Noticias

Alargue su vida ayudando

Las personas que ayudan a otras de forma voluntaria, viven más en promedio que quienes no lo hacen.

Un estudio de la Universidad de Michigan reveló que quienes ofrecen a otros su energía, tiempo y alegría pueden ver un bien en su salud, el cual les puede llevar a tener una vida más larga.

Sin embargo, quienes hacen trabajo voluntario por algún tipo de beneficio personal no viven, en promedio, más tiempo que los que nunca han realizado alguna obra en favor de sus semejantes.

En este caso se encuentran las personas que ayudan para disfrutar el contacto social, para salirse de su casa, escapar de sus propios problemas o explorar su potencial.

La investigación

Sara Konrath, psicóloga social en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la Universidad de Michigan, junto con sus colegas Andrea Fuhrel Forbis, Alina Lou y Stephanie Brown, analizaron datos de hombres y mujeres mayores de 65 años.

En términos generales encontraron que 57 por ciento de los encuestados había realizado, por lo menos, algún tipo de trabajo voluntario en los 10 años anteriores.

A los participantes se les contactó 4 años más tarde y hallaron que sólo 2.3 por ciento de los voluntarios había muerto, comparado con 4.3 por ciento de quienes no habían ofrecido ayuda.

También encontraron que es relevante cuánto esfuerzo habían puesto las personas: sólo 1.8 por ciento de quienes fueron regularmente voluntarios ya había fallecido, comparado con 2.5 por ciento de los que lo hacían en ocasiones.

Lo que realmente representó una diferencia fue el motivo por el cual lo realizaban, y cuanta mayor importancia asignaron a las razones orientadas hacia el prójimo, más probable resultó que siguiesen vivas esas personas.

Cerebro y estrés

La investigadora Konrath agrega que el trabajo hecho por su colega Brown ha demostrado que la preocupación por otras personas lleva a actuar de la misma forma en la que opera con las madres o quienes brindan cuidados.

“Este sistema incluye un conjunto de pensamientos, emociones y circuitos neurológicos y psicofisiológicos que ayudan a desactivar las respuestas al estrés y activar hormonas, tales como la oxitocina, que restauran la función fisiológica.

“Básicamente, se amortigua el estrés de la persona que brinda cuidado y se promueve su bienestar”, explica.

La psicoterapeuta María Eugenia González Lebre añade que ayudar voluntariamente llena de placer y de gozo porque se liberan endorfinas.

“A nivel emocional, por la sensación que mi cuerpo experimenta, por lo que el acto, la palabra o la sonrisa hace, nuestro cuerpo se llena de un satisfactor tan completo que logra que la persona se sienta en plenitud”, dice.

A nivel intelectual, comenta que el haber cumplido con lo que le corresponde en responsabilidad y libertad, ayuda a que el ser humano se sienta parte del otro como de sí mismo.

Más hipótesis

Existen múltiples estudios que apuntan a beneficios a la salud que recibe quien realiza trabajo voluntario.

Según el organismo estadounidense Corporation for National and Community Service, quienes donan su tiempo a los necesitados tienen mayor longevidad, menores índices de depresión y baja incidencia de males del corazón.

Estas conclusiones se basan en más de 30 diferentes investigaciones.

En una encuesta planteada en 2010 por UnitedHealthcare, empresa dedicada al cuidado de la salud, más de 68 por ciento de quienes ayudaron al prójimo dijeron que esta acción les hacía sentirse más sanos; 89 por ciento, que incrementó su sensación general de bienestar y 73 por ciento, que su grado de estrés se redujo.

Peggy Thoits, profesora de sociología en la Vanderbilt University, dirigió otro estudio en el que dividieron a 3 mil 617 personas en aquellas que realizan voluntariado y las que no.

Las primeras fueron las que reportaron mayor felicidad, autoestima y salud física que las segundas, quienes resultaron ser más propensas a la depresión.

Por su parte, Paul Arnstein, del Boston College, analizó a gente que padecía dolor crónico y quienes brindaron su tiempo en ayudar a otros posteriormente reportaron una disminución en su propio malestar.

¡A hacerlo de corazón!

Las siguientes son algunas de las fundaciones en donde se puede realizar trabajo voluntario.

RISATERAPIA, AC

· Tel. 5260-4804

http://www.risaterapia.org

SISTEMA CRIT

· Tel. 5321-2223

www.teleton.org.mx/sistema-crit

CASA DE LA AMISTAD PARA NIÑOS CON CÁNCER

· Tel. 3000-6900

www.casadelaamistad.org.mx

AMANC

· Tel. 5513-7111

www.amanc.org

ALZHEIMER MÉXICO

· Tel. 5280-4202

www.alzheimermexico.org.mx

FUNDACIÓN CASA ALIANZA MÉXICO

· Tel. 029-1450

www.casa-alianzamexico.org

Fuente: Reforma, Suplemento Navidad, p. 1.
Por: Dalila Carreño.
Publicada: 16 de diciembre de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

alargue-ayudando

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario