Gobierno RSE

AMLO pide diálogo a empresas sobre tarifas eléctricas, ¿aceptarán?

Empresas generan energía renovable y por ello pagan menos a la CFE, no incurren en ningún tema ilegal pero ahora son criticadas por el Presidente.

Erika Barón

A pesar de que empresas del tamaño de Bimbo, Walmart y FEMSA no cometen ilegalidad por los pagos de tarifas eléctricas que realizan, hoy están en la mira de las críticas del Presidente, quien no ha dejado de insistir en los últimos días que los pagos que realizan están determinados de manera más favorable a la de cualquier consumidor doméstico.

El debate escaló a tal punto en los últimos días, luego de que el pasado viernes y este lunes, durante su conferencia matutina, López Obrador criticara la ética de grandes empresas por verse beneficiadas con subsidios que les permiten pagar hasta 4 veces menos que la ciudadanía por la energía que utilizan.

López Obrador detalló en una gráfica que Bimbo, Walmart y Oxxo sólo pagan 1.7 pesos por Kilowatt/hora, mientras que un hogar de clase media o una tienda de abarrotes paga 2.3 pesos por kilowatt y calificó como ”un descaro” que dos de ellas se hayan amparado contra la reforma eléctrica para seguir manteniendo subsidios.

“Cómo es posible que una familia de clase popular o un dueño de una tienda de abarrotes paga hasta 4 veces más que lo que paga un Oxxo. ¿Cómo le hicieron? lograron contratos especiales porque se reformaron las leyes o porque supuestamente son generadores de energía limpia, pero el resultado al final es que tienen un subsidio y quien paga el subsidio es el pueblo”, refirió el mandatario.

Empresas responden

En respuesta a estas declaraciones, el pasado 19 de marzo, FEMSA declaró a través de un comunicado que “el 70.1% de las tiendas Oxxo en México son abastecidas por fuentes renovables mediante contratos con cinco parques eólicos, y que este suministro no ha ido en perjuicio del país”.

“En promedio, cada tienda conectada a un parque eólico paga 14 mil 052 pesos al mes por energía renovable. Este costo incluye, por cada tienda, una serie de pagos a CFE como porteo, uso de líneas de transmisión y un complemento que es un cargo fijo por formar parte de la red eléctrica nacional. Casi 30% de nuestras tiendas no se surten de energía eólica sino totalmente de la CFE, por lo que el pago promedio mensual se va directo a esa empresa del Estado”.

Bimbo, por su parte, informó que el 80% de la energía eléctrica consumida por la empresa ya provenía de fuentes limpias, contribuyendo de manera decidida al cuidado del medio ambiente, equivalente a reducir la emisión de cerca de 400 mil toneladas de CO2.

Por su parte, Walmart decidió reservar sus declaraciones al respecto, pero de acuerdo con el informe “Informe Financiero y de Responsabilidad Corporativa” en 2020, 63% del consumo total de energía proviene de fuentes sustentables, con una reducción de 2.8%  en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 2019.

¿Diálogo de sordos?

Antonio Ocaranza, director de OCA Reputación, consideró que la postura del Presidente representa un retroceso de 20 años en la materia, “pues nos vamos a quedar con plantas que consumen petróleo, carbón o derivados del petróleo, en lugar de orientarnos hacia el uso de recursos renovables”.

“Por un lado, las empresas que utilizan energía limpia y de menor costo lo hacen porque está en su interés ahorrar y generar mayores utilidades, pero además hoy en día se tienen compromisos internacionales de generar y utilizar energías limpias, de reducir emisiones de carbono, desarrollar inversiones que permitan tener una huella ambiental menor, hay una gran convicción de que hay que trabajar por un mundo mejor y en términos de responsabilidad social las empresas actúan correctamente”, declaró el especialista en entrevista a Expok.

Sin duda, agregó, la ley es para sentar a las empresas a negociar, pero las empresas piensan que no tienen por qué sentarse a cambiar las reglas “en algo que la ley permite y en lo que se invirtió una cantidad considerable”, pues la ley estaba hecha para estimular este tipo de acciones y eso es lo que ha hecho con el paso de los años, opinó.

“En su génesis (de esta ley) está el cambiar el mercado eléctrico. Es una lógica más política que de medio ambiente, y esto quiere decir que si las empresas apelan al diálogo y cambian lo que a Obrador no le gusta ya no aplicará la ley”, comentó.

Dijo que ya no se trata sólo de atacar a las empresas que generan electricidad, como lo ha hecho con Iberdrola, sino que ahora también se busca atacar a las empresas que consumen energía renovable de las que la generan (Bimbo y Walmart). “No es cuestionable su ética por esta situación, lo que todos queremos es pagar menos, simplemente es de su interés apoyar los beneficios al medio ambiente y afortunadamente eso les permite ahorrar”, resaltó Antonio Ocaranza.

¿Por qué pagan menos?

Victor Ramírez, vocero en Plataforma México, Clima y Energía, explicó que las tarifas que cada empresa paga son legales, pues a partir de 1995 surgió la figura del autoabastecimiento, un modelo que permite a cualquier empresa instalar su propia unidad de generación eléctrica en México, y así, solo pagar a la CFE uso de líneas de transmisión, distribución y el control del sistema, conceptos de pago que marca cualquier recibo de luz.

Destacó que fue así como el sector privado decidió apostar por la creación de parques eólicos e invirtió en el desarrollo de líneas de transmisión, cuyo costo aproximado era de 120 mil dólares por cada megawatt, infraestructura que fue donada al gobierno a cambio de un descuento en la tarifa de transmisión.

Otra opción que tienen las empresas para pasar al mercado eléctrico fueron los contratos con un suministrador de servicios calificados y, mediante éste, sólo pagan a la CFE la transmisión y la distribución. “Si la empresa está conectada en alta tensión, sólo pagará transmisión pues no usa distribución”.

En cualquiera de los casos las empresas sólo se ven con la obligación de pagar por la transmisión y distribución de energía, actividades que sólo la CFE lleva a cabo, pues ellas generan su propia energía, es decir, “de pagar mil 500 pesos de costo de generación a la Comisión pasan a pagar sólo 700 pesos a los privados por cada megawatt hora”.

“Si revisas tu recibo eléctrico tienes un monto de pago por transmisión, que incluye el costo de la operación de mantenimiento y el costo de desarrollo en infraestructura, por eso las empresas pagan poco, no es porque no quieran pagar lo que deben sino porque pagan únicamente los servicios que usan”, concluyó.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]