Ambiental RSE

Basura electrónica: cada vez la cantidad es mayor

Basura electrónica cada vez la cantidad es mayor

América Latina es la cuarta región que más basura electrónica produce a nivel mundial, ¡te contamos!

Así como la tecnología aumenta cada año, también la basura electrónica lo hace, esto lo demuestra un informe difundido por la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, donde se asegura que el volumen de la basura electrónica en todo el mundo ha aumentado en un 8%.

Se trata de un documento llamado “El monitor global de la basura electrónica 2017”, en el cual se habla de este aumento atribuido al incremento del poder adquisitivo y a la caída de los precios de los dispositivos electrónicos, además que esto supone un importante crecimiento en el riesgo para el medioambiente y para la salud.

Datos que se incluyen en el documento dicen que la cantidad de aparatos con baterías o enchufes que fueron desechados el año pasado, ascendieron a 44.7 millones de toneladas, incluidos paneles solares, celulares, neveras, televisoras y computadores. Según el documento un 20% de esa cifra se recicló. Sin embargo, lo grave es que el 76% de los aparatos terminaron en vertederos o incineradoras, reciclados de manera informal o quedaron almacenados en domicilios.

Los aparatos electrónicos y eléctricos son diversos, contiene hasta más de 200 compuestos diferentes, de los cuales varios son potencialmente peligrosos para la salud humana.

Su manejo no es como todos los demás residuos, los aparatos electrónicos no pueden ser arrojados, enterrados, incinerados o abandonados en la vía pública. Estos se tienen que separar de otros residuos, empacados en cajas y entregarlos en centros de recolección de programas posconsumo.

Hay diferentes categorías de basura electrónica:

  • Equipos de intercambio de temperatura: refrigeradores, congeladores, aires acondicionados, aparatos de calefacción.
  • Pantallas y monitores: televisores, monitores, computadoras portátiles y tabletas.
  • Lámparas: Fluorescentes, de alta intensidad y led.
  • Equipo grande: lavadoras, secadoras de ropa, lavaplatos, estufas eléctricas, impresoras grandes y equipos de copiado.
  • Equipo pequeño: aspiradoras, microondas, ventiladores, tostadoras, calculadoras, dispositivos médicos.
  • Aparatos inteligentes y telecomunicaciones: teléfonos móviles, sistemas de posicionamiento global, calculadoras de bolsillo, impresoras, computadoras personales.


Los aparatos electrónicos no pueden ser arrojados, enterrados, incinerados o abandonados en la vía pública. Estos se tienen que separar de otros residuos y ser empacados en cajas para que no hagan daño a la salud.

Twittea esta frase.


Basura electrónica en América

América Latina es la cuarta región que más basura electrónica produce a nivel mundial (6.6 kilos por persona por año), muy por debajo de Europa (15.6), Oceanía (15.2), o América del Norte (12.2) pero muy por encima de Asia (3.7) y África (1.7).

Brasil y México son los países responsables de la mayor cantidad de basura electrónica en América Latina. Brasil genera un aproximado de mil 400 toneladas al año, México mil 31 millones de toneladas, mientras que en Argentina se estima un volumen aproximado de 340 toneladas anuales.

Según Greenpeace, hay mucho por hacer. La mitad de los residuos electrónicos se acumulan en casas particulares, oficinas o depósitos; otro porcentaje estimado en un 40% se entierra o va a parar a basurales y apenas un 10% ingresa en circuitos formales o informales de reciclaje.

Uno de los mayores problemas es que el reciclaje de estos materiales es bajo, esto si se tiene en cuenta que una cuarta parte de los componentes podría volverse a usar, al tiempo que un 72% de los materiales como plásticos, metales ferrosos, aluminio, cobre, oro y níquel, son reciclables.

Brasil genera un aproximado de mil 400 toneladas al año, México mil 31 millones de toneladas, mientras que en Argentina se estima un volumen aproximado de 340 toneladas anuales.

Basura electrónica cada vez la cantidad es mayor

De acuerdo con APC, el nulo o muy escaso reciclaje de basura electrónica tiene altos costos económicos que van desde la necesidad de mantener rellenos sanitarios en constante crecimiento a los costos de depuración asociados a la presencia de metales como el plomo.

El enorme y evitable gasto energético que significa volver a extraer esos materiales y la creación de fuentes de trabajo que podría significar una gestión de residuos adecuada (se calcula que cada 1000 toneladas de Raee podrían significar hasta 200 empleos) agregan argumentos a favor de políticas claras que sepan entender este fenómeno.

Basura electrónica en México

En promedio cada mexicano consume de 10 kilogramos de dispositivos electrónicos y eléctricos al año, según datos de la iniciativa Step de la UNU, que busca soluciones para el manejo de dichos residuos.

Sin embargo, es en México donde el mercado asciende a un millón 241 mil toneladas anuales y el consumo per cápita se ubica en 10.8 kilogramos al año.

Basura electrónica cada vez la cantidad es mayor

La cantidad de basura electrónica se eleva por las tendencias de poseer varios dispositivos y de reemplazarlos en corto tiempo, aún cuando funcionan.

“Por los modelos de comercio de las empresas, aún cuando no se requiere de cambiar equipos, las organizaciones intentan que uno cambie más rápido de equipo. Todo esto tiene que ver con la obsolescencia programada, una ‘estrategia’ de las empresas para que tengan un tiempo de vida corto para consumir más”.

Tan solo en 2010, la Zona Metropolitana del Valle de México generaba 112 mil 490 toneladas de residuos electrónicos, según cifras de INECC Esto equivale a 13 millones 216 mil 422 aparatos desechados, que entonces representaban el 37% de la generación total del país.

Riesgos de acumular basura electrónica

Si los dispositivos electrónicos se encuentran en la intemperie y entran en contacto con agua, luz o humedad, se oxidan y forman líquidos que penetran en el suelo hasta llegar a los mantos acuíferos, donde se acumulan y contaminan el agua.

De acuerdo con Heberto Ferrerira, académico del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM, “la preocupación de un tiradero de equipos electrónicos es precisamente esa, si no se tiene una forma adecuada de controlarlos, finalmente van y contaminan”.

Si se queman los compuestos que integran los aparatos, se desprenden vapores perjudiciales para el sistema respiratorio. En tanto los metales pesados son otros de los elementos de mayor peligrosidad. Entre ellos se encuentran placas o tarjetas con arsénico, el platino, el cromo y el mercurio.

Basura electrónica cada vez la cantidad es mayor

Estos elementos pueden producir, vómito, diarrea, daños neurológicos, afecciones cardiovasculares, daños hepáticos y renales. Existen indicios de que pueden producir osteoporosis e incluso cáncer.

“El problema es que son tan persistentes, que una vez que entran en el ambiente y que son degradados, siguen siendo bioacumulables; se van transportando en la cadena trófica hasta afectar directamente a los humanos”.

¿Cómo revertir el camino de los daños por basura electrónica?

De todos los residuos que genera el país, únicamente el 10% se recicla. Por ello es importante promover que se procesen de manera adecuada.

Según Hugo Robles, coordinador de vinculación y responsabilidad social de Remda, empresa dedicada al reciclaje de residuos electrónicos, dijo en entrevista con la Revista Verde, que “en México no hay una cultura de reciclaje de electrónicos. La gente sigue tirándolos en la calle, piensan que al sacarlos de sus casas ya se termina el problema, pero no es así, el problema se agrava por generar problemas de salud y ambientales”.

¿Cómo ayudar?

En México hay varios programas que pueden ayudar a disminuir la cantidad de basura electrónica regada en las calles de la ciudad. Por eso, es importante que sepas que existen lugares para poder separarlos, reciclarlos y darles un mejor uso, sin contaminar al ambiente.

Reciclatón

Se trata de un programa que se lleva a cabo cada mes para recolectar los dispositivos viejos y enviarlos a reciclar.

Centros de Acopio

Sedema tiene un directorio de lugares certificados a donde se pueden llevar los residuos sólidos que requieren de un manejo especial.

Junta, entrega y recicla

Remsa brinda un servicio de recolección de basura electrónica. El costo por el transporte corre a cargo del solicitante.

La recolección, tratamiento y disposición de la basura electrónica está a cargo de las autoridades estatales y municipales en México. Sin embargo, Guillermo Román, consultor del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo considera que es pertinente hacer modificaciones en la ley para considerar a la basura electrónica como peligrosa, sobre todo por las computadoras, teléfonos, pantallas, equipos de sonido y videojuegos.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]