Ambiental Noticias RSE

Árboles en Twitter para salvar a los bosques

Árboles en Twitter para salvar a los bosques
Escrito por ExpokNews

Se pueden recoger enormes cantidades de datos reveladores a partir de sensores fijados Árboles. ¿Será la tecnología la respuesta?

En julio de 2018, un roble rojo centenario entró a la red social Twitter. La cuenta @awitnesstree, que tuitea desde el bosque de Harvard en Petersham, Massachusetts, se presenta en su biografía:

Presenciando la vida como un árbol en un entorno cambiante durante más de un siglo. Las opiniones son mías, más o menos (datos traducidos por científicos y comunicadores de HF).

De acuerdo con The Conversation, cada pocos días, el árbol actualiza a sus 9,118 seguidores. El 24 de febrero de 2020 publicó:

Los dos últimos días han sido extremadamente calurosos para febrero. ¿Cuándo va a terminar esta ola de calor?.

El día anterior, se quejaba aún más:

En 2019, siguió lloviendo y nevando. En general, fue el octavo año más húmedo que he experimentado aquí en Harvard Forest. Todos necesitamos agua, pero cuando hay demasiada, me cuesta más conseguir oxígeno y mantenerme estable en el suelo.

Ahora, tras un paréntesis debido a los problemas relacionados con la COVID-19, el Árbol Testigo vuelve a estar en línea.

Los mensajes del árbol se basan en los datos de un conjunto de sensores situados en su tronco y alrededor de él, utilizando un enfoque en tiempo real para la monitorización de los árboles, del que fue pionero el proyecto hermano TreeWatch.net, en el que se inspiró Witness Tree. Dirigido por la Universidad de Gante, TreeWatch.net creó su primer árbol tuitero en 2016, y actualmente supervisa los datos de los sensores de 21 árboles de Bélgica, Alemania, India, Países Bajos y Reino Unido.

Los sensores instalados en el Árbol Testigo de Harvard incluyen una cinta incrustada en su tronco para rastrear el flujo de agua, una clavija con resorte que empuja su corteza para monitorear la contracción y la hinchazón y una cámara para capturar el crecimiento de las hojas. Los flujos de datos continuos de estos sensores nos indican cómo afecta al árbol los cambios en su entorno inmediato. Esta tecnología aún está en pañales, pero es muy prometedora.

Analizando los datos de Witness Tree y TreeWatch.net, ya hemos aprendido que la sequía puede hacer que los estomas de los árboles —las aberturas del envés de las hojas— se cierren. Los estomas cerrados bloquean la entrada de agua, interrumpiendo el crecimiento del árbol. Por lo tanto, las sequías más frecuentes pueden conducir a una menor absorción de carbono por parte de los árboles y los bosques.

Árboles en Twitter para salvar a los bosques

Los próximos estudios indican incluso que los árboles individuales responden de forma diferente a las mismas olas de calor, y que el transporte de agua en los árboles puede reaccionar instantáneamente a la presencia de un eclipse solar. Con el sol oscurecido por la luna, los estomas se cierran como lo harían por la noche, reduciendo inmediatamente el consumo de agua.

A medida que sigamos evaluando los datos que nos llegan de Witness Tree y TreeWatch.net, seguramente aprenderemos aún más sobre cómo los árboles afectan —y son afectados— por su entorno.

Comunicación científica

El roble rojo del bosque de Harvard, junto con sus primos asiáticos y europeos de TreeWatch.net, es ante todo una rica fuente de datos científicos. Pero al mismo tiempo esos datos, cuando se convierten en tweets mediante algoritmos creados a medida, convierten al Árbol Testigo en una plataforma para la investigación de la comunicación científica.

Entre bastidores, un programa informático analiza las cifras procedentes de los sensores de Witness Tree: las compara con los umbrales preprogramados de actividad normal, busca cambios bruscos y elabora resúmenes.

Para cada dato clave, como el uso diario de agua, la dinámica del flujo de savia, la contracción del tallo y el crecimiento del tronco, los investigadores del bosque de Harvard han proporcionado al programa varias plantillas de mensajes preescritos diferentes. El programa elige una de estas plantillas, inserta los datos pertinentes y publica el mensaje completo en Twitter como si fuera la propia voz del árbol.

Dado que los mensajes se eligen al azar entre las plantillas, pueden utilizarse como campo de pruebas para estudiar cómo el público prefiere relacionarse con diferentes temas y estilos de escritura.

Los resultados preliminares sugieren, de forma un tanto sorprendente, que los seguidores del Árbol de los Testigos se interesan por igual por los tuits basados en datos y los basados en narraciones. La adición de elementos multimedia -imágenes, vídeos o visualización de datos- genera más respuestas, likes y retweets. Los mensajes que se refieren directamente al cambio climático parecen atraer la mayor atención.

El futuro

Para acceder a más datos, tanto el proyecto Witness Tree como TreeWatch.net se están ampliando. El único Árbol Testigo pasará pronto a formar parte de una red forestal repartida por zonas urbanas, suburbanas y rurales para estudiar el funcionamiento de los árboles en diferentes entornos.

Los futuros árboles testigo, dotados de sensores de partículas finas sensibles a la mala calidad del aire, podrían ayudar a concienciar sobre los factores de estrés ambiental a los que se enfrentan tanto los humanos como los árboles.

Los nuevos árboles monitorizados por TreeWatch.net medirán la pérdida de carbono debida a la respiración de los árboles, allanando el camino para una contabilidad de carbono más precisa. Si comprendemos mejor cómo contribuyen los árboles al ciclo del carbono, estaremos en mejor posición para reducir la producción de carbono a nivel mundial.

A largo plazo, Witness Tree y TreeWatch.net pretenden trabajar juntos para construir una amplia red internacional de árboles que tuitean: en otras palabras, una Internet de los árboles. Los datos de esta “Internet” proporcionarán información inestimable sobre el bienestar de nuestros ecosistemas forestales, desde la detección de signos tempranos de sequía y el seguimiento del impacto de plagas y patógenos hasta la previsión del flujo de savia para la producción de miel de maple.

A medida que hemos ido aprendiendo más sobre cómo interactúan los árboles con los ecosistemas que definen visualmente, los árboles han sido representados a menudo como criaturas sociales en investigaciones recientes y escritos populares. En cierto modo, Witness Tree y TreeWatch.net se basan en esta idea al dar a sus árboles una voz humana. Utilizan la personificación como herramienta para comunicarse eficazmente con un amplio público.

Pero sería contraproducente tomarse esta metáfora demasiado en serio, porque la voz de cada árbol es en realidad una ficción alimentada por mensajes automatizados. En realidad, son los datos los que hablan, y la historia que cuentan los datos es la realidad brutalmente honesta del cambio medioambiental.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario