RSE

Banamex sigue la ruta verde de CIBanco

Grupo Financiero Banamex que dirige el también presidente de la Asociación de Bancos de México, Javier Arrigunaga, anunció un agresivo plan ecológico con el que pretende utilizar gradualmente energía sustentable en sus oficinas corporativas y sucursales. Se fijaron la meta de abastecerse para el 2017 el 80 por ciento de energía generada mediante fuentes renovables como parques eólicos e hidroeléctricas ubicadas en distintas regiones del país.

Esta es una magnífica noticia porque afirma la tendencia verde de la banca mexicana, la cual inició CIBanco, que preside Jorge Rangel de Alba, en marzo del año pasado y que, se rumora, seguirán también otros bancos que pronto harán sus respetivos anuncios.

Y estas son noticias positivas para el país porque además de cuidar el entorno ambiental en el que vivimos, también están generando productos financieros verdes que, como en el caso de CIBanco, inducen a los mexicanos vía el crédito a utilizar automóviles de bajas emisiones contaminantes, sistemas anticontaminantes en fábricas, sistemas de celdas solares para alimentar de energía eléctrica a las casas, entre otros productos.

Banamex también anunció que en el corto plazo lanzará productos de crédito para proyectos ecológicos, principalmente para las pymes, los cuales tendrán mejores condiciones en tasas de interés y plazos.

Y algo en interesante que indica CIBanco en su primer Informe Anual de Sustentabilidad, recientemente emitido, es que en estos primeros doce meses, corroboraron que la sustentabilidad no está reñida con la rentabilidad; por el contrario, afirman, “la necesidad de diseñar soluciones para contrarrestar la crisis medioambiental ha sido la oportunidad para desarrollar nuevas tecnologías e imaginar modelos de negocios alternos”.

A un año de su lanzamiento como el primer banco verde de México y del producto CIAuto Verde, con el que ofrecen financiamientos con tasas menores en caso de adquirir autos menos contaminantes, su cartera automotriz se compone ya en un 75 por ciento por ese tipo de automóviles. Igualmente han obtenido resultados semejantes en otros 9 productos financieros verdes, tanto de captación como de crédito.

Sería prudente que las autoridades financieras estimularan y apoyaran de alguna forma, quizá con el tema fiscal, a los clientes de los bancos que utilicen los esquemas financieros verdes, porque además de reducir el daño ecológico colaboran con el ahorro de energía tradicional y el impacto que ésta tiene para la economía del país.

Bancos, vivienda rural

En un ánimo inusitado de muchos bancos por acercarse a financiar vivienda a sectores desatendidos históricamente partir del esquema de garantías que ha puesto a disposición el Gobierno Federal, el Grupo Financiero Ve por Más, que comandan el experimentado banquero Antonio del Valle Ruiz y su inseparable socio Jaime Ruiz Sacristán, lanzó un programa nacional de financiamiento para auto-producción de viviendas enfocado a trabajadores que ganen menos de 5 salarios mínimos.

Este esquema se lanzó en coordinación con distintas instancias federales y permitirá abrir opciones de bienestar para trabajadores agrícolas y urbanos que podrán ser sujetos de crédito con la ventaja de contar con un porcentaje de subsidio.

El esquema tendrá alcance nacional y se instrumentará en coordinación con FIRA, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el Fondo Nacional para la Habitaciones Populares (Fonhapo) la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

Mediante este programa Banco Ve por Más amplía su abanico de productos que no sólo potencian la productividad de sus clientes, sino también mejoran su calidad de vida permitiéndoles contar con un patrimonio en sus lugares de trabajo.

El esquema de financiamiento de este joven banco es un tanto novedoso considerando que se alejada de los tradicionales sistemas crediticios de la banca. Jorge Esquer Gaytán, director ejecutivo de Agronegocios de Banco Ve por Más, explicó que los recursos serán dispersados a través de cajas solidarias, de las que los beneficiarios deben ser socios.

De esta forma el Grupo Financiero estaría haciendo banca de segundo piso, mientras que en un tercer piso la Sociedad Hipotecaria Federal y FIRA serían los que aporten el recurso, la primera en proyectos urbanos y el segundo en proyectos rurales.

Este novedoso esquema se pudo implementar por la seguridad que el Fonhapo, a través de su Fondo Nacional de Garantías para la Vivienda Popular (FONAGAVIP), está dando a los intermediarios financieros en un modelo que se puede aplicar tanto al primero como al segundo piso.

Fuente: Habitat

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]