Knorr lanzóuna iniciativa llamada 50 Alimentos del Futuro la cual promueve el consumo de vegetales nutritivos y sustentables.

Con el fin de promover una alimentación sustentable, diversa y saludable, la marca de alimentos Knorr en alianza con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WFF) y expertos en nutrición, agricultura y sustentabilidad presentaron la iniciativa 50 Alimentos del Futuro, que promueve el consumo de vegetales nutritivos y sustentables.

Se trata de un proyecto que surge debido a la preocupación de la industria de alimentos, y a que el 75% del suministro mundial proviene de sólo 12 plantas y cinco especies animales.

El consumo y la producción de los alimentos se encuentran relacionados con la disminución en la diversidad de plantas y animales en la agricultura.

Además, la dependencia excesiva de los alimentos de origen animal representa una amenaza para la seguridad alimentaria por lo que traería serias consecuencias para nuestros ecosistemas naturales.

De acuerdo con Lourdes Castañeda, vicepresidenta de Mercadotecnia de la Categoría de Alimentos de Unilever México y Caribe, para obtener fuentes de proteínas de origen animal se requieren muchos más recursos que los empleados para producir alimentos de origen vegetal. La agricultura total representa alrededor de un cuarto de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, de las cuales aproximadamente 60% se debe a la agricultura animal. Esta realidad conlleva a que nuestros hábitos alimenticios sean la mayor causa de nuestra alta huella ambiental”.

Alimentación sustentable; un reto de Knorr

Cabe resaltar que la lista de 50 alimentos se creó ante la necesidad de guiar a las personas a cambiar sus hábitos alimenticios y ayudar a proteger al planeta y mejorar nuestra salud.

En México, de 50 alimentos que se encuentran en la lista, están de fácil alcance 17, que son: espinacas, berros, nopales, kale o col rizada, flor de calabaza, germen de alfalfa, jícama, camote, frijoles negros, habas, garbanzos, lentejas, quinoa, amaranto, arroz salvaje, linaza y ajonjolí.

La sustentabilidad en los alimentos es importante ya que según la vocera de Unilever, “todos deberíamos participar en hacer que el sistema alimentario sea más sustentable y por ello, con el Plan de Vida Sustentable lo trabajamos desde nuestra cadena de suministro extendida que incluye todas nuestras materias primas y actualmente, en México 100% de los principales 13 vegetales y hierbas que usamos en nuestros caldos y sopas Knorr, y 100% de las frutas que usamos para nuestros helados y paletas Holanda provienen de fuentes sustentables”.

De acuerdo con Knorr, esta es la lista de los 50 alimentos del futuro:

  • Alga: alga marina de Laver y alga Wakame.
  • Cactus: nopales.
  • Hortalizas de frutas: flor de calabaza, okra y tomates anaranjados.
  • Setas: setas Enoki, setas Maitake y níscalos.
  • Raíces: salsifí negro, raíz de perejil y rábano de carámbano blanco.
  • Tubérculos: raíz de loto, UBE, jícama y camote.
  • Frijoles y legumbres: frijoles negros, adzuki, Marama, mung, de soja, habas, lentejas, vigna subterránea, y vigna unguiculata.
  • Cereales y granos: amaranto, quinoa, arroz integral, trigo sarraceno, trigo Khorasan, trigo espelta, mijo africano, mijo Fonio y teff.
  • Hojas verdes: hojas de remolacha, grelo, col verde, moringa, pak-choi, hojas de calabaza, col morada, espinacas y berros.
  • Nueces y semillas: linaza, semillas de cáñamo, ajonjolí y junglans.

Líderes de la marca hablaron en el Foro y se enfocaron también en la promoción de mejores prácticas alimenticias.

Según, Fabrice de Clerck, director de Ciencias de EAT, fundación sin fines de lucro para catalizar una transformación del sistema alimentario, “los cambios en la dieta hacia ingredientes más diversos y basados en plantas, y una promoción de sistemas de producción sostenibles, pueden ayudarnos a alcanzar nuestro objetivo de alimentar a 10 mil millones de personas para 2050, dentro de los límites ambientales”.

Por su parte, Dorothy Shaver, vocera de nutrición y sustentabilidad de Knorr afirmó:

“No es necesario que todos dejen de comer carne. Sin embargo, puede lograrse una diferencia haciendo pequeños cambios como sustituir el arroz blanco por uno de los otros granos de la lista”.

La iniciativa hace hincapié en que no se deben seguir demandando los mismos productos una y otra vez, y que la diversidad de consumo es una de las herramientas que nos ayudará a poder tener seguridad alimentaria en el futuro.

Hoy en día la producción de alimentos es la segunda causa del cambio climático. En 20 años va a ser la primera causa. Muchos de los ingredientes con los que amamos cocinar y que amamos comer también están amenazados. Algunos expertos dicen que nuestros nietos ya no tendrán vino, café, chocolate, crustáceos y nueces. Por eso la importancia de este reporte. No podemos ser cocineros y no ser responsables de lo que la gente come y de la forma en que estamos haciendo que se coma”, asegura Sam Kass, ex chef de la Casa Blanca y consejero de políticas de nutrición durante la administración de Barack Obama.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.