Debes leer... Entendiendo la Responsabilidad Social

Al demonio con el carbono, dice Heineken. Conoce qué es Drop the C

Conoce qué es Drop the C

Si mandamos el carbono al demonio, se queda el oxígeno. Heineken juega con las palabras en nombre de la energía renovable. ¡Conoce qué es «Drop the C»!

Heineken cree que el crecimiento de un negocio y la sustentabilidad van de la mano. Esta es la razón por la cual su estrategia de sostenibilidad Brewing a Better World es una de las prioridades comerciales. Este modelo garantiza que Heineken cumple con sus prioridades, tanto a nivel global como local.

Como resultado del Acuerdo COP21 de París, Heineken aumentará sus esfuerzos para reducir las emisiones a través de la nueva plataforma que conecta a todos en la empresa. El programa se llama «Drop the C».

Heineken establece una nueva ambición para reducir las emisiones de carbono. ¿Qué es Drop the C?

Heineken anunció su programa “Drop the C” para energía renovable. Con esto, la compañía pretende aumentar su cuota de energía térmica renovable y electricidad del 14% al 70% para 2030.

Que es Drop the C el nuevo programa de Heineken

La marca tiene el objetivo de impulsar un cambio real hacia la energía renovable y, por lo tanto, no comprará productos desagregados certificados para cumplir sus metas de reducción. Además, establecerá nuevos objetivos de emisión para la distribución y la refrigeración y, por primera vez, también para el envasado. Heineken se comprometió a establecer objetivos basados en la ciencia para estas áreas en los próximos dos años.


Esto es lo que necesitas saber sobre el nuevo programa de Heineken, «Drop the C».

Twittea esta frase.


La visión de Heineken para la energía renovable, «Drop the C», está inspirada en la idea de que al quitar la «C» del CO2, solo queda el oxígeno (O2). El juego de palabras también se trata de asegurar que los niveles del mar no continúen aumentando.

Infografia que es drop the C el nuevo programa de Heineken

Opiniones del CEO de Heineken

Desde 2008, las emisiones de carbono en las fábricas de cerveza Heineken han disminuido en un 41% y en 2017 la compañía alcanzó los objetivos de emisiones en producción que tenía planeados para 2020.

Según Jean-François van Boxmeer, presidente de la Junta Ejecutiva y CEO de Heineken, con los avances realizados en la reducción de emisiones de CO2, ahora es el momento adecuado para establecer nuevos objetivos. Él dijo que cuando visite las cervecerías, quiere ver que están funcionando con verdadera energía verde y que la marca no está logrando los objetivos por medio de la compra de certificados desglosados.

Boxmeer, quien recientemente se unió a la Iniciativa CEO de Liderazgo Climático en el Foro Económico Mundial en Davos, dijo: «Más allá de la producción, la distribución y la refrigeración, también analizaremos de cerca nuestro envase, ya que representa una parte importante de nuestra huella de carbono. El empaquetado es un área donde las reducciones serán más difíciles de lograr porque simplemente no podemos hacer esto solos. Invitamos a nuestros socios comerciales y otros a trabajar con nosotros para reducir las emisiones en nuestro negocio».

Objetivos para reducir las emisiones de carbono en la producción

Heineken se compromete a aumentar su participación de energía renovable en la producción del 14% actual (energía térmica renovable y electricidad combinada) al 70% para 2030. Esto implica un objetivo de reducción del 80% en emisiones de carbono en comparación con el año base 2008. Durante 2017, la marca empezó varios proyectos en todo el mundo que contribuirán a lograr la ambición del 2030. Los objetivos serán verificados externamente por la iniciativa Science Based Targets.

La compañía toma en cuenta que su diversa y extensa huella geográfica plantea un desafío, ya que incluye muchos países de África, Asia y América Latina donde las soluciones de energía renovable no están disponibles.

La huella energética de Heineken en la producción es impulsada por la energía térmica (alcance 1 del Protocolo GHG), que utiliza para calentar las calderas empleadas en la elaboración de cerveza, y por la electricidad necesaria para el proceso de producción (alcance 2 del Protocolo GHG). Hoy, la división de esta combinación energética es 70% térmica y 30% electricidad.

La compañía ya ha incursionado en la electricidad renovable usando energía solar y eólica. Su fábrica de cerveza en Massafra, Italia es una de las cervecerías solares más grandes del mundo con una capacidad de 3,3 MW, mientras que la fábrica de cerveza Göss en Austria es carbono neutral. En Singapur, Heineken está elaborando cerveza con energía solar y en los Países Bajos, la empresa utiliza energía eólica y solar. Actualmente, el 29% del uso de electricidad global de Heineken es renovable.

Hoy, el 7% de la energía térmica utilizada por Heineken es alimentada por biomasa y biogás. Avanzar en la energía térmica renovable es mucho más difícil de lograr que la electricidad. La energía térmica renovable a menudo se autoproduce y debe ser confiable para mantener las cervecerías en funcionamiento. Además, hoy hay muy pocas soluciones comerciales disponibles.

Sin embargo, la compañía también ha experimentado el impacto positivo que las soluciones térmicas renovables pueden tener en las comunidades en las que opera. El desperdicio improductivo de las comunidades puede convertirse en energía y proporcionar ingresos a la población local. En Vietnam, por ejemplo, la empresa compra cáscaras de arroz de los agricultores locales para calentar sus calderas. En Brasil, una nueva caldera de biomasa se prendió en 2017 en la fábrica de cerveza de la empresa en Ponta Grossa, utilizando exclusivamente astillas de madera de empresas de reforestación certificadas.

Heieneken Brasil caso de exito

El futuro de Heineken

Heineken continuará embarcándose en proyectos de reforestación que ayuden a compensar las emisiones de carbono, y en planes enfocados en la preservación del agua. Actualmente la empresa tiene proyectos de reforestación en México, España e Indonesia.

Internamente, Heineken comenzará a probar Carbon Shadow Pricing para ayudar a impulsar decisiones de inversión e innovación sostenibles.

Ambición renovada para distribución, refrigeración y envasado

Heineken establecerá nuevos objetivos de reducción de emisiones para la distribución, refrigeración y el envasado en los próximos dos años. Estas tres áreas de enfoque, parte del alcance 3 del protocolo GHG, son difíciles de abordar y ni Heineken ni la industria pueden impulsar una reducción en las emisiones de carbono por sí mismas.


Conoce todo sobre el nuevo programa sustentable de Heineken, «Drop the C».

Twittea esta frase.


  • Para su distribución, la compañía ampliará su alcance de reducción, que actualmente solo cubre América y Europa.
  • Para la refrigeración –un área de enfoque en la que Heineken ha estado comprando refrigeradores verdes desde hace años–, la compañía definirá nuevos objetivos de reducción.
  • Para los empaques, alcanzar los objetivos de reducción será más desafiante dado que requiere una amplia colaboración y cambios en el comportamiento del consumidor.

Por lo tanto, Heineken se compromete a trabajar con la industria, los proveedores, los gobiernos, los clientes, los consumidores y otros grupos de interés relevantes. La colaboración, por ejemplo, será necesaria para aumentar la tasa de reciclaje de los materiales utilizados en latas y botellas, reducir la cantidad de vidrio y otros materiales empleados en los envases y para ayudar a los proveedores a utilizar la energía renovable en sus fábricas.

Ahora que sabes qué es «Drop the C», ¿eué te parece este esfuerzo de Heineken? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact