante porque está muy claro que hay mucha desinformación en línea y discursos de odio y hemos visto cómo esa ha sido una forma significativa de dañar a las mujeres y los grupos vulnerables como los niños, niñas y las minorías.

Kathleen Carley, profesora de ciencias de la computación, ingeniería y políticas públicas en la Universidad Carnegie Mellon.

Por su parte, Lisa Fazio, profesora de psicología y desarrollo humano de la Universidad de Vanderbilt que estudia los efectos de la desinformación, mencionó:

“Considero que este plan de grupo de trabajo en particular tiene como objetivo abordar una necesidad real. Sabemos que estas plataformas son una fuente constante de acoso y amenazas en línea para las mujeres, y existe una conexión con las consecuencias extremistas”.

Enfrentando la transparencia

El plan de Biden enfatiza la “responsabilidad”, que los expertos dicen que es una necesidad para las empresas de tecnología que históricamente son reservadas sobre cómo establecen y hacen cumplir sus políticas. Los expertos señalaron la mensajería mixta de compañías como YouTube, que ha sido selectiva o evasiva en sus explicaciones de políticas.

John Redgrave, director ejecutivo de la empresa de software de detección de abusos llamada Sentropy —que cuenta con el respaldo del inversor y fundador de Reddit, Alexis Ohanian— dijo que siempre existe una preocupación por la capacidad y voluntad de las empresas para moderar el contenido de acoso, pero esas preocupaciones se han intensificado en los últimos meses.

Tenemos tan poca transparencia, por lo que es realmente imposible evaluar las medidas que se están tomando. Siempre existe la pregunta de cómo será la aplicación de la ley.

¿Cuánto tiempo les toma adjuntar etiquetas y políticas que infringen las políticas? Una etiqueta aplicada varias horas tarde es solo un poco mejor que ninguna etiqueta.

John Redgrave, director ejecutivo de la empresa de software de detección de abusos llamada Sentropy.

Los expertos dijeron que esperan una “verificación de la realidad” tanto para el público como para las empresas de redes sociales. Joan Donovan, directora de investigación del Shorenstein Center de Harvard, afirmó que YouTube puede tener el momento más difícil.

Ves a las personas que utilizan el acoso como entretenimiento y una forma de atraer la atención de su audiencia, y vemos vectores que van directamente de YouTube a otras redes muy rápidamente.

Eso y su información de cumplimiento es realmente difícil de obtener para los investigadores. Uno de los puntos débiles en la investigación de empresas de tecnología es cuán reservados son todos sobre sus capacidades. No lo descubrirás hasta que hagan algo que demuestre que ciertas acciones son posibles.

Joan Donovan, directora de investigación del Shorenstein Center de Harvard.

Carley dijo que se imaginaría un grupo de trabajo pensando en propuestas a largo plazo para cosas como auditar empresas. “Me imagino que podría haber propuestas para algo como el IRS pero, en lugar de fomentar la auditoría de las finanzas, serían algoritmos o aplicación de políticas”.

¿Las empresas de tecnología pueden diluir la problemática?

Si bien los expertos elogiaron el plan de Biden para afirmar que el grupo de trabajo incluirá personas fuera del grupo tecnológico tradicional, dicen que están particularmente preocupados por el papel que pueden desempeñar las empresas en él.

Si van con todas las grandes empresas y los think tanks actuales, van a encontrar a las personas equivocadas.

Esto ha sido estudiado muy bien durante más de una década por expertos y no creo que deba haber presencia de una empresa de redes sociales a menos que sea para consultar sobre el interfuncionamiento de sus algoritmos que son importantes. Necesita representantes de todos los ámbitos de la vida y yo no lo pondría en manos de los tipos habituales de políticas de Washington.

Kathleen Carley, profesora de ciencias de la computación, ingeniería y políticas públicas en la Universidad Carnegie Mellon.

Los expertos dijeron que lo ideal sería que las empresas tuvieran un papel de escucha, con la excepción de las solicitudes de consultoría sobre sus capacidades tecnológicas.

“No confío en que hagan cambios reales”, dijo Fazio, y agregó que le gustaría ver a científicos sociales, mujeres de color e historiadoras incluidas en este grupo de trabajo. “Han tenido muchas oportunidades de hacer cambios por su cuenta. Han demostrado que están más interesados ​​en proteger sus ganancias “.

Las empresas pueden ser un colaborador importante, pero no pueden ocupar un lugar central.

Joan Donovan, directora de investigación del Shorenstein Center de Harvard.

También afirmó que puede ver un potencial para que las empresas desempeñen un papel en la financiación de contramedidas, señalando aplicaciones móviles como Circle of Six, que ganó un desafío tecnológico de la Casa Blanca en la era de Obama destinado a contrarrestar la violencia doméstica. “La política no es un todo”, dijo. “También tendrían que pensar en tecnologías contrarias”.

¿Qué tan lejos nos encontramos de tener seguridad tecnológica y por qué estos gigantes continúan siendo reacios al impacto social que están teniendo de forma global?

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]