Autobuses eléctricos, el futuro llegó – ExpokNews

¿Los autobuses eléctricos son el futuro o el futuro ya está presente? Averígualo.

Coches eléctricos, autobuses eléctricos. Es 2018 y el futuro ya llegó. ¿Qué te parece dar una vuelta en un e-bus y hablar de lo que eso significa para el medio ambiente? ¡Vamos!

Los autobuses eléctricos en la cumbre de C40 Cities

En 2017, Londres, París y Vancouver publicaron una declaración durante la cumbre de C40 Cities la cual afirmaba que, después de 2025, solo comprarían vehículos de cero emisiones, incluidos los autobuses urbanos.

Según Caroline Watson, gerente de Redes de Vehículos de Bajas Emisiones para C40 Cities, Los Ángeles ordenó 95 autobuses electrónicos en el verano de 2017 para Metro, la autoridad de tránsito de la región, mientras que otras ciudades también prometieron hacerlo pronto.

Los autobuses eléctricos en la cumbre de C40 Cities

La declaración del C40 ha desafiado a otras regiones a seguir su ejemplo; Quebec, por ejemplo, ha ordenado que solo se compren autobuses electrónicos después de 2025, y la agencia de transporte público de Edmonton lanzó recientemente una ambiciosa campaña para transformar su propia flota mediante la compra exclusiva de autobuses eléctricos a partir de 2020.


¿Los autobuses electrónicos son el futuro o el presente?

Twittea esta frase.


Estos desarrollos siguen evidentemente a ganancias significativas en el mercado actual de los buses electrónicos a batería en los últimos dos o tres años, todos ellos impulsados por baterías mejores, más ligeras y de mayor duración.

Ciudades pioneras de autobuses eléctricos

Una de las pioneras es St. Albert, una pequeña ciudad en las afueras de Edmonton que tiene a aproximadamente 65,000 residentes viajando a la ciudad. En los últimos cinco años, los funcionarios municipales han examinado activamente las oportunidades para volver “verde” su flotilla de 60 autobuses. Investigaron varias tecnologías de batería y recarga, las cuales han evolucionado rápidamente, y finalmente adquirieron los primeros tres vehículos BYD en mayo de 2017, cada uno equipado con paquetes de baterías de 270 kW.

La ciudad de Edmonton también comenzó a hacer la transición a los autobuses electrónicos después de la prueba piloto de 2015 que tuvo una compra inicial planificada de seis vehículos. Los funcionarios de la agencia de tránsito municipal dicen que sus requisitos incluyen baterías que puedan funcionar a temperaturas que descienden hasta -40°C.

Cuales son las ciudades pioneros cuando se trata de autobuses electricos

Los autobuses eléctricos y el medio ambiente

Según Tom Kumka, gerente de Flotas y Activos de St. Albert Transit, las emisiones de carbono creadas por estos autobuses electrónicos son solo la mitad de la cantidad que proviene del combustible diésel. Kumka dijo que la tecnología está aquí y ahora, y es muy emocionante.

Desde el Acuerdo de París en 2015, los gobiernos de todo el mundo han redoblado sus esfuerzos para mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de carbono. Para las municipalidades, dice Pierre Ducharme, un consultor que ha evaluado la tecnología del autobús electrónico para la Asociación Canadiense de Tránsito Urbano, el autobús diésel representa un símbolo potente y altamente visible de cómo se están acercando a estos cambios.

Sin embargo, hasta hace muy poco, varias marcas de paquetes de baterías portátiles no han tenido la capacidad de reemplazar adecuadamente el autobús municipal de 40 pies, que durante mucho tiempo ha sido el caballo de batalla obediente del transporte urbano.

No obstante, el director comercial de Proterra, Matt Horton, dijo que los híbridos, en comparación con los autobuses operados a batería, continúan siendo vehículos de alta emisión y requieren que las agencias de tránsito gasten dólares operativos para mantener dos conjuntos de tecnologías dentro del mismo vehículo. Un típico diésel híbrido obtiene alrededor de cinco millas por galón, mientras que los autobuses electrónicos de Proterra manejan un equivalente a 26 mpg.

Datos sobre autobuses electricos y el medio ambiente

Algunos autobuses pueden ser cargados “por goteo” en los garajes de autobuses durante la noche o las horas no pico, mientras que otros están diseñados para permitir un rápido repostaje en ruta. Con este último, hay variaciones: algunos sitúan la superficie de contacto en la parte inferior del autobús, lo que significa que el conductor debe colocar el vehículo sobre un punto de carga. Otros se recargan desde arriba, utilizando los llamados pantógrafos, que son estructuras trapezoidales que se levantan de la parte superior del autobús y se conectan con un punto de carga.

Los autobuses electrónicos tienen un 30% menos de partes móviles y, por lo tanto, son menos susceptibles al tipo de desgaste que requiere reconstrucciones completas de motor de combustión y tren de manejo, al contrario de lo que sucede con un autobús convencional que ha circulado por 10 años. Los funcionarios de Edmonton predicen un ahorro del 35% en los costos de operación y mantenimiento, así como un impulso de los fondos federales de tránsito para la tecnología ecológica.

La pregunta es en qué punto de todo el ciclo de vida, más los beneficios ambientales y de calidad del aire más amplios, hacen que los autobuses eléctricos sean una inversión más viable para las agencias de tránsito que tienden a operar con pérdidas financieras. Está claro que los autobuses electrónicos tienen ventajas obvias que serán más evidentes a medida que mejore la eficiencia de la batería. Debido a que no necesitan cargar un pesado motor de combustión interna y un tanque lleno de gasolina, los autobuses electrónicos son más livianos y eficientes en el consumo de energía.

De acuerdo con un nuevo estudio del Consejo Internacional sobre Transporte Limpio, los beneficios financieros y ambientales a largo plazo ahora exceden el mayor gasto de capital inicial para estos vehículos.

Estos son algunos datos:

Edad de los autobuses en varios ciudades

Numeros de nuevas compras de autobuses para 2018

Resultados estimados de compra de autobuses electricos

¿Te parece que el futuro ya llegó?

Acerca del autor

Daniela Lazovska